Neuschwanstein, el Castillo de la Cenicienta

Los castillos son estructuras defensivas medievales que la industria cultural ha convertido en edificios románticos, de cuentos de hadas. ¡Como si la vida dentro de ellos y a su alrededor hubiera sido tranquila y hermosa!

Europa está plagada de castillos así, algunos están enteros, otros en ruinas, otros directamente son historia. Este vínculo castillo medieval – romanticismo hizo que nuevos castillos vieran la luz ya no en la Edad Media sino mucho más recientemente. Uno de ellos es el Castillo Neuschwanstein.

El Castillo Neuschwanstein

castillo NeuschwansteinLa moda de los romántico, en la arquitectura y en las Letras, es una moda del siglo XIX y este castillo no deja de ser un ejemplo de ese romanticismo. Es un castillo de estilo revival romanesco, el típico castillo de hadas que uno imagina cuando lee las historias de los Hermanos Grimm.

Está en el sudoeste de Bavaria, Alemania, sobre una colina y rodeado de bosques. Fue construido en el siglo XIX por órdenes de Ludwig II de Bavaria en honor al músico y compositor Richard Wagner y era tal la admiración que le tenía que parece que lo pagó de su propia fortuna personal.

castillo Neuschwanstein

Cuando Ludwig era pequeño solía pasar aquí algunas temporadas. Por entonces en las colinas había tres castillos medievales más o menos en ruinas: el Hinterhohenschwangau, el Vorderhohenschwangau y el Schanstein. Todos rodeados de verdes bosques y algunos lagos alpinos profundamente azules.

Por aquí paseaba el pequeño Ludwig antes de convertirse en soberano así que cuando logró la corona en 1864 puso manos a la obra y sobre las ruinas de dos de los castillos otro nuevo empezó a nacer. Él lo bautizó Nuevo Hohenschwangau pero a su muerte se convirtió en el Neuschwanstein de hoy.

castillo Neuschwanstein

Sin dudas este es un claro ejemplo de un castillo medieval visto a través de la mirada de un romántico y como Ludwig II se ocupó de aprobar y desaprobar todo lo que el arquitecto y el constructor le traían también lleva su propia firma.

Las obras comenzaron en 1869 y para 1882 estaban terminadas. Dos años después el rey pudo mudarse aunque todavía había obreros aquí y allá y los decoradores seguían dándole vida a los salones interiores inspirados muchos de ellos en las sagas operísticas de Wagner.

interior castillo Neuschwanstein

Aún así, con alrededor de 200 salones interiores contando los de servicio, no se terminaron más de quince, aunque los avances técnicos que tiene son notables (calefacción central, sistema de campanas de servicio a batería, agua caliente corriente e inodoros que se recargaban automáticamente). ¡Genial!

Lamentablemente el rey solo pasó once noches en el castillo pues murió en 1886. Aunque él no quería saber nada con abrirlo al público a su muerte su sucesor sí lo hizo para balancear los costes de la construcción.

castillo Neuschwanstein por dentro

Lo cierto es que todos los que iban pagaban entrada y pronto se convirtió en un buen negocio. Al convertirse Bavaria en una república el castillo pasó a manos del Estado. Su lejanía hizo que la Segunda Guerra no pudiera dañarlo aunque los nazis lo usaron como almacén de lo que robaban de Francia.

Hoy en día más de un millón de personas visitan el Castillo Neuschwanstein así que si quieres ser una de ellas, lee las recomendaciones, consejos e información práctica a continuación:

Información para visitar el Castillo Neuschwanstein

camino hacia el castillo Neuschwanstein

El castillo está en la ciudad de Fussen, a solo tres kilómetros de distancia, Está muy cerca de Munich así que si estás en la capital de Bavaria puedes hacerte una escapada y conocerlo.

Estos son los horarios de visita:

  • entre el 19 de marzo y 15 de octubre abre de 9 am a 6 pm
  • entre el 16 de octubre y el 18 de marzo abre de 9 am a 4 pm.
  • abre todos los días menos el 1 de enero y 24, 25 y 31 de diciembre.

Hay visitas guiadas en inglés y en alemán pero si hablas otro idioma puedes aprovechar las audioguías que están disponibles en francés, español, japonés, italiano, eslovaco ruso, polaco, chino y algunos idiomas más. El tour dura media hora.

castillo Neuschwanstein de lejos

Los tickets puedes comprarlos en la aldea de Hohenschwangau, a los pies del castillo y sí o sí debes comprarlo antes de subir a ver lo. El camino puedes hacerlo a pie, es una hermosa caminata y escalada, entre árboles. Para llegar a la aldea puedes tomar un autobús, el 73 o el 78 desde Fussen.

La caminata entre Hohenschwangau y el castillo es de 30 a 40 minutos desde la taquilla al castillo, kilómetro y medio colina arriba. Puedes ir a pie o en carruaje tirado por caballo pero no pueden dejarte a las puertas del castillo mismo y lo hacen a unos 300 metros de la entrada.

carruaje tirado por caballos rumbo castillo Neuschwanstein

En octubre de este 2016 cobraban 6 euros por subir y 3 euros por bajar. La compra del ticket es directa con el conductor del coche. Estos carruajes funcionan todo el año entre el Hotel Müller y el Neuschwanstein sin horario fijo y según demanda. No pueden reservarse y si hay nieve o hielo en la carretera no viajan.

mapa del castillo Neuschwanstein

Otra opción es el autobús aunque tampoco te dejan justo en el castillo, por cuestión de espacio. Pasa por Bleckenaustrasse y va al Punto Panorámico Jugend, Marienbrücke, sobre el castillo. Desde aquí hay que caminar colina abajo unos 600 metros hasta la entrada.

camino para llegar al castillo Neuschwanstein

El autobús cuesta 1, 80 euros la subida y 1 euro la bajada y el ticket ida y vuelta 2, 60 euros. Funciona todo el año, saliendo de Schlosshotel, según la demanda y sin reservar.

La compra del ticket del castillo te habilita para entrar a un horario determinado pues la visita es siempre guiada. Los tours comienzan puntualmente así que no hay que llegar tarde porque entonces pierdes el tour. Si vas en temporada alta los tickets pueden venderse completamente así que conviene programar y comprar o reservar por anticipado.

ticket entrada castillo Neuschwanstein

Se puede reservar hasta dos días antes, pero se paga un extra. El precio del ticket por adulto es de 12 euros y los niños y menores de 18 años no pagan. Puedes aprovechar y comprar algún ticket combinado:

  • Königsticket: incluye la entrada al Castillo Neuschwanstein y al Hohenscwangau el mismo día por 23 euros.
  • Kombiticket Königsschlösser: es un ticket combinado de los palacios de Ludwig II, valido durante seis meses y con un precio de 24 euros.

Finalmente, si tienes problemas de movilidad te cuento que el castillo tiene un elevador que pueden usar incluso personas en sillas de rueda. La idea es que nadie se quede sin hacer el tour así que el elevador tiene una puerta con 0,85 metros con 1, 30 metros de profundidad.

Hay un restaurante en el segundo piso del castillo, Café & Bistro, en el que se puede comer y beber algo tras el tour. En ese mismo piso hay además un show multivisión sobre el rey y sus castillos, y en las puertas de salida hay un restaurante

¿Quieres reservar una guía?

Un comentario

  1.   pedro alberto dijo

    seguro,todos sabemos que al tio gilitito le gustaban los alemaness

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *