Nueva normativa para el rastro

La futura ordenanza de venta ambulante, que se está tramitando desde la concejalía de Participación Ciudadana y Consumo, pretende sustituir al reglamento actualmente en vigor que data de 1999 y que obligará a los vendedores del rastro a emitir factura además de tener que exponer los precios de venta de los productos y tener hojas de reclamaciones a disposición de todos los clientes.

rastro

La propia concejala de Consumo declaraba que posiblemente eso será lo que más cueste no solo a los compradores sino a los vendedores, algo a lo que muchos de ellos no están acostumbrados, según reconoce tras haber preparado un borrador con la Asociación de Vendedores Ambulantes.

Además habrá que perfilar un consenso entre el Ayuntamiento y los vendedores ambulantes para que pueda hacerse efectiva esta imposición municipal y también de igualar la estética de todos los puestos que hay en el tradicional rastro gijonés, algo que quitaría ese “encanto” kitch con el que cuenta este lugar.

Actualmente hay unos 756 puestos, cada uno de ellos de unos cinco metros cuadrados aunque cualquiera puede tener varios puestos unidos. Y de estos puestos son 558 los dedicados a la venta de productos nuevos, 192 a los de segunda manos y 6 a la numismática y filatelia.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Noticias

Absolut Gijón

Todo lo que necesitas saber sobre Gijón, una de las ciudades que merece la pena visitar para disfrutar de lo que tiene que ofrecerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *