Cómo organizar unas vacaciones en familia

Pasos para organizar unas vacaciones familares

Organizar unas vacaciones en familia, no siempre es una tarea sencilla. Porque son gustos diferentes y tenemos que intentar que todos queden satisfechos. Son días para relajarnos y no queremos que haya problemas. De ahí que lo mejor es seguir una serie de pasos o de consejos y triunfar.

Si siempre tienes muchos quebraderos de cabeza cuando intentas organizar unas vacaciones en familia, a partir de ahora ya no vas a tener ningún tipo de problema. Porque siempre hay soluciones prácticas que debemos tener en cuenta. Llegan los días de ocio y todos queremos disfrutarlos. ¿Quieres saber cómo?.

La decisión del destino se toma en conjunto a la hora de organizar unas vacaciones en familia

Es cierto que son los padres quienes deciden qué destino es el que nos ocupa cada año. Pero sin duda, siempre será mucho mejor organizar unas vacaciones en familia, si lo hacemos de manera democrática. ¿De qué manera?, pues muy sencillo y usando algunos juegos. Un tiempo antes de ponernos con la planificación, es mejor hablarlo de manera abierta. Sobre todo cuando tenemos ya hijos adolescentes. Preguntarles qué opción les gustaría más de algunas que hayáis pensado. De este modo, ya los estaremos involucrando desde un primer momento y no se les hará tan ‘pesado’ el tema de viajar.

Con los niños más pequeños, siempre puedes elaborar un juego a modo de votación o mostrándoles algunas imágenes de los destinos y que elijan la que más les guste. Así, todos se harán una primera idea de dónde pasarán unos días de desconexión. Aunque en un primer momento pensemos que no sirve de mucho, es cierto que este tipo de juegos o de preguntas nos pueden salvar de muchas dudas. Hay que anotar las opiniones de cada uno de ellos, porque se pueden tener en cuenta y hacer un viaje con diferentes paradas que gusten a todos.

Organizar vacaciones en familia

Marcar siempre un presupuesto

Una vez que tenemos más o menos claros los gustos de cada miembro, debemos establecer un presupuesto. Así, nos quitaremos de la cabeza muchos sitios que podían estar rondado en ella. Lo mejor es siempre planificar con tiempo suficiente. Así, podemos hacer frente a algún tipo de promociones o descuentos. Recuerda que siempre es preferible dejar atrás la época alta y si podemos, ir en otros meses donde los precios son más asequibles. Cuando vamos una familia al completo, seguro que saldrá más económico un tipo estudio o apartamento con cocina, que las habitaciones de hotel. Por eso, cuanto antes comencemos a mirar, seguro que encontraremos más opciones.

Establecer un itinerario para toda la familia

A nosotros nos gustaría estar visitando museos o monumentos y empapándonos de todas sus leyendas, pero los más pequeños de la casa, no. Por eso, debemos establecer un itinerario que combine con todos los miembros de la familia. Es otro de los puntos clave a la hora de organizar unas vacaciones en familia. Quizás nos cueste más al principio, pero si llevamos todo bien organizado, irá rodado. Por eso, hay que establecer una especie de horario. Es cierto, estamos de vacaciones y tampoco hay que cumplirlo a rajatabla. Pero sí que debe haber tiempo para hacer esas visitas que antes marcamos, pero también para el ocio, los juegos o las escapadas más relajadas. Una tarde libre en un parque acuático o de compras y degustando los manjares del destino, siempre pueden ser opciones que gustan a la mayoría. Una vez que sepas el lugar o lugares que visitaréis, será más fácil establecer el itinerario ajustado para la familia.

Hoteles para toda la familia

Dale un repaso a la documentación que necesitas

Es cierto que el destino y las actividades en él son vitales para unas buenas vacaciones. Pero además, debemos llevar todos los papeles en regla, pasaporte o DNI de cada uno de los miembros de la familia. Además de las tarjetas sanitarias, porque nunca sabemos qué puede ocurrir. Aunque es uno de los pasos que todos tenemos en mente, no está de más el recordarlo para evitar esos despistes de última hora.

¿Qué lugares elegir?

Tenemos claro que los más pequeños de la casa elegirán los parques acuáticos o los hoteles con piscina. Porque de este modo, se pasarán todo el día jugando. Puedes elegir tanto zona de playa como de montaña, ya que en ambas opciones siempre hay cosas que hacer, tanto para los mayores como para los pequeños. Recuerda que mientras los niños están en una zona de juegos del hotel o en la piscina del mismo, los padres siempre pueden relajarse tomando un cóctel en la barra. Además, en muchos lugares cuentan con gente del propio hotel que están supervisando actividades con ellos, por lo que no tendremos que estar siempre pendientes. ¡Es una manera de que los mayores estén tranquilos y relajados!. De ahí que lugares como estos dan más entretenimiento que un hotel en el centro de la ciudad que quizás no cuente con tantas opciones.

Vacaciones en familia

Piensa siempre en la seguridad de los tuyos

Cuando viajamos a un destino que no conocemos y que se encuentra en la otra mitad del mundo, debemos investigar un poco. Sobre todo de las clínicas o de dónde nos encontraremos a los mejores médicos. ¡Nunca se sabe!. Hay que viajar con las recetas médicas y descubrir los puntos donde poder comprar nuevos, si hicieran falta. Además, una vez allí, se pueden establecer algunos puntos concretos por si alguien se desorienta. Aunque estaremos pendientes de nuestros niños, tampoco está de más que lleven encima su nombre y un teléfono de contacto.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?