Origen y progreso del teatro Griego

Las raíces del teatro griego

Desde los tiempos mas remotos hubo en Grecia numerosos tipos de espectáculos que son por así decir antecesores del teatro.

En los palacios cretenses de Festo y Cnosos habían en el segundo milenio anteriormente  a nuestra era sitios de espectáculos formados por plateas rodeadas de gradas.

Descubrimos en el escudo que Efesto concibió para Aquiles los coros juveniles que en aquel momento bailaban al son del canto del aedo.

Sobre el inicio del teatro propiamente dicho (tragedia  y comedia) conocemos una sola fuente literaria antigua (además del mármol de Paros, un epígrafe del siglo IV a C que expone esencialmente la lista de los ganadores de las muestras de teatro y una fugaz referencia a Heródoto.

Es un pasaje de la Poética de Aristóteles tan pequeño que lo citaré aquí a continuación,

esta extraído de las anotaciones para las clases que el filósofo dio en Atenas entre 334 y 323 a.C. aproximadamente dos siglos antes de la primera tragedia esto explica el método tan poco elaborado del texto como su falta de exactitud.

La tragedia nace en un principio, de la improvisación (tanto ella como la comedia, la tragedia se remonta a los autores de ditirambos, la comedia a los autores de cantos fálicos que se siguen celebrando en honor de algunas ciudades) la comedia creció poco a poco porque se fue desarrollando todo lo que le pertenecía manifiestamente en propiedad, tras varios cambios, la tragedia se fijó al alcanzar su propia naturaleza

(Poética 1499 a. C.)

Es indudable que este texto no es muy claro en cuanto a los orígenes del teatro pero aporta definitivamente algunos elementos de interés: el teatro tiene origen religioso ya que tanto el ditirambo como los cantos fálicos son himnos cantados en honor a los dioses.

Los dos géneros tanto comedia como tragedia tienen un origen común son la conclusión de una serie de interpretaciones que poco a poco recibieron una organización y fueron compiladas.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*