Otra obra más…

Por si no fuera suficiente con las obras de ampliación del parking del paseo de Begoña o el corte de Sanz Crespo para la construcción de una estación de tren temporal, la ciudad, especialmente una de sus vías más importantes, se prepara para un año completo de ruidos, polvo y cortes de tráfico para una completa mejora de algo que se venía demandando desde hace tiempo, la remodelación de la Avenida de Castilla.

Según Pedro Sanjurjo, concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Gijón, se trata de una obra verdaderamente difícil porque hay que hacer un delicado y profundo trabajo en el subsuelo para desviar todas las conducciones y servicios y sobre todo porque esta zona es muy transitada, tanto por vehículos como por peatones, especialmente en la época veraniega.

Y a ello se le añade la futura rotonda de la intersección de la avenida con el puente del Piles, la cual tendrá nada menos que 32 metros de diámetro y que será una construcción totalmente novedosa, no solo por su diseño sino también por el método que se llevará a cabo a la hora de construirla.

Serán 12 los meses que llevará remodelar al completo la avenida pero serán seis meses más los que lleve la construcción del aparcamiento subterráneo para residentes que dotará a este lugar con unas 300 plazas aproximadamente.

A partir del próximo lunes, el primer tramo de la avenida de Castilla, entre el puente del Piles y Torcuato Fernández Miranda ya comenzará a sufrir los cambios, quedarán solo dos carriles en cada sentido y así progresivamente hasta el corte definitivo de la avenida y la desviación del tráfico por otros canales.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Noticias

Absolut Gijón

Todo lo que necesitas saber sobre Gijón, una de las ciudades que merece la pena visitar para disfrutar de lo que tiene que ofrecerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *