Destinos para viajar solo

Encontrar destinos para viajar solo no es difícil. Pero hay que tener en cuenta una serie de variables como que el viaje sea lo más seguro posible, que tengamos suficiente información respecto al lugar a donde vamos a ir y, en algunos casos, que nos pongan las vacunas necesarias para visitar el lugar al que vamos a dirigirnos.

Ello no quita para que este tipo de viajes deban tener algo de aventura. De hecho, quienes los hacen buscan en muchas ocasiones ponerse a prueba para ver cómo reaccionan ante la necesidad de valerse por sí mismos. Otros, en cambio, se toman el viaje como una suerte de meditación personal. Pero, en todos los casos, se trata de una experiencia maravillosa. Por todo ello, vamos a proponerte algunos de los mejores destinos para viajar solo.

Destinos para viajar solo por América

El continente americano te ofrece gigantescos y maravillosos espacios naturales. Grandes cordilleras lo atraviesan, caudalosos ríos lo abastecen del agua necesaria para conservar su exuberante vegetación y antiguas ciudades le dan trasfondo histórico. Por si ello fuera poco, también puedes conocer en él otras culturas y tradiciones. Vamos a ver algunos destinos.

Perú, un viaje al mundo de los incas

El país andino cuenta con una aceptable red de transportes y alojamientos que te permitirán recorrer su territorio a tu aire. Podrás visitar ciudades como Cuzco, la antigua capital del imperio inca. Conocida como «la Roma de América», su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad.

A solo cien kilómetros de ella tienes las ruinas de Machu Picchu, la antigua ciudad de los incas que data del siglo XV y que conforma, junto al Valle Sagrado a sus pies y las montañas de su entorno, el llamado Santuario histórico de Machu Picchu, votado como una de las siete maravillas del mundo moderno.

Precisamente recorrer la cordillera de los Andes, disfrutar de las preciosas playas de Máncora u observar las inquietantes y espectaculares líneas de Nazca, con sus colosales geoglifos que llegan a medir trescientos metros, son otras cosas que puedes hacer en el maravilloso Perú.

Las líneas de Nazca

Líneas de Nazca

Belice, otra forma de visitar el Caribe

En Centroamérica, puedes visitar el gran México, con sus maravillosos restos aztecas o la preciosa Cuba, en la que la vida parece detenerse. Sin embargo, te proponemos como destino para viajar solo Belice por ser un pequeño país tan bonito como los anteriores pero menos conocido.

En él podrás disfrutar de maravillosas playas como la de The Split, probar la comida callejera de tipo criollo y escuchar reggae en sus locales nocturnos. Por otra parte, si te gustan el buceo y la aventura, puedes practicarlo en la espectacular Reserva Marina de Cayo Caulker junto a tortugas y tiburones.

Pero no puedes abandonar Belice sin ver el impresionante Gran Agujero Azul, que se halla frente a sus costas. Con sus trecientos metros de diámetro y sus ciento veinte de profundidad, esta especie de cueva vertical es la más grande del mundo en su género. Y forma parte del Sistema de Reservas de la Barrera del Arrecife de Belice, que es Patrimonio de la Humanidad.

Canadá, los grandes paisajes nevados

Si viajas a Canadá en solitario, te encontrarás con la Naturaleza en todo su esplendor. Para empezar, puedes ver las impresionantes cataratas del Niágara, en la frontera con Estados Unidos. Pero también las menos conocidas de Montmorency, con treinta metros de altura más que las anteriores y que se hielan en invierno.

También puedes visitar los grandes lagos como el Peyto, con sus aguas color turquesa, o el Louise, ideal para navegar en kayak. Ambos se encuentran en el Parque Nacional de Banff, que engloba las Montañas Rocosas canadienses.

Al norte de este se halla otro parque nacional, el de Jasper, también con grandes lagos, cascadas, montes impresionantes y sobre todo glaciares como el de Athabasca. Pero ten cuidado porque es hábitat del oso Grizzly.

Cataratas de Montmorency

Cascadas de Montmorency

Todo ello sin olvidar ciudades como Quebec, con su impresionante castillo Frontenac; Ottawa, con su canal Rideau, por el que se puede esquiar en invierno, o Toronto, con su esbelta CN Tower, de más de quinientos metros de altura, que es la más alta de América.

Destinos para viajar solo por Asia

También el continente asiático te ofrece un sinfín de experiencias a cual más extraordinaria. Estas abarcan desde las maravillosas playas de las Maldivas hasta las milenarias culturas de India o China, pasando por los grandes parques naturales de Sri Lanka. Pero hemos elegido ofrecerte otras alternativas.

Tailandia, un clásico entre los destinos para viajar solo

Conocida como «el país de los templos», Tailandia es todo un clásico entre los viajeros solitarios. Pero no solo te vas a encontrar espiritualidad en el país asiático. Está perfectamente preparado para el turismo y ello significa buenas comunicaciones e infraestructura hotelera.

Puedes empezar tu itinerario conociendo Bangkok, con su Gran Palacio Real, su Templo Buda de Esmeralda y su Templo del Amanecer, y recorriendo sus numerosos canales. Pero luego puedes viajar a la ciudad de Chang Mai, donde por supuesto no faltan las construcciones religiosas como el Wat Phrathat Doi Suthep. Pero aprovecha tu estancia en la localidad para hacer una travesía en elefante por las montañas conociendo tribus nativas como la de Karen o la de Lisu. Justamente en la zona se halla el Doi Inthanon, el monte más alto del país.

No obstante, si prefieres una ciudad más bohemia, visita Pai. Pero, sobre todo, conoce las islas de Tailandia, con sus preciosas playas de aguas cristalinas. Son zonas turísticas y, por tanto, preparadas para realizar actividades como el submarinismo pero también un tanto masificadas. Si prefieres más tranquilidad, visita otras menos famosas como Koh Phayam o Koh Kood.

El Gran Palacio Real de Bangkok

Gran Palacio Real de Bangkok

Vietnam, pura esencia asiática

Tan grande como poco conocido, Vietnam es un destino para viajar solo que te lleva a la misma esencia de Asia. Si quieres palpar la vida de las clases populares del continente, es el mejor lugar para perderse.

Comienza por su capital, Hanoi, visitando sus mercados y paseando por la famosa calle Lé Duan. Pero hazlo con cuidado porque, pese a ser estrecha, también es la principal arteria ferroviaria de la ciudad. Asimismo, puedes aprovechar para ver un espectáculo de marionetas acuáticas, toda una tradición milenaria en Vietnam.

También puedes visitar la ciudad de Sapa, de la cual parten rutas de senderismo por las montañas escalonadas que la circundan. Y, después de ver cumbres, viaja a la bahía de Halong, con sus grandes mogotes calcáreos y su frondosa vegetación, y recórrela a bordo de un típico velero. Si prefieres la playa, visita Nha Trang, donde las tienes maravillosas, todas de arenas finas y aguas color turquesa. Desde allí, puedes viajar en un telecabina que recorre tres mil metros sobre el mar hasta la isla de Hon Tre.

No obstante, Vietnam es, sobre todo, «el país de los mil sabores», un destino para los amantes de la cocina. Si te atreves, puedes perderte por sus numerosos mercados donde te prepararán los platos más exóticos en el momento.

Destinos para viajar solo por Oceanía

Aunque hay numerosos pequeños países en Oceanía como Islas Marshall, Papua Nueva Guinea o Samoa, el continente oceánico está conformado en su mayoría por Australia y Nueva Zelanda y ambos se encuentran entre los mejores destinos para viajar solo.

Australia, un continente en sí misma

Es difícil proponerte qué hacer en Australia, ya que es casi un continente por sí sola. Pero es imprescindible que te acerques a la zona de Queensland y visites la Gran Barrera de Coral, una extensión de casi dos mil kilómetros que es Patrimonio de la Humanidad.

La Gran Barrera de Coral

Gran Barrera de Coral

Si prefieres un área seca, también es impresionante el Parque Nacional de Uluru-Kata Tjuta, de gran valor espiritual para los aborígenes pues en él se halla el impresionante monte Uluru con su color rojizo, un monolito sagrado para ellos. En cambio, si te gusta el surf, no dejes de viajar a la playa de Bondi, mítica para los aficionados a este deporte. Pero tampoco dejes de visitar la selva tropical de Daintree, que también es Patrimonio de la Humanidad.

En cuanto a las ciudades, Melbourne es la de la vida en la calle, mientras que Sidney, con su espectacular edificio de la Ópera, es más intelectual. Por su parte Fremantle y Perth son más bohemias y te ofrecen un sinfín de restaurantes para expertos y coctelerías para todo el mundo.

Nueva Zelanda, un prodigio de la Naturaleza

Si Australia cuenta con maravillas naturales, Nueva Zelanda, mucho más pequeña, es un verdadero prodigio. Tanto es así que diríamos que, a pequeña escala, cuenta con todos los tipos de paisajes del mundo. Como ejemplo de ello, te mencionaremos los volcanes de Tongarino, las playas de Abel Tasman, las montañas de los Alpes del Sur, el lago Taupo o los fiordos de Milford Sound.

Pero, si quieres perderte por sus ciudades, Wellington, la capital, te ofrece el Te Papa Tongarewa o Museo de Nueva Zelanda, donde podrás conocer la historia y las tradiciones del país. También el monte Victoria, al que se sube en un funicular y que te proporciona maravillosas vistas panorámicas, y la playa de Oriental Bay.

Por su parte, en Auckland, la ciudad más grande del país, tienes monumentos como el Puente Harbour, uno de sus símbolos; el Auckland War Memorial Museum, un impresionante edificio neoclásico, o la preciosa estación de ferrocarril. Pero, sobre todo, no olvides pasear por Queen Street, visitar los mercados artesanales de Aotea Square y subirá a la Sky Tower, que es la torre más alta de todo el Hemisferio Sur y que, lógicamente, te ofrece imponentes vistas de la ciudad.

Auckland War Memorial Museum

War Memorial Museum de Auckland

Destinos para viajar solo por África

No hace falta que te hablemos de lo enorme que es el continente africano. Pero sí te recordaremos que, por ese motivo, puedes encontrarte de todo en él: grandes desiertos, zonas de vegetación frondosa e impresionantes costas y lagos. Pero también muchos países que, desgraciadamente, viven en la más absoluta pobreza junto a otros más modernos.

Aparte de naciones del norte como Túnez o Marruecos, que son casi europeas, te aconsejamos que, si vas a viajar al África profunda, lo hagas a través de circuitos organizados. De lo contrario, salvo que seas un auténtico aventurero, puedes tener contratiempos. En cualquier caso, vamos a darte dos ideas.

Kenia, el país de los parques nacionales

Después de visitar en Nairobi, la capital, el Museo Nacional con su espectacular colección de arte rupestre y la casa museo de Karen Blixen, la famosa autora de ‘Memorias de África’, te aconsejamos que veas los parques naturales de Kenia.

En el de Masai Mara no solo verás una maravillosa vegetación y animales salvajes sino que también podrás conocer tribus masai y aprender sus costumbres. En el de Amboseli verás a la distancia el Kilimanjaro, la montaña más alta de África. En el del lago Nukuru disfrutarás de una de las regiones ornitológicas más importantes del planeta. O, finalmente, en la Reserva de Samburu verás jirafas reticuladas y cebras grevy y en el parque de Tsavo Occidental cocodrilos e hipopótamos.

Parque Masai Mara

Parque Natural Masai Mara

Malawi, la tierra del gran lago

Oferta muy distinta te brinda este país del sudeste africano. Porque todo en ella está vinculado a su gran lago Malawi o Nyasa, con casi seiscientos kilómetros de longitud y setenta de anchura. En sus riberas hallarás numerosos resorts preparados para el turismo y donde podrás descansar.

Pero también puedes participar en un safari por el Parque Nacional de Liwonde; explorar las aldeas tradicionales de la isla de Likoma que además te brinda la sorpresa de su majestuosa catedral; visitar las reservas naturales de Majete y de Nkhotakota o subir al monte Mulanje, rodeado de verdes valles y cascadas.

En conclusión, te hemos mostrado algunos de los mejores destinos para viajar solo del planeta. Hemos dejado los países europeos para otra ocasión por ser más populares. Pero muchos de ellos también son magníficos sitios para que viajes en solitario. De todas, formas, ¿no te apetece conocer los que te hemos aconsejado?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*