Palacio Rosenborg

El Palacio Rosenborg es un pequeño palacio situado en la capital danesa, Copenhague. El palacio fue construido originalmente en 1606 como una casa de campo para el verano y es un ejemplo de los muchos proyectos de arquitectura de Christian IV. Fue construido basado en el estilo renacentista neerlandés, típico de los edificios daneses de esta época y se ha ido reconstruyendo en varias veces, hasta adoptar la forma actual que data de 1624. Los arquitectos Bertel Lange y Hans van Steenwinckel fueron los creadores del castillo.

El palacio se utilizó por los regentes daneses como residencia real hasta el año 1710. Después del reinado de Federico IV, el palacio Rosenborg fue usado como residencia real en dos ocasiones. La primera fue después de que el palacio Christiansborg quemara en 1794 y la segunda durante el ataque británico en Copenhague en 1801.

Actualmente, el palacio está abierto al público para visitas turísticas y ofrece un museo con las colecciones reales de la corona danesa desde el siglo XV hasta el siglo XIX. Algunos de los artículos pertenecían a la nobleza y a la aristocracia. Actualmente Rosenborg es una propiedad estatal y fue abierto al público general en 1838.

El palacio tiene mucha popularidad entre los turistas que visitan la capital de Dinamarca debido a su situación en el centro de la ciudad y la facilidad de acceder a él mediante el transporte público. Se estima que tiene unos 2.5 millones de visitantes cada año.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?