Ciudades del sur del Perú

Las ciudades del sur de Perú engloban lo más bonito del país sudamericano, excepción hecha de la capital, Lima. Atravesado por la cordillera de los Andes, como el resto del país, el sur está conformado por los departamentos de Tacna, Moquegua, Puno y Arequipa.

Es la zona donde se desarrollaron las culturas Tiahuanaco y de Nazca. La primera se remonta al siglo XV antes de Cristo y se extendió por los actuales Chile, Bolivia y Perú, mientras que la segunda fue más moderna pues se desarrolló entre los siglos I y VII después de Cristo. Pero también es más famosa, sobre todo debido a sus misteriosos geoglifos. En cualquier caso, las ciudades que puedes visitar en el sur de Perú combinan la influencia de ese pasado con la colonial y tienen mucho que ver. Si quieres conocerlas, te invitamos a seguir leyendo.

Ciudades del sur de Perú: historia y maravillas naturales

Un recorrido por las ciudades del sur de Perú tiene que abarcar la blanca Arequipa, tierra de cóndores; Puno, donde debes tener cuidado con el soroche o mal de altura; la tranquila Moquegua, con sus iglesias y casas con techos de mojinete; Tacna, que ostenta el título de «Heroica» por su participación en la independencia del país; Ilo, con sus hermosas playas, y la fronteriza Desaguadero. Vamos a conocer todas ellas.

Arequipa, la Ciudad Blanca

Arequipa recibe ese apelativo porque la mayoría de sus construcciones son de sillar, material blanco. Pero, anécdotas aparte, lo que te interesa saber de ella es que cuenta con uno de los patrimonios arquitectónicos más espectaculares de toda Sudamérica.

Su casco histórico es Patrimonio de la Humanidad por la ingente cantidad de monumentos que contiene. Casi todos responden a un estilo colonial con influencias nativas que se sintetizó en la llamada Escuela Arequipeña.

El centro neurálgico del casco antiguo es la plaza de Armas, donde puedes ver la espectacular catedral, de estilo neorrenacentista y construida en el siglo XVII. Al mismo estilo responden los conocidos Portales, que en su tiempo albergaron el Cabildo, y también se encuentran en este espacio las iglesias de la Compañía y de Nuestra Señora de la Merced. Sin olvidar su pileta de bronce en el centro que representa al popular Tuturutu, quien, según la leyenda fue un corneta del ejército inca.

La catedral de Arequipa

Catedral de Arequipa

Pero el casco histórico de Arequipa tiene mucho más que mostrarte. Se calculan en unos quinientos los edificios monumentales que contiene. Entre los civiles, puedes ver grandes casas coloniales como las de Iriberry, de Tristán del Pozo o el palacio de Goyeneche. Por su parte, entre los religiosos, también destacan la basílica y convento de San Francisco, la iglesia de Santo Domingo y el convento de la Recoleta.

Respecto a estos últimos, uno es de visita obligatoria pues fue calificado como el más impresionante monumento religioso de Perú. Se trata del monasterio de Santa Catalina de Siena, que es más bien una ciudadela de casi dos mil metros cuadrados y pintada de alegres colores. No dejes de ver sus claustros y su torre del campanario, todos del siglo XVIII, y su espectacular altar barroco tallado en madera y dorado.

Por último, antes de abandonar la localidad siguiendo nuestra ruta por las ciudades del sur de Perú, nos permitimos aconsejarte que pruebes los deliciosos antojitos de Arequipa, una de las principales recetas dulces de la Ciudad Blanca.

Puno, a orillas del lago Titicaca

Otra de las grandes ciudades del sur de Perú es San Carlos de Puno, que también cuenta con su plaza de Armas. En esta puedes visitar su catedral, barroca del siglo XVIII y también hay una pileta, en este caso dedicada a Francisco Bolognesi, héroe de la Guerra del Pacífico contra Chile.

También debes ver en Puno la iglesia de San Juan Bautista, que alberga una preciosa imagen de la Virgen de la Candelaria; la casa del Corregidor, la casona del Glorioso Colegio Nacional de San Carlos y el Balcón del conde de Lemos, todas construcciones de estilo colonial; el arco Deusta y el busto de Simón Bolívar.

Pero, sobre todo, sube al cerro Huajsapata, donde verás el monumento a Manco Cápac, considerado fundador del imperio Inca, y también al mirador Kuntur Wasi, que significa casa del cóndor y que te ofrece maravillosas vistas de la ciudad y del lago Titicaca.

El lago Titicaca

Lago Titicaca en Puno

Respecto a este, el puerto de Puno fue el primero que se construyó en el lago y desde allí salen excursiones en barco que te permitirán disfrutar de esta maravilla natural. Con ellas, puedes visitar islas como Taquile, Amantani y los singulares islotes flotantes de los uros, hechos con totoras.

Finalmente, en los alrededores de la ciudad, tienes otro maravilloso entorno natural. Se trata de la laguna Umaya, donde se encuentra Sillustani, un antiguo cementerio de la cultura aimara de los Kolla, desarrollada entre el 1200 y el 1450 de nuestra era.

Moquegua y sus casas típicas

Lo más característico de esta ciudad del sur de Perú son sus casas con techo de mojinete. Es decir, hechos con cañas y barro, pero con una inclinación de unos cincuenta grados a dos aguas para que absorban mejor el calor del sol.

Sin embargo, ello no significa que Moquegua carezca de monumentos. Al contrario, dispone de un casco histórico maravilloso. En este puedes ver la catedral de Santo Domingo, donde se halla de cuerpo presente Santa Fortunata; la preciosa iglesia de Belén; los pórticos de piedra y las casonas coloniales entre las que destacan la de los Fernández de Córdoba, la de los Cabello, la de los Salas o las casas de la Serpiente y de las Diez Ventanas.

También puedes visitar el Museo Contisuyo, que expone numerosas piezas de cerámica, tejidos y otros objetos de las culturas Tiahuanaco, Chiribaya, Estuquiña e Inca. Pero otro de los atractivos de Moquegua son sus alrededores. Cerca se halla la villa de Torata, con sus antiguos molinos de época colonial y también los geoglifos de Chen Chen, menos conocidos que los de Nazca pero igualmente espectaculares con sus figuras de camélidos.

La plaza de Armas de Moquegua

Plaza de Armas de Moquegua

Ilo, las playas de las ciudades del sur de Perú

En el mismo Departamento de Moquegua también encontrarás la ciudad de Ilo, que te ofrece algunas de las playas más bonitas del sur de Perú. Entre estas, las de Jaboncillo, Boca del Río, Pozo de Lizas o Wawakiki, todas bañadas por el Océano Pacífico.

Pero Ilo te ofrece otros lugares de interés. En su preciosa plaza de Armas tienes el santuario de San Jerónimo, construido en 1871; desde la Glorieta José Gálvez obtendrás magníficas vistas de la costa, y el Malecón te permitirá pasear tranquilamente. Finalmente, si quieres saber más acerca de la historia de la zona, en El Algarrobal puedes visitar el Museo Chiribaya, dedicado a esta ancestral cultura.

Tacna, la más meridional de las ciudades del sur de Perú

Tacna es la última ciudad importante del sur de Perú antes de alcanzar la frontera con Chile. Y también te ofrece un rico patrimonio monumental y unos interesantes alrededores. Respecto al primero, visita la Catedral de Nuestra Señora del Rosario, una imponente construcción neoclásica de fines del siglo XIX.

Entre los edificios religiosos, también debes ver la mezquita Bab ul Islám, una de las dos que existen en todo Perú y que te sorprenderá por su audacia constructiva. En cuanto a los civiles, te aconsejamos que veas las casas Jurídica, de Francisco Antonio de Zela y Basadre. Esta última, así llamada porque perteneció al historiador Jorge Basadre, alberga un pequeño museo dedicado a este.

Pero mucho de lo más bonito de Tacna se encuentra en la Avenida Bolognesi. Comenzando por la iglesia del Espíritu Santo, también debes visitar el pasaje Vigil, una zona comercial muy concurrida, y el Paseo Cívico de Tacna, donde se hallan el Monumento a los Héroes y la Pileta Ornamental. Finalmente, también encontrarás en esta avenida el Museo Histórico Regional, donde se exponen pinturas de carácter patriótico y, sobre todo, objetos arqueológicos pertenecientes a las culturas Muchica, Chancay o Chimú.

Si de museos te hablamos, igualmente puedes visitar el Ferroviario Nacional con fotografías, objetos y locomotoras de la línea Tacna-Arica. Lo complementa el Parque de la Locomotora, donde se expone la que llevó a las tropas peruanas al frente durante la Guerra del Pacífico.

La catedral de Tacna

Catedral de Tacna

Por último, a unos veintidós kilómetros de la ciudad, tienes los famosos petroglifos de Miculla, algunos fechados en el siglo V de nuestra era, y en la pequeña localidad de Calientes puedes disfrutar de aguas termomedicinales.

Desaguadero, frontera con Bolivia

Ocupa la ribera oriental del río del mismo nombre, que ejerce como frontera natural entre Perú y Bolivia. Curiosamente, en la otra orilla existe una población homónima perteneciente al último país citado.

En cualquier caso, te citamos esta pequeña localidad de apenas ocho mil habitantes más por su ubicación geográfica que por su valor turístico. Es verdad que tiene una bonita iglesia, la de San Andrés, pero poco más te ofrece para visitar. No obstante, tiene interés la zona ribereña del río Desaguadero, que nace en el lago Titicaca, por su valor natural.

En conclusión, estas son las zonas del sur peruano que merecen tu visita. Un poco hacía el norte, tienes otro área de enorme valor etnográfico y monumental: la ciudad de Cuzco y el Machu Picchu de los que ya te hemos hablado en otros artículos. Pero, volviendo a las ciudades del sur de Perú, en ellas encontrarás un magnífico patrimonio monumental, restos de culturas ancestrales e incluso preciosas playas. Anímate a visitar esta zona. No te arrepentirás.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*