Pinchos vascos

Los pinchos vascos son una de esas tradiciones de las que nos encanta hablar. Mejor dicho, casi no podremos articular palabra, porque la boca se nos hará agua. Es muy común en esta zona, entrar en los diferentes locales y encontrarnos con una variedad increíble de estos aperitivos, que se han convertido en una referencia gastronómica sin igual.

La cocina vasca cuenta con grandes ideas que están reflejadas en los pinchos vascos. Sus sabores, su presencia y su originalidad hacen de este aperitivo algo único, que todos el mundo quiere probar. Pues hoy, te daremos los principales detalles que tienes que conocer sobre dichos aperitivos. ¡Seguro que rápidamente se te antoja alguno de ellos!.

¿Qué son los pinchos vascos?

A la hora de definir los pinchos vascos, podemos decir que se trata de una tapa o un aperitivo. Hace un tiempo, todos ellos venían atravesados por un palillo, de ahí que tuvieran este nombre. Dicho palillo eran quien sujetaba la comida que se solía colocar sobre una rodaja de pan. De este modo, se nos aseguraba que al tomarlo, no se nos cayera. Pero poco a poco los palillos se han quedado guardados en el cajón, para dar paso a unas tapas que no los necesitan. Es cierto que algunos de ellos, todavía mantienen la tradición, pero cada vez son menos. Eso sí, las variedades sí que se van haciendo incontables, lo que hace que no nos cansemos nunca de saborearlos.

Diferencia entre las tapas y los pinchos vascos

Es cierto que a modo de tamaño, puede ser algo muy similar. Pero la tapa es lo que te suelen poner junto a tu bebida. Una manera de acompañar la cerveza o el refresco, mientras que los pinchos hay que pedirlos por separado. Además, estos cuentan con un tamaño ligeramente más grande. Los pinchos vascos se suelen tomar con un corto de cerveza o bien, un vaso de vino. Eso ya depende de la elección de cada comensal.

Tipos de pinchos

A grandes rasgos nos encontraremos con dos clases o tipos de pinchos vascos. Por un lado están los pinchos fríos que suelen estar sobre la barra del bar. Un lugar especial para que, nada más entrar en el local, puedas disfrutar de ese sabroso paseíllo con la vista. Estarán bien visibles, llenos de opciones y de sabores muy variados. Pero por otro lado, también están los pinchos calientes. En este caso, tendrás que pedírselos al camarero para que dé el aviso a la cocina y puedan ser preparados en ese momento. Tendrás una extensa carta para poder elegir. Hay que tener en cuenta en la gran mayoría de los lugares, suelen ser un poco más caros los calientes que los fríos. Pero si tuviéramos que quedarnos con una de las dos opciones, lo tendríamos realmente complicado, porque estarán igual de buenos.

El deporte del Txikiteo

Cuando entramos en un bar, nos apetece probar todo lo que hay en la barra. Pero debemos tener precaución y hacer como hacen los vascos. Lo mejor es ir de un bar a otro, haciendo una especie de recorrido o ‘Txikiteo’, donde te tomarás un par de pinchos como mucho en cada uno de los locales que pares. Es frecuente que las rutas del pincho se sucedan en los pueblos así como por las ciudades. Consiste en elaborar nuevos pinchos y ser mejores que sus contrincantes. Sin duda, como todo concurso que se precie, también habrá regalos para el vencedor. Una de las más importantes de la zona es la que se celebra en octubre en Hondarribia.

Los pinchos vascos más típicos

Como bien estamos comentando, son muchos y muy variados los pinchos vascos que nos podemos encontrar sobre la barra. Aunque es cierto que algunos de ellos también son de lo más conocidos somo sucede con el pincho de tortilla. Sin duda, no podría faltar en cualquier lugar que se precie. Porque a pesar de ser clásico, la gente sigue cayendo rendida a sus pies.

Pinchos fritos

Sin duda, todos los que lleven fritos, también son de los preferidos por los comensales. Entre los más comunes, nos encontraremos con las croquetas. Aunque las bolas rellenas tampoco faltarán. La encontrarás tanto picantes como de queso. ¿Con cuál te quedas?.

Pinchos de txaka

En este caso, el pincho llevará salmón y mayonesa, o bien, palitos de cangrejo. Aunque parezca uno de los más sencillos, es cierto que también ha sido transformado, aunque manteniendo su esencia.

Pinchos de bacalao

Una zona como ésta, no podía dejar pasar uno de los alimentos estrella. Para ello, el bacalao también se cuela entre los pinchos más comunes. Pero ten en cuenta que la originalidad hará que te gusten todavía más de lo que esperabas.

Tigres

Sí, se trata de los mejillones preparados con sofrito de cebolla y un toque de guindilla. Sin duda, otra manera de comer mejillones, sabiendo que estamos ante un plato base delicioso que se une a la gran degustación de los pinchos.

Gildas

En este caso nos encontraremos con una especie de banderilla que está formada por aceitunas, anchoas y también guindillas. Además, se suele bañar de aceite de oliva. ¡Bien merece la pena probarlo!. ¿A qué ya se te hace la boca agua?. ¡A nosotros también!.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Gastronomía

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la perfección con mi pasión por la moda, la belleza, los tatuajes o la actualidad. Si a todo esto le añadimos un poco de música rock, ya tenemos el menú completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*