Polifemo y Odiseo

polyphene

Los cíclopes eran una raza de gigantes con un solo ojo en la mitad de la frente. En la mitología griega uno de los más famosos cíclopes Polifemo, era hijo de Poseidón y de la ninfa Toosa.
Homero nos cuenta en el canto IX de la Odisea, como Odiseo escapó de la cueva de Polifemo. Una partida dirigida por Odiseo héroe de Troya vino a reconocer la isla de los cíclopes, se encontraron con una gran cueva, entraron, comenzaron a comer a darse un banquete con los alimentos que allí había, no sabían que era el hogar del cíclope Polifemo, quién los encerró enseguida y los empezó a devorar. Odiseo comenzó a planear la huída, éste le dio un barril de vino puro para que tomara el cíclope. Polifemo le preguntó el nombre, Odiseo le dijo que se llamaba “ningún hombre o nadie”. Cuando se durmió borracho, le clavó una lanza en su único ojos, para dejarlo ciego, empezó a gritar nadie me hirió, los demás cíclopes no le hicieron caso, pensaron que estaba loco. Para poder escapar Odiseo ató a sus hombres y se ató él en los vientres de las ovejas, cuando al otro día Polifemo las sacó a pastar como no veía tocó el lomo de sus ovejas para que no fueran montados en sus lomos, como iban en el vientre pudieron escapar. Cuando ya iban en el mar Odiseo le gritó nadie te hirió, sino Odiseo, pero no sabían que el cíclope Polifemo era hijo de Poseidón. Polifemo le lanzó una maldición y una gran piedra que cayó muy cerca del barco. Poseidón le causó muchos problemas en el mar, en su regreso.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?