PORRINA DE BADAJOZ

José Salazar Molina, más conocido como Porrina de Badajoz nació en esta misma ciudad en 1924 y murió en Madrid, un día de febrero del año 1977. Fue en esta última ciudad donde se estableció desde joven y donde pronto obtuvo popularidad y reconocimiento. Además de cantar como primera figura en muchos tablaos participó en espectáculos junto a Juanito Valderrama o Rafael Farina, entre otros, con los que recorrieron buena parte de la geografía española. Sin embargo, allá donde fuera, Porrina paseó con orgullo la frase: Gitano y de Badajoz, que da título a uno de sus fandangos más célebre. Esta misma frase figura en la placa del monumento con el que los pacenses lo recuerdan situado en la Plaza de la Soledad, cercana a la famosa Plaza Alta de Badajoz, lugar por el que el cantaor pasó su niñez y adolescencia.

Porrina de Badajoz perteneció a una familia donde el cante y el baile eran cosas habituales. Su hijo, Juan Salazar lo ha acompañado a la guitarra en varias ocasiones.

El éxito obtenido se debió, entre otras cosas, a las condiciones excepcionales de su voz: musicalidad, limpieza, velocidad y creatividad. En definitiva a su privilegiada voz. Poseía también una fuerte personalidad y en ocasiones se la ha calificado de algo extravagante o cuanto menos peculiar en su manera de vestir, siempre con gafas oscuras, y clavel.

Con motivo de su fallecimiento se editó una Antología que recoge su amplia discografía.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Cultura, General

Absolut Badajoz

Si necesitas información sobre turismo y los mejores destinos de Badajoz, entonces esto es lo que estás buscando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *