Pueblos de Jaén

Vista de Cazorla

Cazorla

Los pueblos de Jaén son una joya aún no descubierta por el turismo de masas. El hecho de que la provincia no disponga de mar ha supuesto que los visitantes hayan preferido la limítrofe de Granada, no menos bonita por cierto.

Sin embargo, en la provincia de Jaén puedes encontrar maravillosos paisajes integrados en los parques naturales de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, de Sierra Mágina, de Sierra Andújar y de Despeñaperros. Sin olvidar las espectaculares campiñas de olivos o reservas naturales como las de Laguna Honda y Laguna del Chinche. Y, junto a todo ello, localidades enclavadas en lugares únicos y con mucha historia que se aprecia en su patrimonio monumental. Si te apetece conocer los más bonitos pueblos de Jaén, te invitamos a seguirnos.

Los pueblos de Jaén que deberías visitar

Algunas de estas localidades se hallan al este de la provincia, otras están al norte y unas terceras al este o al oeste, pero todas ellas tienen un denominador común: su belleza no deja indiferente a nadie. Vamos a conocerlos.

Cazorla

Enmarcada por la sierra de Jaén, Cazorla es un perfecto ejemplo de lo que te decíamos. Situada en un maravilloso entorno natural, combina el tipismo de sus calles estrechas y empinadas de casas blancas con importantes monumentos que le han otorgado la categoría de Bien de Interés Cultural.

Visita obligada en la localidad es el castillo de Yedra, que la domina desde lo alto del cerro de Salvatierra y que fue edificado entre los siglos XI y XIII. Está muy bien conservado y en su interior hallarás el Museo de Artes y Costumbres Populares del Alto Guadalquivir.

También puedes ver en Cazorla las ruinas del castillo de las Cinco Esquinas y de la iglesia renacentista de Santa María de Gracia. E igualmente te recomendamos los palacios de la Merced y de la Vicaría; la Casa y la Fuente de las Cadenas, de estilo herreriano; la iglesia de Nuestra Señora la Virgen del Carmen, con su torre octogonal, o las ermitas de la Virgen de la Cabeza y de San Miguel.

La ermita de San Miguel

Ermita de San Miguel

Por otra parte, si visitas la localidad y te gusta el senderismo, de ella parten magníficas rutas por el parque natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Algunas de ellas son la que va de Cerrada de los Utreros al Salto de los Órganos, la del río Tus o la del pantano del Tranco, también llamada de Félix Rodríguez de la Fuente.

Segura de la Sierra

En el mismo parque natural que la anterior se encuentra Segura de la Sierra, que forma parte de la red de Los Pueblos más Bonitos de España y que también ha sido declarada Conjunto Histórico Artístico.

Su monumento más emblemático es el castillo mudéjar, que impresiona desde lo alto de la localidad con sus murallas y torres en perfecto estado de conservación. De factura árabe, posteriormente sirvió como residencia al Gran Maestre de la Orden de Santiago.

Destacan igualmente los baños árabes del siglo XI; la iglesia de Nuestra Señora del Collado, junto a la Fuente Imperial, y el Ayuntamiento, con una preciosa fachada plateresca. Incluso hay un monumento al poeta Jorge Manrique, si bien su origen está debatido con Paredes de Nava, en Palencia.

El castillo de Segura de la Sierra

Castillo de Segura de la Sierra

Baños de la Encina

Ubicado en plena Sierra Morena, este pueblo es uno de los más pintorescos de la provincia de Jaén. Su casco antiguo es Bien de Interés Cultural, con la iglesia de San Mateo, donde puedes ver una pintura atribuida a Bartolomé Esteban Murillo, y las ermitas de Jesús del Camino, de la Virgen de la Encina y del Cristo del Llano, con su camarín barroco.

Pero, sobre todo, destaca en Baños de la Encina el imponente castillo de Burgalimar, que, construido en 968, es uno de los más antiguos de Europa. Se trata de una fortaleza de época Omeya que consta de catorce torres y un recinto de murallas almenadas. Desde 1931 es Monumento Nacional y, si subes hasta él, gozarás de unas impresionantes vistas tanto de Sierra Nevada como de los olivares de la llanura.

Finalmente, puedes visitar en esta localidad el poblado de Peñalosa, un yacimiento arqueológico argárico de la Edad de Bronce que muestra lo que un día pudo ser un importante núcleo de explotación metalúrgica del cobre.

El castillo de Burgalimar

Castillo de Burgalimar

Baeza una maravilla entre los pueblos de Jaén

Mención aparte entre los pueblos de Jaén merece esta ciudad rodeada de olivos y que se halla en el centro exacto de la provincia. Así lo prueba un círculo marcado en el primer escalón de su Ayuntamiento, por cierto un precioso edificio plateresco. Y debemos detenernos más en Baeza porque ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad en 2003 como reconocimiento a su impresionante valor monumental.

Tienes que ver en Baeza un sinfín de maravillas pertenecientes a distintas épocas, culturas y estilos artísticos, pero te destacaremos algunas. En primer lugar, debes visitar la plaza de Santa María, centro neurálgico de la localidad. En ella puedes ver la catedral renacentista de la Natividad de Nuestra Señora y, pegadas a ella, las llamadas Casas Consistoriales Altas, del mismo periodo; la fuente de Santa María, construida en 1564; el Seminario de San Felipe Neri y, junto a la puerta del Barbudo, la antigua Universidad Santísima Trinidad, un precioso edificio manierista.

También debes ver la plaza del Pópulo o de los Leones, donde se halla la puerta de Jaén, que pertenece a la antigua muralla, y la casa del Pópulo, un impresionante edificio plateresco. No menos imponente es la fachada del palacio de Jabalquinto, uno de los muchos que hay en Baeza. Si quieres ver más, acércate a las casas de Avilés o de los Canónigos y al palacio Rubín de Ceballos.

Por su parte, El Paseo es el nombre que recibe la plaza de España, porticada al estilo castellano. En ella se encuentran la torre de los Aliatares, la Alhóndiga, el Pósito, el Balcón del Concejo o Casas Consistoriales Bajas, la iglesia de la Purísima Concepción y el Ayuntamiento, que ya te hemos citado.

Finalmente, en los arrabales de Baeza puedes encontrar las iglesias de San Pablo, gótica del siglo XV, de San Andrés, renacentista del XV y de El Salvador, gótica-mudéjar del XIII. Y también el castillo de Jarafe y la Hacienda La Laguna, ambos bienes de interés cultural. En definitiva y como puedes ver, Baeza merece por sí sola una visita.

La plaza del Pópulo

Plaza del Pópulo

Úbeda

Declarada Patrimonio de la Humanidad a la vez que la anterior, Úbeda es la otra joya entre los pueblos de Jaén. Conocida por «la ciudad de los cerros», destaca en ella, al igual que en Baeza, un impresionante conjunto monumental renacentista.

Al urbanismo de esa época pertenece la plaza Vázquez de Molina. Ya solamente en ella tienes una gran cantidad de edificios espectaculares que ver. Entre los religiosos, destacan la iglesia de Santa María de los Reales Alcázares, que es Monumento Nacional, y la Sacra Capilla del Salvador, con su imponente portada plateresca.

Respecto a las construcciones civiles, tienes que visitar el palacio del Deán Ortega, que es Bien de Interés Cultural; el de don Rodrigo Orozco; el de las Cadenas y el del marqués de Mancera. Todos ellos son de factura renacentista, pero más antigua es la llamada Cárcel del Obispo. Esta es actualmente el Palacio de Justicia y en las obras de acondicionamiento se hallaron restos de una antigua necrópolis celta.

Por otra parte, tienes el recinto intramuros de Úbeda. En este se halla la plaza del Primero de Mayo, con una espectacular estatua en mármol de San Juan de la Cruz. Y también el Hospital de los Honrados Viejos del Salvador, igualmente declarado Bien de Interés Cultural; las antigua Casas Consistoriales, con su doble arcada de estilo italiano; Los palacios de los condes de Guadiana y de Vela de los Cobos, y las iglesias de San Pedro, de estilo románico, y de San Pablo.

Todo ello sin olvidar el convento de San Miguel y el oratorio de San Juan de la Cruz, barroco este último, así como el cenobio de Santa Clara, con dos impresionantes claustros, románico uno y mudéjar el otro.

En fin, podríamos mencionarte la Casa de las Torres, el palacio de don Luis de la Cueva o el del marques del Contadero y no terminaríamos de enumerar los monumentos que puedes ver en Úbeda. Pero sí te hablaremos de las impresionantes murallas de la ciudad, con sus torres y puertas, desde lo alto de la cual tienes magníficas vistas de la sierra de Cazorla y de las llanuras de olivos.

La plaza Vázquez de Molina (Úbeda)

Plaza Vázquez de Molina

Alcalá la Real

Ubicada al suroeste de la provincia, destaca entre los pueblos de Jaén por su imponente fortaleza de la Mota, magníficamente conservada. Data de la época Nazarí (Siglo XIII) y responde, por tanto, a la tradicional estructura de las ciudades de la Andalucía musulmana.

En consecuencia, cuenta con tres áreas superpuestas. La exterior es el recinto amurallado donde había varios arrabales. La intermedia es la alcazaba, que ocupa toda la meseta del cerro de la Mota y está separada de la anterior por otra muralla con varias puertas como las de las Lanzas y de Santiago. Finalmente, el interior lo ocupa el alcázar o palacio del señor de la ciudad, con su torre del homenaje.

Dentro de la propia fortaleza se halla la iglesia Mayor Abacial, una construcción de estilo renacentista obra del maestro granadino Ambrosio de Vico con una preciosa decoración plateresca en su interior. Por otro lado, también puedes ver el palacio Abacial, un magnífico edificio neoclásico del siglo XVIII que destaca por su claustro con tres arcadas. Actualmente, además, alberga el Museo y Centro de Interpretación de Alcalá la Real.

La Iruela

Situado en las faldas de la sierra de Cazorla, es uno de los más singulares pueblos de Jaén por sus calles estrechas de casas blancas. Pero sobre todo por su torre del castillo, que parece estar haciendo equilibrios sobre una peña sin caerse.

Es uno de los restos de la fortaleza almohade que se conservan en La Iruela, pero también debes visitar en ella la iglesia de Santo Domingo, un templo renacentista que se halla dentro de las murallas del propio castillo.

Vista de Alcalá la Real

Alcalá la Real

Martos

Llegamos en nuestra ruta por los pueblos de Jaén a otra joya monumental de la provincia. Con unos orígenes que se pierden en la prehistoria, esta localidad se ha configurado en torno al enorme cerro llamado, justamente, la Peña de Martos.

Esto ha provocado que su centro histórico esté compuesto por típicas calles sinuosas y empinadas que le han otorgado las categorías de Bien de Interés Cultural y de Conjunto Histórico-Artístico. Sus construcciones más prominentes son el castillo de la Peña, edificado en el siglo XIV por la Orden de Calatrava y que está en ruinas, y el de la Villa o Fortaleza Baja, donde debes fijarte en la torre Almedina, con sus casi veinticinco metros y su matacán en la azotea.

Dentro del mismo recinto se halla el precioso Santuario y Torre Campanario de Santa María de la Villa, cuyo origen se remonta al siglo XV. Sin embargo, el templo actual fue construido al terminar la Guerra Civil, tras derribar el anterior que había resultado dañado. No obstante, responde al estilo neobarroco.

No es este el único edificio religioso destacado de Martos. También puedes visitar la Real Iglesia Parroquial de Santa Marta, del siglo XIV y que alberga la imagen de la patrona de la ciudad: Santa Marta de Betania. A modo de complemento a este templo se edificó en el XVII la capilla de Nuestro Padre Jesús Nazareno en cuyo interior hay frescos barrocos de Antonio María Reinoso.

Plaza de la Constitución de Martos

Martos

Completan el patrimonio de arquitectura religiosa de Martos el monasterio de la Santísima Trinidad, con una preciosa portada de orden toscano; el Antiguo Hospital e Iglesia de San Juan de Dios y las ermitas de Santa Lucía, San Miguel y San Bartolomé, esta última del siglo XIII.

Respecto a la arquitectura civil de la localidad jienense, además de los castillos, puedes visitar la Antigua Cárcel y Cabildo, considerada una maravilla del manierismo andaluz; la Fuente Nueva, obra de Francisco del Castillo, al igual que la anterior; el puente romano y el Círculo Nueva Amistad, un edificio de principios del siglo XX construido en estilo ecléctico-barroco.

Aldeaquemada, la naturaleza de los pueblos de Jaén

Si bien esta localidad cuenta con monumentos como la preciosa iglesia de la Purísima Concepción, de estilo colonial y el Pósito de Diezmo y Labradores, del siglo XVIII, destaca porque cerca de ella se encuentra el yacimiento de arte rupestre de la Tabla de Pochico.

Pero sobre todo, debes visitar esta villa porque se halla en pleno Parque Natural de Despeñaperros y cuenta con impresionantes lugares naturales. No te pierdas el Paraje Natural de la Cascada de la Cimbarra y sus farallones.

Hornos

Al igual que la anterior, se halla en un parque natural, el de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, del cual ya te hemos hablado anteriormente. Asimismo, visita su castillo, una impresionante fortaleza musulmana que es Bien de Interés Cultural, y la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, una belleza gótica del siglo XVI.

Vista de Hornos

Hornos

Alcaudete, para terminar el recorrido por los pueblos de Jaén

Finalmente, tienes que visitar Alcaudete. Asimismo cuenta con un castillo conocido como el Palacio, que se halla dominando la ciudad sobre un cerro. Fue edificado por los árabes y ampliado por los cristianos. También debes ver en la localidad la iglesia de Santa María la Mayor, de estilo gótico aunque su magnífica torre es posterior; la Casa Consistorial, construida en el siglo XVIII y que responde al barroco; el Convento de Santa Clara o la Fuente de la Villa.

En conclusión, te hemos llevado por los pueblos de Jaén que son de visita imprescindible por hallarse entre los más bonitos y monumentales de Andalucía. Pero hay otros como La Carolina, con sus edificios barrocos y neoclásicos; Begíjar, una antigua alquería musulmana; Guarromán, fruto de la colonización de Sierra Morena en el siglo XVIII, o Sabiote, todo él una maravilla de arquitectura renacentista. ¿No te apetece conocerlos?

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*