Qué hacer en Lisboa en verano

En los meses de verano, bajo una sofocante temperatura, Lisboa es atractivo para muchos turistas.  ‘A praia’ (a la playa) es el clamor de la gente en ésta ciudad bañada por el sol y donde las tablas de surf se apilan unos encima de los coches para dirigirse a las playas de Cascais y Estoril, a 20 minutos en coche del centro de la capital portuguesa.

Es común ver a la gente descansar sobre la arena fina o sentados frente a las playas donde disfrutan de un plato de ameijoas al ajo (almejas) con un vaso de cerveza helada en sus manos.

Con el trasfondo siempre presente de el Océano Atlántico, lo cierto es que la ciudad acoge al visitante en la temporada estival con sus tranvías de madera centenarias y los funiculares de hierro que aún retumban al momento se ascender entre las siete colinas sobre las que esta ciudad.

O se puede pasear por el barrio de Baixa, donde abundan los herbolarios, mercerías y sastres que se codean en las calles barrocas del centro de la ciudad.

Las atracciones en Lisboa en el verano se transforma desde principios de mayo donde la mayoría de la gente escvapa por las calles abrasadas por el sol del centro de la ciudad o dirigirse a los suburbios de arena. No es una mala idea hacer las compras en ésta temporada.

Otros eventos de verano en Lisboa destscan el Festival de Mar (Festival dos Oceanos, Agosto) que es un recorrido por los siete mares en tierra firme, por la orilla del río Tajo, que ofrece conciertos de temática oceánica, multimedia y espectáculos pirotécnicos, así cono el Festival de Jazz en la Fundación Calouste Gulbenkian (agosto) con un programa de conciertos de músicos de fama mundial celebrando el jazz contemporáneo.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*