Qué música se escucha en Egipto

Música en el Antiguo Egipto

La música ha estado muy ligada a la historia humana. Forma parte de nosotros incluso desde antes de nacer, cuando nuestra madre nos canta canciones infantiles. Nos ayuda a relajarnos, pero también a pasar momentos muy entretenidos, incluso es una compañera excelente cuando trabajamos.

Pero, ¿sabes qué música se escucha en Egipto? ¿No? No te preocupes, te lo contamos.

La historia de la música egipcia empezó muy pronto, tal y como se pueden ver en los monumentos y templos que se construyeron a lo largo y ancho del país. Sin embargo, lamentablemente no se puede saber a ciencia cierta cómo era la música en aquellos tiempos, pues no existió lo que hoy se conoce como escritura musical. Lo que sí se sabe, es que la combinación de cantos, danza y música debió de ser un auténtico espectáculo.

Su música en un principio tenía cinco notas, pero después se tornó eptáfono, es decir, que tenía 7 sonidos diferentes. Cada uno de ellos estaba dedicado a cada planeta del sistema solar, ¡y ni siquiera disponían de telescopios para confirmar la existencia de los mismos!

Ney

Los antiguos egipcios fueron los que inventaron el arpa y el laúd. La primera no tenía caja de resonancia, pero se le terminó agregando una caja sonora parecida a la que tienen las arpas modernas. En el caso del laúd, se utilizaban sobretodo en los servicios religiosos. Durante un conflicto bélico, podrías escuchar a los tambores; mientras que en una fiesta o en un día especialmente importante, flautas rectas y traveseras creaban melodías que, seguro, te podían hacerte olvidar tus problemas.

Pero los años fueron pasando, y actualmente en Egipto lo tradicional se junta con lo moderno. La música pop ha ganado terreno, sobretodo entre los más jóvenes, pero las melodías clásicas siguen estando muy presentes, sobretodo en ceremonias, bodas y festejos autóctonos.

Así pues, cuando viajes a este increíble lugar podrás disfrutar de cualquier estilo de música egipcia 🙂 .

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*