Qué ver en la provincia de Cádiz

Vista de Cádiz

Cádiz

Seguramente alguna vez te habrás preguntado qué ver en la provincia de Cádiz, sobre todo al organizar un viaje al sur de la Península Ibérica. Te diremos que cuenta con lugares maravillosos tanto en su costa como en el interior. Además, te ofrece una magnífica gastronomía y un rico patrimonio monumental. Todo ello sin olvidar la proverbial simpatía con que te recibirán los gaditanos.

Para que sepas qué ver en la provincia de Cádiz, te invitamos a nuestro recorrido por ella. Comenzaremos por la capital para ir trasladándonos a las zonas costeras y posteriormente a algunos de los pueblos más bonitos del interior.

La capital, lo primero que ver en la provincia de Cádiz

Ubicada frente al estuario del río Guadalete y en un parque natural, Cádiz es una de las ciudades más antiguas de Europa, con más de tres mil años de historia, tal como atestiguan los restos arqueológicos hallados en la zona. De hecho, la fundaron los fenicios con el nombre de Gádir (fortaleza). Y después vivió bajo la dominación de romanos, visigodos, musulmanes e incluso, por un breve periodo de tiempo, de los bizantinos.

Fruto de tan amplia historia es su rico patrimonio monumental que abarca tanto yacimientos arqueológicos como construcciones civiles, religiosas y militares. Por todo ello, la capital es lo primero que ver en la provincia de Cádiz.

Catedral de Santa Cruz de Cádiz

Es un precioso edificio que conjuga el barroco y el neoclásico. Su construcción comenzó en el siglo XVIII para acabar ya en el XIX. Con sus grandes proporciones, sus dos torres y su cúpula, es visible desde todos los extremos de la ciudad. En su interior hallarás varias capillas, unas imponentes columnas corintias y un templete exento consagrado a la Inmaculada Concepción.

Vista de la catedral de Cádiz

Catedral de Cádiz

Puerta de Tierra

Se trata de uno de los accesos a la ciudad con que contaba la antigua muralla del siglo XVIII. Labrada en mármol y en estilo academicista, se le añadió un torreón cien años más tarde para servir a la línea de telegrafía óptica de Andalucía.

Gran Teatro Falla

Es otro de los símbolos de la ciudad y llamará tu atención por su espectacular fachada roja de estilo mudéjar con tres arcos de herradura. Se inauguró en 1910 y cada año acoge el concurso de las populares chirigotas del carnaval.

Teatro romano

Fue construido en el siglo I antes de Cristo y se redescubrió de manera fortuita en 1981 al incendiarse el edificio de unos grandes almacenes. Tenía capacidad para 20 000 espectadores, con lo cual era el segundo más grande del mundo romano tras el de Pompeya. No es el único resto arqueológico de la ciudad. A la misma época pertenece la factoría de salazones y aún más antiguo, pues pertenece al tiempo de los fenicios, es el yacimiento de Gádir.

Castillos de Cádiz

Como ciudad costera, Cádiz era una urbe fortificada. De ello quedan varios restos entre los que destacan los castillos de San Sebastián, de San Lorenzo del Puntal y de Santa Catalina, así como el baluarte de la Candelaria. También tienes otras defensas costeras que ver en la provincia de Cádiz. Por ejemplo, los castillos de Sancti Petri, San Romualdo y San Marcos del Puerto de Santa María.

Otros monumentos

Cádiz tiene mucho más que ver. Así, puedes visitar el impresionante edificio neoclásico del Ayuntamiento; la preciosa casa del Almirante, de estilo barroco; el palacio de la Aduana, una gigantesca construcción igualmente clasicista; la antigua Real Fábrica de Tabacos, de estilo mudéjar, o los arcos de los Blanco y de la Rosa, perteneciente a la antigua muralla romana el primero y a la medieval el segundo.

El teatro Falla

Teatro Manuel de Falla

Playas de la provincia de Cádiz

Dejando ya la capital, tienes gran número de playas que ver en la provincia de Cádiz. La franja litoral de esta se conoce por Costa de la Luz y tienes arenales de todos los tipos: urbanos, rurales y poco utilizados e incluso buen número de pequeñas calas.

En Rota tienes la playa de la Costilla, que mide algo más de un kilómetro y tiene el distintivo de Bandera Azul. En el Puerto de Santa María destaca la de Valdegrana, con la misma calificación y parte de la cual se halla en el espacio protegido del Parque Natural de los Toruños. Más popular es la playa de la Barrosa, en Sancti Petri, protegida por acantilados y dunas y considerada una de las mejores de toda la provincia.

Por su parte, en Conil también hay magníficos arenales y pequeñas y encantadoras calas como la de Roche. En el término municipal de Véjer de la Frontera, encontrarás la playa de El Palmar. E igualmente tienes preciosos arenales en Caños de Meca o Trafalgar.

Y, para terminar este repaso a las playas que tienes que ver en la provincia de Cádiz, te hablaremos de la de los Alemanes o Cabo de Plata, en Zahara de los Atunes, y de las de Tarifa, perfectas si te gusta practicar el surf. Entre estas, la playa de Valdevaqueros o la de Bolonia.

Vista de la playa de Bolonia

Playa de Bolonia

Localidades del interior: la Ruta de los Pueblos Blancos

Dejaríamos esta guía sobre qué ver en la provincia de Cádiz incompleta si no te habláramos de los pueblos del interior. Como sucede por ejemplo con Granada, en la provincia gaditana se pasa en pocos kilómetros de la costa a la montaña. Y en esta última abundan las localidades bonitas, casi todas ellas integradas en la llamada Ruta de los Pueblos Blancos. Vamos a repasar algunos de ellos.

Arcos de la Fontera

Situado en un cerro de casi doscientos metros de altura sobre el río Guadalete, puedes ver en él la iglesia de Santa María de la Asunción, construida en el siglo XV en estilo mudéjar; el castillo de Arcos, que es Bien de Interés Cultural; la torre de Calduba, un resto romano del siglo II, y el palacio del Conde del Águila, una preciosa edificación gótica-mudéjar. Pero sobre todo disfrutarás paseando por sus callejuelas estrechas de casas blancas, comunes a todas estas localidades.

Véjer de la Frontera

Su casco antiguo es Conjunto Histórico Artístico desde 1976. Destacan en él las murallas, muy bien conservadas; la iglesia del Divino Salvador, que es gótica-mudéjar, o la torre del Mayorazgo. Y en las afueras puedes ver la ermita de Nuestra Señora de la Oliva, con un precioso retablo barroco. Si además quieres disfrutar de la Naturaleza, tienes la playa de El Palmar, como te hemos dicho, y el Parque de la Breña y las Marismas de Barbate.

Medina Sidonia

Se halla sobre el cerro del Castillo. Este es el más alto de la zona, lo cual le permite obtener magníficas vistas de toda la provincia. Por ello, se conoce a esta localidad como «el Balcón de la Bahía». No es su única riqueza natural, pues buena parte de su término municipal pertenece al Parque Natural de Los Alcornocales.

Por otra parte, Medina Sidonia también es Conjunto Histórico Artístico por su recinto amurallado; sus dos castillos; el Ayuntamiento del siglo XVI; las Caballerizas del Duque o las iglesias de Santa María la Coronada, de la Victoria y de San Juan de Dios.

Vista de Setenil de las Bodegas

Setenil de las Bodegas

Setenil de las Bodegas

Quizá sea este el pueblo más curioso de todos los que tienes que ver en la provincia de Cádiz. Sobre todo porque buena parte de sus casas aprovechan la piedra de la montaña y parecen incrustadas en ella.

Entre sus monumentos destacan la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, con una parte mudéjar y otra gótica; los puentes de la localidad; las ermitas de Nuestra Señora del Carmen (siglo XVIII) y de San Benito (siglo XV) y, sobre todo, el castillo de Setenil, una fortaleza de época nazarí construida en el siglo XIII.

Grazalema

Ubicada en la sierra del mismo nombre, esta localidad destaca por su entorno, con el Parque Natural de la Sierra de las Nieves, el cerro de San Cristóbal o las sierras del Endrinal y del Pinar. Pero también por monumentos como la ermita de Nuestra Señora de los Ángeles, la iglesia de San Juan o el Ayuntamiento. Como anécdota te diremos que, si vas a visitar Grazalema, lleves paraguas, pues tiene el índice de pluviosidad más alto de todo el sur de España.

Alcalá de los Gazules

Integrada en el Parque Natural de Los Alcornocales, esta villa también es Conjunto Histórico Artístico. Dominada por su castillo de época almohade, también debes ver en ella la iglesia de San Jorge, con su precioso retablo rococó de San Cristóbal; la ermita santuario de Nuestra Señora de los Santos; la iglesia de San Francisco o los conventos de Santo Domingo y Santa Clara.

Olvera

Es la puerta a la Ruta de los Pueblos Blancos y ostenta el título de ciudad desde 1877. Se halla en la ladera de un cerro de casi setecientos metros de altitud y la vigilan desde lo alto el impresionante castillo árabe y la preciosa iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, edificio neoclásico del siglo XVIII. También puedes ver las iglesias de la Victoria y del Socorro, el santuario de los Remedios y el convento de Caños Santos.

Además, si te gusta el senderismo, de Olvera parten numerosas rutas por la Sierra de Cádiz. Por ejemplo, la Vía Verde, que recorre casi treinta y siete kilómetros entre la propia Olvera y Puerto Serrano o la ruta de los Almorávides y Almohades.

Vista de Olvera

Olvera

El clima en la provincia de Cádiz

Toda la provincia de Cádiz, con sus particularidades, goza de un clima magnífico. Es típicamente mediterráneo, aunque influido por la proximidad del Océano Atlántico. Básicamente, se distinguen dos épocas en él.
La primera es la templada, que se extiende desde noviembre hasta abril y presenta temperaturas suaves, con cifras medias en torno a los diez grados, y algo más de lluvias.

Por su parte, la cálida se prolonga desde abril hasta noviembre y, especialmente en verano, es muy calurosa, con máximas que pueden superar los cuarenta grados. Además, es muy seca en cuanto a pluviosidad.

Sin embargo, debes saber que todo lo anterior es válido para las llanuras y las zonas costeras. La sierra de Grazalema es diferente. Las temperaturas son más frescas y, sobre todo, llueve mucho, con precipitaciones que superan los 2000 mm. al año. Finalmente, el viento es habitual en toda la provincia, sobre todo en su parte occidental y del sur.

Gastronomía de la provincia de Cádiz

La cocina gaditana es una de las más ricas y variadas de toda Andalucía. La peculiar ubicación de la provincia hace que su gastronomía incluya productos de la huerta, de la sierra y del mar.

Con todos estos ingredientes se hacen muchos platos típicos. Destacan entre ellos las papas (patatas) aliñadas o con choco (calamar); el puchero jerezano, que lleva costillas y ternera, tocino, pollo y fideos o arroz; la tortillita de camarones o la sopa de tomate, que se sirve fría o caliente según la época del año.

Muy populares son el «pescaito» frito y el cazón en adobo, así como el famoso atún rojo de almadraba. Y más típicos los erizos, puro sabor a mar; las ortiguillas, que son marisco, y la mojama de Barbate.

Un plato de cazón en adobo

Cazón en adobo

Otros platos típicos son la sopa de galera o pescado; el conejo en salsa, propio de la sierra; el potaje de tagarninas, unos pequeños cardos; las cabrillas o caracoles en tomate; la urta (un pescado) a la roteña y la caballa con piriñaca o picadillo de verduras.

En cuanto a los postres, destaca el pan de Cádiz, un delicioso mazapán. Los alfajores son típicos de Medina Sidonia y la meloja (una especie de mermelada) o el tocino de cielo de Jerez de la Frontera. También son habituales los pestiños, las frutas confitadas y el gañote de Ubrique.

Finalmente, para acompañar platos tan exquisitos, tienes los magníficos vinos de Jerez, la manzanilla de Sanlúcar de Barrameda, los vinos blancos de Chiclana o los tintos de la indicación geográfica Tierra de Cádiz.

Cómo moverse por la provincia de Cádiz

Toda la provincia de Cádiz está bien comunicada por carretera. Para llegar hasta ella tienes la AP-4, que viene de Sevilla, y la AP-7, que discurre por toda la costa mediterránea.

Una vez en la zona, puedes aprovechar carreteras como la N-340 que une San Fernando y Algeciras, y la A-381, que va desde Jerez hasta Los Barrios. Por su parte, para transitar por los pueblos de la sierra, tienes la A-382, que comunica Jerez con Arcos de la Frontera.

Estas localidades están bien conectadas con líneas de autobús. Pero, si quieres algo más típico, puedes coger el tren de Algeciras a La Bobadilla, con parada en Setenil de las Bodegas y que te ofrece paisajes muy hermosos.

En conclusión, ya sabes qué ver en la provincia de Cádiz. Como puedes apreciar, la oferta es muy rica y variada, incluyendo playa, montaña, patrimonio monumental y una deliciosa gastronomía. Ya solo falta que organices tu viaje.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*