Qué ver en Roma

Para saber qué ver en Roma y no olvidarnos de ningún rincón importante, nada como seguir las paradas que hoy te mostramos. Como bien sabemos, es otro de los destinos más solicitados por todos. Algo que no nos sorprende, ya que la llamada ciudad eterna tiene numerosas joyas históricas y arquitectónicas.

La capital italiana es la cuarta ciudad más poblada de la Unión Europea. Como capital del gran imperio romano, en ella se forjó tanto el arte como la literatura y en general, su historia a lo largo de tres milenios. Así que, nos podremos sumergir en una especie de baúl de los recuerdos más importante de todos los tiempos. ¿Nos adentramos en él?.

Qué ver en Roma, La Plaza de España

Quizás el mismo día de nuestra llegada, nos preguntemos qué ver en Roma. Pues bien, siempre es aconsejable hacerlo con calma. De ahí que si llegamos ya por la tarde y con poco tiempo, lo mejor es aprovechar para acercarnos a la Plaza de España. Para ello, puedes tomar el metro que será Spagna línea A. Es uno de los lugares preferidos por los turistas. Más que nada porque en él te encontrarás con la Via dei Condotti.

Plaza de España Roma

Una zona llena de grandes tiendas, donde perderte durante horas. Podrás caminar por la Via Frattina y finalmente, Via del Babuino. Si sigues por ésta, verás el obelisco de 24 metros que, hace muchos años, se encargaba de adornar el llamado Circo Máximo. Justo allí, tienes unas escaleras para acceder a uno de los miradores más especiales de la ciudad. Hay que decir que las escaleras que veremos en la Plaza de España se construyeron en el S. XVIII y cuenta con 135 peldaños.

Fontana de Trevi, la fuente más bonita del mundo

A unos 500 metros de la Plaza de España, nos encontramos con la Fontana de Trevi. Es la fuente más grande de la ciudad, gracias a sus 20 metros de ancho. Aunque sus orígenes se sitúan en el 19 a.c, hay que decir que su visión final se encasilla en el 1762. Cuenta la leyenda que si tiras una moneda es que volverás a Roma. Sin embargo, si tiras dos quizás te quedes porque encontrarás el amor en alguien de allí. Para las personas que tiran tres monedas, será símbolo de una boda inminente. Para llegar a ella, toma el metro Barberini, línea A Roja.

Fontana de Trevi

Panteón de Agripa

Si volvemos desde la Fontana de Trevi, podemos tomar la calle Via delle Muratte. Luego, tendremos que cruzar la Via del Corso y seguir durante unos minutos por la Via di Pietra. Rápidamente tras ello, podemos divisar el Panteón. Sin duda, uno de los lugares mejor conservados de este lugar. Fue construido en el año 126 d.c. También se le denomina como Panteón de Agripa porque anteriormente estaba el que le daba nombre, pero un incendio acabó con él. En el interior, están las tumbas de varios reyes, así como grandes obras de arte. La entrada a este lugar es gratuita. Además, es muy fácil llegar porque se encuentra entre la Fontana de Trevi y la Piazza Navona.

Panteón de Agripa Roma

Plaza Navona

La acabamos de mencionar, así que, también se merece estar entre los rincones favoritos cuando pensamos en qué ver en Roma. Cuenta con un estilo barroco y se sitúa entre otra de las plazas más hermosas. Cuenta con un total de tres fuentes. En el centro de la misma, veremos la llamada Fuente de los Cuatro Ríos. Ésta representa los ríos más importantes como son el Nilo, Danubio, Ganges y el de la Plata. Las otras dos son la Fuente de Neptuno y del Moro. En esta zona encontrarás numerosos restaurantes y un gran ambiente todo el día.

El Vaticano

Uno de los lugares fundamentales es el Vaticano. Justo en el centro de Roma nos encontramos con este estado o ciudad como también se le denomina. ¿Qué ver en el Vaticano?. En este caso, vamos a necesitar algo más de tiempo, ya que son tres visitas las que nos lo exigen.

Plaza de San Pedro

Ya hemos mencionado alguna que otra plaza, pero sin duda, La Plaza de San Pedro es de las más conocidas y famosas de este lugar. Se construyó en el S.XVII y tiene cabida para más de 300.000 personas. En ella podemos ver las columnas que la bordean, con estatuas de santos, así como el pórtico. En el centro está el obelisco de 25 metros y dos fuentes. Si quieres llegar a ella vía metro, entonces lo podrás hacer a través de la línea roja A, Ottaviano. Si no, puedes llegar a ella por la Via della Conciliazione.

Basílica de San Pedro

Su nombre es gracias al primer Papa que hubo en la historia. Sus restos están enterrados en dicha Basílica. Si nos adentramos en ella, podemos ver su amplitud. Cuenta con espacio para unas 20.000 personas. Pero lo que quizás te llame mucho más son las grandes obras de arte. Por un lado, La Piedad de Miguel Ángel y por otro lado, San Pedro en su trono. Sin duda, no nos podemos olvidar de la Cúpula. Sabemos que la comenzó Miguel Ángel y que la terminó Carlo Maderno. Su subes hasta ella, te encontrarás con unas vistas inolvidables.

Basílica San Pedro Vaticano

Eso sí, hay que recordar que uno de sus tramos está compuesto de una escalera de caracol que es bastante estrecha, por lo que quizás no todos puedan acceder a ella. Para entrar en la basílica no hay que pagar. Pero si llegas hasta la cúpula, entonces tienes dos opciones: Subir en ascensor y la otra parte a pie por un precio de 8 euros. O bien, subir los 551 escalones a pie por el precio de 6 euros.

Capilla Sixtina

Se encuentra dentro de la llamada zona de los Museos. Es uno de los lugares más asombrosos e impresionantes. Quizás todo el mundo debería de visitarlo, al menos una vez en la vida. Los frescos que la cubren, son los que más llaman la atención. Obras de Miguel Ángel, aunque también trabajaron otros como Botticelli. “La creación de Adán”, se encuentra en la zona central de la bóveda. Sobre el altar mayor, divisaremos la obra “El juicio final”. Podrás entrar en la zona de museos por unos 16 euros. Las mejores horas para no esperar colas interminables, es al mediodía.

Capilla Sixtina

Foro Romano

Otro de los recuerdos del Imperio Romano es ese Foro. Aunque quedó un poco en el olvido, no hace mucho tiempo, decidieron comenzar las excavaciones para poder sacarlo de nuevo a la luz. En él podrás ver templos a Venus o a Saturno. Para llegar a él, tomarás el metro Colosseo línea B azul. Tendrás que pagar 12 euros, pero con la entrada verás tanto el Foro como el Monte Palatino y el Coliseo. Un lugar mágico que te llevará a vivir otra época.

Foro Romano excavaciones

Coliseo de Roma

No, no nos podíamos olvidar del Coliseo de Roma. Es un símbolo básico en este lugar y se trata de un anfiteatro. En él, los espectáculos se sucedían albergando a más de 50.000 personas. Este lugar sufrió desde terremotos hasta bombardeos. Aún así, millones de turistas lo visitan cada año. Como te encontrarás con grandes colas para disfrutar de este lugar, siempre es conveniente llegar a horas muy tempranas. También puedes comprar la tarjeta llamada Roman Pass, que viene con descuentos y una guía. Para todos los que la tenga, no tendrán que guardar las colas habituales.

Coliseo Romano

Catacumbas

Para los que todavía tienen más tiempo, tras haber visto los lugares más importantes, nada como acercarse a las Catacumbas. Claro que en este caso, se aconseja que sea una visita guiada. Más que nada porque así te evitarás el lío de tener que tomar transporte y perder bastante tiempo. Las Catacumbas son una especie de galerías subterráneas. Eran donde se enterraban a los ciudadanos tanto paganos como judíos. Estos cementerios, pero bajo tierra, se crearon por ciertos problemas de espacio. Aunque existen bastante por toda la ciudad, tan solo podrás acceder a cinco de ellas. Por unos 8 euros podrás tener un amplio recorrido por este lugar y con guía.

Podríamos seguir descifrando qué ver en Roma durante más tiempo, pero quizás como éste no siempre nos sobra, lo mejor es aprovecharlo al máximo. Los museos, las áreas naturales así como los restos arqueológicos, hacen de Roma uno de esos destinos que no podemos pensar dos veces.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Viajes

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *