Qué ver en Tokio

que ver en tokio

Cuando todo vuelva a la normalidad podremos preguntarnos qué ver en Tokio y llevarlo a cabo. Pero mientras tanto, también podemos dejar volar la imaginación para vernos allí e ir conociendo un poco más de esos rincones. Rincones que nos van a entusiasmar más que nunca.

Porque en cada lugar siempre hay algo imprescindible que ver. Tokio, como capital de Japón, también cuenta con numerosas opciones para ver y hacer. Uno de los lugares más visitados y hoy descubriremos el porqué. ¿A qué ya tenemos ganas de hacer la maleta y emprender el viaje?

Templo Sensoji

Es uno de los templos más antiguos de Tokio. Lo podemos encontrar en el barrio de Asakusa y está dedicado a la deidad de la misericordia como es Kannon. Se dice que el templo no está en este lugar por casualidad. Sino que fue el hallazgo de la estatua de Kannon, por dos hermanos, lo que hizo que se levantara el templo en su honor. Por lo que poco a poco se convirtió en una de las paradas obligadas cuando se piensa qué ver en Tokio.

templo sensoji

La Puerta Kaminarimon es una de las principales. Justo después de cruzar esta puerta, llegas a la calle Nakamise. Que se trata de una zona comercial y al final de esta calle, verás la segunda puerta conocida como Homozon. La pagoda de cinco pisos te espera tras ella, aunque no está abierta al público. El Salón Principal Hondo, es otra de las zonas principales ya que se dice que en ella, se encuentra la estatua que hemos mencionado.

Shinjuku, un barrio siempre despierto

Si  hay un barrio con bastante vida ese es Shinjuku. Entre sus calles podemos ver ese desfile de luces y de modernidad que tan integrada la tenemos en nuestra retina, cuando pensamos en qué ver en Tokio. La estación que nos encontramos en este lugar, es otro de los puntos más visitados. Quizás porque desde él, hay trenes a la gran mayoría de los rincones.

shinjuku metropolitan government building

Este lugar lo podemos dividir en la zona oeste donde podremos disfrutar de sus rascacielos. Allí, también tendrás la opción de tener unas vistas panorámicas, gracias a los miradores del City Hall o también conocido como Metropolitan Government Building. Justo a 200 metros de altura podrás encontrar dichos miradores. Mientras que en la zona este estarán los bares y restaurantes, y en la sur la zona perfecta para hacer compras.

La isla artificial de Odaiba

Sin duda, tampoco podíamos olvidarnos de este lugar al pensar qué ver en Tokio. Está situada en la bahía del lugar y es otra de las zonas más visitadas. Aquí tienes una réplica de la Estatua de la Libertad. Pero también podrás visitar diversos museos como el de la ciencia e innovación. También puedes acercarte hasta la noria de más de 115 metros de altura o visitar el baño termal de Onsen Monogatari.

odaiba

Calle Takeshita

No es un monumento en particular, pero también se merece vernos pasear por ella. Es una calle pero que cuenta con la peculiaridad de que siempre estará bastante llena y llama la atención la curiosa puesta de los pasos de peatones. Es más, este tramo es tan solo peatonal. Forma parte de la transitado barrio de Harajuku. Además de ello, hay que decir que se trata de una zona comercial, por lo que tendrás todo lo que necesitas a tu disposición. Una vez aquí, tienes que acercarte hasta el parque Yoyogi. Ya que los domingos ofrecen una especie de concierto al más estilo Elvis.

akihabara

Barrio Akihabara

Son muchas las personas apasionadas del manga o el anime. Pues en este barrio te vas a encontrar todo lo relacionado con dicha temática. Las tiendas cuentan con todos los productos así como disfraces clave. Lo distinguirás a la perfección, ya que pos sus calles se pueden ver grandes carteles con acabados neón, que no pasan desapercibidos tan fácilmente.

Palacio Imperial

El lugar de residencia de la familia imperial, también es otro de los puntos clave de nuestro viaje. Es cierto que la zona de los jardines sí se puede visitar cada día. Por lo que desde ella, nos dejará unas instantáneas de lo más exclusivas. Las zonas interiores, sí que tan solo se puede acceder gracias a las visitas guiadas. El aforo está limitado a unas 500 personas. Por lo que eso de ir temprano, siempre nos asegura la entrada al lugar.

palacio imperial

Parque Ueno

Al ser uno de los primeros de Tokio, también es uno de los más importantes. Cuenta con más de mil cerezos, lo que ya nos podemos imaginar en época primaveral toda la luz y color que aportan a este lugar. También en el parque nos vamos a encontrar con el Museo Oriental, así como en Nacional de Ciencias o de Arte. Además de los museos, otro de los puntos con más visitas, es el Santuario Toshogu. Data del siglo XVI y cerca de él está el Último Samurai, es decir una estatua de Saigo Takamori, que se ubica al sur.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*