Qué ver en Trinidad y Tobago

En el Caribe existen 28 naciones y hasta 7 mil islas diferentes, motivo por el que no siempre es fácil decantarse por un próximo destino en el que es uno de los mares más famosos, paradisíacos y cálidos del mundo. Cuba, República Dominicana, Puerto Rico o Jamaica son algunas de sus islas más famosas, pero si prestamos atención a esas otras menos conocidas posiblemente encontremos paraísos menos masificados como Trinidad y Tobago, país que abordamos en este post a fin de que puedas sumergirte en la cuna del que es uno de los carnavales más famosos del mundo.

Trinidad y Tobago son dos islas que fueron unidad en la década de 1880, momento en el que la demanda de mano de obra en las plantaciones de cacao ( el chocolate conocido como “cocobel” es marca insignia nacional) antaño apropiadas por los británicos atrajeron a personas de otros países caribeños y, especialmente, de China e India, convirtiendo esta pequeña nación en una de las más cosmopolitas del Caribe.

En el siglo XX, el país experimentó un auge económico como consecuencia de la industria del gas y el petróleo, por lo que el turismo siempre fue una actividad económica secundaria con todo lo que ello conlleva: menos turistas, playas más vacías. Sin embargo, tras el declive de la industria petrolífera, Trinidad y Tobago ha comenzado a potenciar aún más unos patrimonios que seducen a todo aquel que busca el paraíso prometido: playas de ensueño (especialmente en Tobago, la isla más pequeña), naturaleza, vida nocturna y cultura. Un país de color, fusión y frescura que recorremos a través de sus más importantes highlights:

Port of Spain

Casa Roja en Puerto España.

Puerto España es la capital de Trinidad y Tobago y la ciudad más importante del país. Situada en la costa noroeste de la isla principal, Trinidad, Puerto España fue erigida en los cimientos del antiguo asentamiento de Cumucarapo. Una ciudad cuya función es puramente administrativa, con altos edificios empresariales combinados con otras de carácter más colonial como la Casa Roja, sede del Parlamento nacional, o las típicas casas de colores de su casco antiguo. Su Art Gallery o los Jardines Botánicos son algunas de sus mayores atracciones, si bien Port of Spain destaca por su amplia oferta nocturna, por su proximidad a playas como Maracas o, especialmente, por su colorido Carnaval, el cual se celebra cada año durante los días lunes y martes anteriores al Miércoles de Ceniza.

Maracas Bay

©neiljs

La mencionada playa de Maracas se encuentra a una hora en coche de Puerto España, siendo una de las ensenadas más famosas de todo el país. Convertida en la mayor atracción de la homónima bahía de Maracas, esta playa de aguas turquesas y entorno tropical salpicada por chozas de palma donde te preparan la mítica sopa callaloo está considerada como la playa más bonita y cercana de la capital.

Asa Wright Nature Centre

En Trinidad y Tobago se han registrado hasta 250 especies de aves diferentes, siendo uno de los mayores santuarios de bird-watching de todo el Caribe. El Asa Wright, ubicado en una antigua plantación de cacao al norte de la isla de Trinidad, es recomendable de visitar a primera hora de la mañana, momento en el que sus colibríes (la gran atracción del centro), revolotea entre cientos de árboles y plantas tropicales.

Pigeon Point

La isla de Trinidad está considerada como un centro cultural y económico mientras Tobago es la más propiamente turística por varios motivos, especialmente sus playas, siendo Pigeon Point la más famosa de todas. Situada al sur de Tobago, la también conocida como Punta Pigeon es un paraíso de aguas turquesas surcado por su ya famoso paseo con techo de palma convertido en icono insignia de la isla.

Nylon Pool

©quillons

No lejos de Pigeon Point encontramos uno de esos lugares que conquistará a cualquier amante de la naturaleza: Nylon Pool, una piscina natural abundante en corales y arenas blancas a la que se realizan diferentes excursiones para practicar snorkel o alejarte de las masificaciones turísticas de Pigeon Point.

Englishman’s Bay

A diferencia de Pigeon Point, esta playa está algo alejada de los circuitos turísticos, lo cual permite al visitante sumergirse en un paraíso en el que las palmeras se pelean por entrar al mar y solo existe una casita, el bar Eula’s, a modo de restaurante, además de dos stands que hacen la función de baños para hombres y mujeres. Situada a una hora del pueblo pesquero de Castara, en el norte de Tobago, Englishmans’s Bay está considerada por muchos como la playa más bella de todo el país, con la profundidad suficiente para permitirte estrenar el equipo de buceo antes de ver el atardecer.

Scarborough

A pesar de sus playas, no olvidamos ese otro aspecto más cultural de Tobago, y su capital, Scarborough, se convierte en el mejor ejemplo. Una ciudad pequeñita de poco más de 25 mil habitantes salpicada en mitad del trópico y envuelta por el Fort King George, una fortaleza mandada a construir por el rey George III en el siglo XVIII y convertida hoy en el museo más famoso de la ciudad. A su vez, Scarborough incluye el complejo artístico más grande del Caribe, el Shaw Park Cultural Complex.

Trinidad y Tobago se perfila como uno de los grandes destinos del Caribe de los próximos años gracias a su naturaleza singular, sus playas de postal y su, hasta ahora, camuflada posición entre otras islas a priori mucho más turísticas.

¿Te gustaría ir a Trinidad y Tobago?

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar