Recorriendo Sant Joan de Moró

San Joan de Moró es un pueblo fundado en 1990 que goza de un patrimonio histórico y maravillosos paisajes natrales que junto a su cercanía con la capital de la Plana lo hacen un sitio ideal para visitar en familia.

Si llega en tiempo de fiesta, Sant Joan de Moró será el sitio especial para disfrutar y conocer la cultura de Castellón, pero si no, podrá disfrutar de los sitios históricos y los hermosos paisajes.

Comenzando por los monumentos, la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista es la más importante. Fue construida en el año 1887 pero fue modificada luego en 1910 y en 1950 cuando se le construyó la Torre campanario y la Casa Abadía.

Un poco más lejos del casco urbano, 2 kilómetros por la CV 1610, encontrará el Mas de Flors, una pequeña población de estilo medieval con algunos restos de antiguos asentamientos romanos. Es un sitio encantador que se hace aún más atractivo por ser el lugar de residencia elegido por el artista Ripollés.

Para finalizar el recorrido por los monumentos de Sant Joan de Moró, un paseo por las Ruinas Ibéricas del Monte Mollet que fueron construidas durante los siglos V al IX. El antiguo poblado se ubica a más de 700 metros de altura y fue encontrado en el año 1977.

De los 500 metros que ocupa el yacimiento, lo más destacable se encuentra en el sector Noreste donde se hallaba la fortificación y en el Sur se pueden ver los restos de las viviendas. Los estudiosos que ha pasado por este lugar, delimitaron el resto de los hallazgos como parte de la villa, la acrópolis y un castillo.

Foto Vía: wikipedia.org

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *