Punta Cana

Punta Cana es uno de los destinos turísticos más populares del mundo. Constituida por noventa y cinco kilómetros de costa al este de la República Dominicana, cuenta con playas espectaculares de arenas finas y aguas color azul turquesa, así como con una climatología privilegiada.

Sin embargo, hasta los años setenta del pasado siglo, Punta Cana era una zona agreste de jungla casi impenetrable. De aquella época ha sabido conservar muchas de sus maravillas naturales que se combinan con los numerosos complejos hoteleros edificados en sus tierras. Por si todos sus atractivos fueran pocos, se halla a solo tres horas en coche de la preciosa ciudad de Santo Domingo, capital del país, donde también tienes mucho que ver. Si quieres descubrir qué hacer en Punta Cana, te animamos a seguir leyendo.

Qué ver y qué hacer en Punta Cana

Tanto en el área geográfica de esta localidad, que ocupa unas cuarenta y dos hectáreas, como en sus alrededores hay numerosas maravillas de la Naturaleza y mucha diversión. Para disfrutar de todo ello, puedes guiarte por las ideas que vamos a proponerte.

El Parque Nacional de Los Haitises

Una vez te has instalado en Punta Cana, puedes comenzar tus visitas por este parque en el cual se engloba la cuenca baja del río Yuna, el más importante del país, y territorios de los municipios de Miches y Sabana del Mar.

Visitándolo, te harás una perfecta idea de lo que fueron estas tierras antes de la llegada del turismo. Destacan en la zona los mogotes, que son unas elevaciones de unos cuarenta metros provocadas por la naturaleza kárstica del terreno. Debido a ellos, los tainos autóctonos llamaron a la zona los Haitises, que en lengua aborigen significa «tierras montañosas».

Los Haitises

Parque Nacional de Los Haitises

Una excursión organizada por el parque te llevará en barca por los manglares y a visitar las cuevas de la zona. En ellas vivían justamente los antiguos tainos que dejaron pinturas en sus paredes. Entre estas oquedades, destacan las de San Gabriel, La Arena, La Reina y La Línea. Pero también cuenta Los Haitises con una impresionante vegetación y una rica fauna en la que destacan las boas y las tortugas marinas.

Isla Saona

Con unos ciento diez kilómetros cuadrados, es una de las islas más grandes de la República Dominicana. Se encuentra frente a las costas de Punta Cana y en ella podrás disfrutar de maravillosas playas con arrecifes de coral y de bosques accesibles a través de manglares. Además, la isla cuenta con un pequeño pueblo de pescadores que viven en casas de madera. Se llama Mano Juan y es lo único habitado de ella junto al asentamiento militar de Playa Catuano.

Los Altos de Chavón

Carácter muy distinto a todo lo anterior tienen los Altos de Chavón. Se denomina así a la recreación de una villa mediterránea del siglo XVI que se debe al diseño del arquitecto José Antonio Caro y del cineasta Roberto Coppa. Por influencia de este último se creó un pueblo de la Italia postmedieval al que fueron añadiéndose otros monumentos como el espectacular anfiteatro de estilo griego, el Museo Arqueológico Nacional, la Ciudad de los Artistas y un centro cultural.

Pero, si bonitos son los edificios, más aún lo es el paisaje. Desde los altos tendrás maravillosas vistas del río Chavón y del propio mar Caribe. Por todo ello, este lugar recibe miles de visitantes cada año.

Cabo Engaño y el buceo

No podemos hacerte recomendaciones sobre Punta Cana y dejar de lado sus playas. Esta zona, ubicada en la llamada Costa del Coco por la gran cantidad de palmeras que alberga, te ofrece nada menos que sesenta y cuatro kilómetros de arenales entre la propia Punta Cana y Playa Bávaro. Todos ellos con arenas finas y blancas al pie de aguas transparentes. Asimismo, es una zona perfecta para que practiques deportes acuáticos como el windsurf o el parasailing.

Área de Cabo Engaño

Cabo Engaño

Pero uno de los grandes atractivos que te ofrece la costa de Punta Cana tiene que ver con el buceo. Hay dos zonas perfectas para que lo practiques viendo arrecifes de coral y cuevas submarinas. Ten en cuenta que estas aguas tienen una visibilidad que oscila entre seis y treinta metros en función de la climatología.

Uno de esos circuitos que te aconsejamos es el denominado justamente La Cueva, en el cual verás varias de estas oquedades y compartirás espacio con mantarrayas y tiburones de los no peligrosos. Y el otro es el del Mónica, un barco naufragado hace noventa años con toda su carga de material ferroviario y maquinaria para las plantaciones de azúcar.

La Reserva Ecológica de Ojos Indígenas, un lugar poco conocido de Punta Cana

Este parque natural se halla fuera de muchos de los circuitos turísticos y sin embargo te asombrará por su belleza. Son seiscientas hectáreas de manglares, bosques tropicales y nada menos que doce lagos. Precisamente recibe su nombre de estos, pues los nativos creían que eran ojos de la selva.

La península de Samaná

Esta península se encuentra trescientos kilómetros en coche desde Punta Cana, pero también puedes viajar hasta ella en avioneta o barco. En cualquier caso, merece la pena que la visites. Encontrarás maravillosas playas, una enorme selva, islotes, cascadas y lagunas de una belleza insuperable. Buenas muestras de ello son playa Bonita, la cascada del Limón y el islote de Cayo Levantado.

Santo Domingo

También la capital del país está lejos de Punta Cana, concretamente a unas tres horas en coche. Pero es una visita imprescindible para cualquiera que viaje a la zona. Recuerda que es la primera ciudad colonial de América y que su casco histórico es Patrimonio de la Humanidad.

Puedes comenzar tu recorrido por Santo Domingo en la Puerta del Conde, un baluarte que además servía de acceso a la ciudad, y continuar por la calle del mismo nombre, una de las más antiguas de la capital. De hecho, puedes ver en ella casas de estilo art decó, pero también el primer Ayuntamiento de América y la primera catedral construida en el Nuevo Mundo.

La Puerta del Conde

Puerta del Conde

Esta es la Basílica Menor de Santa María de la Encarnación y comenzó a construirse en 1512. Es de estilo gótico y se inspira en la catedral de Sevilla. En su interior, alberga un auténtico tesoro de retablos, pinturas, lápidas funerarias y mausoleos.

Carácter distinto tiene el Alcázar de Colón, también conocido por Palacio Virreinal de don Diego Colón por haber sido construido por el primogénito del descubridor de América. Es mayormente gótico mudéjar aunque tiene elementos renacentistas. Posteriormente fue abandonado y, ya en el siglo XX, hubo de reconstruirse.

Por su parte, el Palacio de la Real Audiencia de Santo Domingo fue edificado en el siglo XVI y albergó el primer tribunal de justicia del Nuevo Mundo. Actualmente es sede del Museo de las Casas Reales, donde puedes empaparte de la vida y las costumbres de los primero habitantes de La Española.

Cuándo es mejor ir a Punta Cana

Otro de los grandes atractivos de Punta Cana es su climatología. Presenta una temperatura media anual de veintiséis grados, con mínimas de veinte y máximas de treinta y dos. Por ello, cualquier época es buena para visitar la localidad dominicana.

No obstante, las mejores fechas son las comprendidas entre los meses de enero y marzo, aunque es la temporada alta y tiene mayor afluencia de turistas. También puedes ir de abril a septiembre, pero es época de más lluvias. Finalmente, si quieres tranquilidad, te aconsejamos que vayas entre octubre y diciembre.

Vista de Playa Bávaro

Playa Bávaro

Qué comer en la localidad dominicana

La gastronomía de Punta Cana es resultado de las influencias taina, española y africana. Se basa en productos como el arroz, la patata, el pescado, el plátano, la yuca o la tapioca.

Con ellos se elaboran recetas como el sancocho, muy típico en la zona, que se prepara con carne de varios animales, plátano, yuca, patatas y cilantro junto a otros ingredientes. También te recomendamos el mero al criollo (con salsa de tomate) o a la diabla (con la misma salsa pero picante); la bandera, que lleva arroz, carne, ensalada, habichuelas y plátano frito; el moro, que se prepara con carne o bacalao, frijoles y arroz, o el asopado, una sopa de pollo, jitomate, arroz y, en ocasiones, marisco.

Para beber, tienes magníficos zumos naturales de frutas autóctonas. Pero más típico es el mabí, que se elabora a partir de la corteza de la vid tropical. Por su parte, la mamajuana se prepara con ron, canela y clavo dulce.

Finalmente, en cuanto a los postres, tienes el majarete, una crema dulce que se prepara a base de maíz tierno; el jalao, una bola que lleva coco, miel y jengibre y que se come fría, o la arepa, un pastel hecho con harina de maíz y coco. Pero más populares aún son las habichuelas con dulce, que llevan leche, pasas y azúcar.

Cómo llegar a Punta Cana

El Aeropuerto Internacional de Punta Cana es el más importante del país y a él llegan vuelos de todo el mundo, muchos de ellos desde España. Por ello, te será muy fácil encontrar plaza para viajar a la bonita localidad dominicana.

El Aeropuerto de Punta Cana

Aeropuerto Internacional de Punta Cana

Una vez en ella, la mejor forma de moverte por los alrededores son las guaguas o autobuses. Pero ten en cuenta que no tienen paradas fijas, así que debes decirle al conductor dónde quieres bajarte o, sencillamente, gritar «¡Bajo!» cuando desees hacerlo. También tienes las «voladoras», que son furgonetas que hacen, más o menos, los mismos recorridos.

Sin embargo, no te recomendamos los taxis, pues son bastante caros. Para recorridos cortos, puedes coger los «motoconchos», que no son otra cosa que motocarros. Sin embargo estos últimos tienen cierto peligro. Y, dentro de los complejos turísticos, muchos de ellos enormes, tienes los shuttles, parecidos a un tren pequeño.

En conclusión, Punta Cana es uno de los principales destinos turísticos del mundo. Esto se debe a sus maravillosas playas de arenas finas y aguas de color azul turquesa, a su magnífico clima y a la exuberancia de sus manglares y bosques. Pero también a su deliciosa gastronomía y a la proximidad de Santo Domingo, la primera ciudad colonial del Nuevo Mundo. ¿No te apetece conocer ese precioso lugar de la República Dominicana?

 

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*