Ruinas de Herculano

Al sur de Italia nos encontramos con las ruinas de Herculano. Ésta fue una de las ciudades más pequeñas pero que tenía una población muy rica en cultura. Al estar al lado de Pompeya también sufrió la ira del Vesubio y quedó enterrada bajo sus cenizas. Pero gracias a las excavaciones del siglo XVIII, de nuevo la ciudad pudo ver la luz.

Fueron muchos los edificios y puntos de la ciudad que se habían conservado en buen estado. Además de los monumentos, se encontraron numerosos objetos así como pinturas. Por todo ello y mucho más que hoy veremos, las ruinas de Herculano se han convertido en uno de los puntos clave para los turistas.

Cómo llegar a las ruinas de Herculano

Sin duda, un lugar como éste es bien conocido por todos. Así que, el poder acceder a él será siempre de lo más sencillo. Se encuentra al sur de Nápoles y muy cerca de ésta, a tan solo unos 10 kilómetros. Así que podrás tomar la autovía en dirección Pompeya pero saliendo en Ercolano (que es su nombre en italiano). Si lo prefieres, el tren también será tu mejor opción. Puedes tomar las líneas Napoli-Sorrento o bien, Napoli Poggiomarino y Napoli Torre Annunziata. Tomes la que tomes, tendrás que bajarte en la estación de Ercolano. Una vez en esta estación, tan solo tendrás que caminar unos 12 minutos para poder llegar a las ruinas.

La historia de Herculano

Cuando leemos acerca de la erupción del Vesubio, siempre nos acordamos de Pompeya. Sí es cierto que ha sido siempre una de las ciudades que tuvo que vivir el caos en ese momento. Pero no fue la única. Muy cerca se encontraba Ercolano y también quedó sepultada. El Vesubio es uno de los volcanes más peligrosos y la historia a sus espaldas, ha sido testigo de ello. Una de sus últimas erupciones fue en el año 1944 donde destruyó una parte de la ciudad de San Sebastiano.

Pues hace unos 2000 años, se produjo uno de los más terribles sucesos. Un flujo o nube ardiente se abría camino y arrasaba todo lo que encontraba. De ahí que tanto esto como las rocas que iban cayendo hicieron que la ciudad quedaba totalmente sepultada. Aunque también fue lo que la mantuvo casi intacta años después cuando fue desenterrada y dando nombre a las ruinas de Herculano.

Qué ver en las ruinas de Herculano

Son  muchos los puntos a tener en cuenta. La ciudad todavía nos ofrece una visión de lo que fue y de todos aquellos monumentos o casa que protagonizaban este escenario.

Monumentos públicos

De los monumentos públicos podemos destacar Los Fornicis. Son unas estructuras que se ubicaban enfrente a la playa. Una especie de almacenes donde se guardaban las barcas. Se encontraron numerosos objetos y también esqueletos humanos en este lugar. Se cree que la gente se refugió con sus objetos más valiosos. Por otro lado tenemos la llamada Terraza de M Nonio Balbo. Es una rampa que nos lleva a una amplia plaza donde las termas. Allí podremos ver un altar funerario que está compuesto de mármol.

Si las hemos mencionado, está claro que las termas también son otro de los puntos clave a tener en cuenta. Aquí se encuentras las mejor conservadas de la antigüedad. Fueron construidas en el I D.C. Cerca, nos encontramos con la Palestra que estaba destinado a las actividades deportivas. En un lugar como éste si las termas son importantes, el teatro no se quedaba atrás. Su capacidad era para unas 2500 personas, contaba con estatuas de bronce y columnas de mármol, aunque hoy en día ya no se pueda apreciar en su totalidad.

Casas

También las casas de esta ciudad son bastante representativas. En ellas también quedan impresos diversos recuerdos a destacar. Comenzamos por la casa que cuenta con un mosaico de Neptuno y Anfítrite, hecho con pasta de vidrio. Por otro lado, está la casa del gran portal que cuenta con un par de columnas en su entrada, terminadas en ladrillo. La llamada casa de los ciervos cuenta con una amplia terraza. Las paredes también están decoradas con frescos, que darán paso a un jardín y a un interior donde las estatuas de los ciervos nos darán la bienvenida.

Aunque se dice que la casa más antigua de la ciudad es la de Atrio Corintio. Cierto es que fue ampliada con una planta. Cuenta con unas columnas y el suelo de mármol. Se conservan las paredes de las habitaciones así como de la sala de estar. Cuando las dimensiones de la casa son bastantes grandes, se encuentran en ella una termas y elementos variados y antiguos, se creyó que podía ser un albergue. Lo que da lugar a una nueva casa y a un nuevo descubrimiento.

Horarios y precios para visitar las ruinas de Herculano

Todos los días puedes visitar este lugar con un horario de 08:30 a las 19:30. Aunque la última entrada se hará a las 18 h. Claro que desde noviembre hasta el mes de marzo, la hora del cierre es a las 17 h. Por lo que la última entrada al lugar se hará sobre las 15:30 h. Lo mejor es ir por las mañanas, para evitar que haya mucha gente.

El precio de la entrada está en 11 euros, solo por ir a estas ruinas. Pero si de paso, quieres aprovechar tu viaje para ver Pompeya, entonces puedes comprar un billete por 20 euros. La verdad que es totalmente aconsejable esta opción. No solo por el precio en sí, sino porque podrás disfrutar de los dos escenarios más emblemáticos, así como otras excavaciones próximas. No tienes que hacer la visita completa en el mismo día, sino que este billete tiene una validez de 3 días. Los mejores de 18 años y mayores de 65 entran gratis.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Ciudades

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *