La marta cibelina, tesoro animal ruso

La marta cibelina, tesoro animal ruso, es un mustélido que pertenece a la misma familia animal de las nutrias y los tejones. Se trata de un mamífero omnívoro cuyo pelaje se ha hecho desgraciadamente famoso en la industria de la fabricación de prendas de vestir.

Pero sobre todo, como te decíamos, es un tesoro biológico de Rusia. Habita en todo este país, principalmente en el sur, pero su población también se extiende por Mongolia y llega hasta la isla de Hokkaido, en Japón. Si quieres saber más sobre este animal de aspecto simpático, te invitamos a seguir leyendo.

Por qué la marta cibelina es un tesoro animal ruso

Martes zibellina, como se conoce científicamente a este animal, es un tesoro para Rusia por un motivo fundamental: se trata de una de las especies más importantes y numerosas de aquel gigantesco país.

El carácter emblemático de la marta cibelina

Este mustélido ha habitado en las regiones de Rusia desde la noche de los tiempos. Incluso su propio nombre parece derivar de las lenguas eslavas. Concretamente del término ruso zobol, que a su vez daría lugar a las palabras zibelline del francés y cibelina o cebelina del castellano.

Una marta cibelina

Marta cibelina

Pero es más importante para Rusia porque es uno de los animales más comunes de aquel país y, por tanto, de los emblemáticos. Antes de que su población disminuyera, habitaba tanto el sur como el norte de la nación, incluyendo toda la Rusia europea y Siberia (incluso a través de su parte septentrional llegaba hasta Japón, como te decíamos). Pero también se hallaba en Polonia y la península escandinava.

Tanto valoran los rusos a este animal que a mediados del siglo pasado, cuando estaba a punto de extinguirse, emprendieron una repoblación de las zonas donde habitaba. Gracias a ello, la especie tiene actualmente una magnífica salud e incluso se ha extendido por territorios más amplios como las montañas del este de Asia y presenta más de quince subespecies.

Cómo es la marta cibelina, tesoro animal ruso

Se trata de un pequeño animal parecido a una nutria, con quien comparte familia, como te indicábamos. Suele vivir en bosques densos de pinos, cedros o abedules y, más concretamente, en madrigueras generalmente cercanas a ríos. Es bastante sedentario aunque, cuando su alimento escasea, puede caminar hasta doce kilómetros al día en busca de sustento.

Físicamente, la marta cibelina posee un cuerpo pequeño con pata cortas y cola larga poblada de abundante pelo. Los ejemplares macho suelen medir en torno a cincuenta y cinco centímetros, mientras que las hembras raramente superan los treinta y cinco. Igualmente, los primeros pesan unos dos kilos más que las segundas. Tanto unos como otras tienen cabeza y hocico cortos, orejas pequeñas y largos bigotes. Finalmente, su pelaje es de color negro o marrón, con más brillo en invierno, aunque existen ejemplares de pelo más claro.

La marta cibelina

Marta cibelina de pelaje más oscuro

Costumbres de la marta cibelina

La marta suele salir de su madriguera en las primeras horas del día, sobre todo en época de apareamiento, que se produce en verano. Durante el cortejo, los machos corren y saltan en torno a las hembras y se pelean entre ellos para que los acepten. Una vez ellas quedan preñadas, el embarazo dura diez meses y tienen camadas de entre tres y siete crías.

Estas nacen con un peso de aproximadamente treinta y cinco gramos y con los ojos cerrados. Tardan en torno a un mes en abrirlos. Durante ese tiempo son alimentadas y cuidadas por la madre, quien les da leche materna y después comida más sólida que regurgita. Abandonan pronto la madriguera, pero no alcanzan la madurez hasta los dos años y viven unos dieciocho.

Es un animal omnívoro y se alimenta sobre todo de pequeños roedores, pájaros y otros mamíferos de dimensiones reducidas como los conejos. Pero también come bayas silvestres e incluso peces que atrapa con sus patas delanteras. Cuando se acerca el invierno, hace acopio de alimentos en su madriguera para no pasar hambre durante el frío.

Tiene un poderoso olfato que le sirve tanto para capturar a sus presas como para huir de los depredadores e incluso para marcar su territorio. Entre sus peores enemigos se hallan los tigres, lobos, zorros, linces, águilas y búhos.

Marta cibelina encaramada a un árbol

Marta cibelina encaramada al tronco de un árbol

Respecto a su conducta, en estado salvaje puede ser un animal violento. Y te lo decimos así porque se han domesticado ejemplares. En estos casos tienen un comportamiento dócil y juguetón. Pero no debes olvidar que se trata, justamente, de animales salvajes y, por tanto, su destino nunca es servir como mascotas.

En conclusión, la marta cibelina, tesoro animal ruso, es una de las especies emblemáticas de aquel gigantesco país. Además, son sus grandes territorios el hábitat donde más abundan estos animales de aspecto simpático que se han extendido hasta China. Tan vinculada está la marta a Rusia que ha aparecido en numerosas películas, documentales y obras literarias realizadas o ambientadas en aquella nación.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*