Sarratella, un pueblo para caminar

En el Norte de Castellón encontramos pequeños pueblos que se esconden entre las montañas. Son antiguas poblaciones que cuentan con pocos habitantes, interesantes edificios y un paisaje de paz.

Uno de estos pueblos es Sarratella que se ubica a poco más de 50 kilómetros de Castellón por la vía CV-10 que también comunica con Borriol, Cabanes y antes de llegar al pueblo.

Si bien es un pueblo de poco más de 90 habitantes, guarda en su territorio diferentes vestigios de culturas prehistóricas como pinturas rupestres y yacimientos arqueológicos. También mantiene en pie diferentes construcciones antiguas.

Si prefiere pasear entre la naturaleza, a 2 kilómetros se encuentra el Barranco de Regall, que divide la Sierra de Engarceran y de Sarratella que está custodiado por un antiguo molino que se conserva como pintorescas ruinas.

Para los que buscan senderismo, en este pueblo comienza la Ruta de la Font del rotador y la de la Font de la Figuera que se utilizan para llevar agua hasta el casco urbano.

No se olvide la cámara fotográfica para subir a la Ermita de San Juan ya desde allí podrá ver la costa y las islas Columbretes de un lado y del otro Culla, Albocácer y Ares.

Luego haga el recorrido por el casco urbano de Sarratella que se caracteriza por la armonía de las casas bajas y las calles medievales. No se olvide de conocer el horno antiguo, la fuente, el abrevadero y el lavadero y el edificio del Ayuntamiento que fue construido en 1958. Antes de partir, pase por el restaurante de Sarratella para degustar alguna de sus exquisiteces locales.

Foto Vía: Panoramio por angel salom

¿Quieres reservar una guía?

Un comentario

  1.   PROYECTOYOBRA dijo

    Los felicito por esta nota porque es un pueblo ideal para el senderismo y la caminata.
    Hermosos pueblos para descansar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *