Semana Santa danesa

En Dinamarca también se celebra la Semana Santa como una festividad religiosa. Muchos hogares y tiendas se adornan de verde y amarillo para la ocasión, especialmente con nuevos brotes y narcisos. El principal símbolo de la Pascua, al igual que en muchas regiones de España, es el huevo. Los huevos que se emplean como decoración pueden estar coloreados o ser de azúcar y chocolate. Como adorno también se utilizan pequeñas gallinas, pollitos y la liebre de Pascua.

Otra costumbre de la Semana Santa danesa es la de enviar cartas-adivinanza. En las semanas anteriores a la Pascua, los niños realizan artísticas cartas en las que escribe lo que se denomina un verso-adivinanza.  La respuesta que cada niño recibe por la carta es un huevo de chocolate típico de Pascua. La carta, además, va acompañada de una campanilla blanca, considerada la primera flor del año.

Los días festivos de Semana Santa, la familia y amigos, se reúnen para disfrutar de un auténtico almuerzo danés, formado por arenque y otros tipos de pescado, pequeños platos calientes, fiambre y queso. La mayoría lo acompaña con cerveza y aguardiente. En este período del año se elabora una cerveza especial, la de Pascua, más fuerte la cerveza normal.

En las zonas rurales danesas la Pascua era algo más que una celebración cristiana. Se trataba de una fiesta de primavera ligada a muchas creencias populares. Para muchos, la llegada de la Semana Santa significa el adios al invierno.

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Outlast dijo

    No celebran la procesión de la muerte de Jesucristo?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?