Sentencia en contra de un ISP

Una operadora de servicios de Internet ha sido condenada a pagar 500 euros por daños morales ocasionados a un cliente al que la compañía no dio la velocidad ADSL que había contratado para una conexión ubicada en la zona rural. El demandante había adquirido un servicio de 60 MB y nunca llegó a tener más de 50 kilobytes de conexión (1MB = 1.024 kilobytes)

El fallo del Juzgado de primera instancia número 4 de Gijón, estima que los gastos que han derivado del incumplimiento de contrato por parte de la compañía son superiores a los 500 euros solicitados, pero justifica que la cuantía de la condena es la adecuada porque se trata de una cifra moderada y totalmente asumible por la empresa.

Fue en noviembre de 2008 cuando Alberto Zurrón contrató la velocidad antes citada pero nunca llegó a tenerla, ni siquiera una décima parte. Por tanto decidió prescindir del servicio y darse de baja para posteriormente darse de alta con otra compañía.

El fallo del juzgado deja claro que esta circunstancia pudo interferir en el desempeño profesional del demandante dado que parte de su tarea laboral la pueden llevar desde su domicilio, incluso los fines de semana gracias a las posibilidades operacionales que brinda Internet.

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Noticias

Absolut Gijón

Todo lo que necesitas saber sobre Gijón, una de las ciudades que merece la pena visitar para disfrutar de lo que tiene que ofrecerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *