Setas de Castellón, secretos de un mundo silencioso

El silencioso y delicado mundo de las setas es puesto al alcance de todos a través de jornadas informativas, foros y sitios web de sus entusiastas seguidores de Castellón.

Setas de cardo

Es que el territorio de Castellón es generoso en este tipo de productos, que conforman un mundo apasionante pero sin embargo exigen conocimientos específicos para distinguir las variedades.

Los participantes pueden aprender así acerca de tipos de setas y su forma de utilización en la gastronomía regional.

Para desarrollarse, las setas necesitan de un buen nivel de lluvias y humedad; una de las variedades características de la región es el robellón, que crece en los bosques, y otras en zonas más altas, en especial en los municipios de Albocàsser, Ares del Maestre, Benasal, Catí, Culla, y otros de la región, hasta Vistabella.

Según una encuesta realizada entre vecinos de El Grao, una variedad muy apreciada es el llamado “Boleto de pino”, aromático, robusto, fácil de conservar y secar, su nombre científico es “boletus phinopilus”.
Le sigue en las preferencias el boletus edulis o calabaza, y en tercer lugar el boletus aereus. Luego se encuentra el rosssinyol y finalmente los llamados lactarios, es decir robellones, níscalos y setas de cardo.

La micología es una gran oportunidad para aprender algo acerca de estos seres y al mismo tiempo compartir una jornada en contacto con la naturaleza, y el mayor atractivo culinario está en recoger las variedades silvestres, para elaborar platos completamente naturales.

Foto: Wiki Commons

¿Quieres reservar una guía?

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *