Siracusa y su valioso legado cultural

Teatro griego de Siracusa

Si te gusta la historia de la antigua Roma entonces no puedes dejar de conocer las ruinas de Siracusa, la ciudad más importante de la Magna Grecia, la misma que logró acabar con Atenas en el año 413, la misma que habitó Arquímedes y la misma que supo ostentar un gran poderío militar y político.

Hoy en día la ciudad está en Sicilia y es la capital de la provincia de Siracusa pero es un increíble legado griego en tierras italianas. Piensa que tiene más de 2700 años y que en el mediterráneo su nombre viene sonando hace rato. La ciudad y las ruinas arqueológicas están situadas al sudeste de la isla de Siclia, en el Golfo de Siracusa. ¿Cuál es brevemente su historia y cuales son sus principales atracciones?

Fue una importan ciudad-estado, aliada de Esparta y Corintio. Era al parecer una ciudad hermosa donde vivían miles de personas, del mismo tamaño que Atenas por lo menos en el siglo V a.C. Con la conquista romana pasó a ser parte de ese imperio y más tarde del Imperio Bizantino. Después pasó a manos del Reino de Sicilia, del Reino de Nápoles y finalmente de Italia tras la unificación. Con tanta pero tanta historia no debe sorprenderte que sea Patrimonio Mundial. ¿Y que hay que ver?

  • La catedral de Siracusa: construida sobre una estructura griega.
  • El Templo de Atena o Minerva, con columnas macizas.
  • El Templo de Apolo, que se cree es el templo griego mas antiguo de Sicilia y el más antiguo fuera de Grecia. Es de estilo dórico y data del 565 a.C aunque quedan algunas columnas y restos de muros.
  • El Manantial de Arethusa, una gran fuente y piscina.
  • Castillo Maniaces sobre la costa del Mar Jónico.
  • La Plaza Santa Lucía donde fue martirizada la santa, que tiene una iglesia son catacumbas y un mural pintado por Caravaggio.
  • El Parque Arqueológico Neapolis, en la colina Terminite, con ruinas griegas y romanas. Aquí está también el anfiteatro griego, el de Siracusa es el más grande, está excavado en la roca, semicircular y abierto, y el anfiteatro romano, bien conservado, de forma oval y más cerrado. También está el Altar de Geron II, una necropolis y cavernas.
  • A unos ocho kilómetros dela ciudad está el Castillo Euryalus, con foso y todo, aunque seco. Pero sus murallas son imponentes y se cree que fue diseñado por Arquímedes, aunque sea alguna parte: 27 kilómetros de murallas
  • el gimnasio romano del siglo I a.C.
  • la Siracusa medieval: el palacio Bellomo, el Palazzo Montalto, la Fuente de Artemisa y mucho más.
¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*