Sitios Patrimonio de la Humanidad de Filipinas

Iglesias Barrocas de Filipinas

Para iniciar una ruta turística que no tiene desperdicio, una opción muy interesante es seguir las huellas de aquéllos lugares de Filipinas designados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

El Parque marino del Arrecife de Tubbataha es uno de ellos, una superficie protegida que ocupa casi 100 mil hectáreas dentro del cual hay tres atolones y una zona de alta mar. Este espacio ha sido reconocido por la biodiversidad marina, con más de 500 especies de peces y más de 350 especies de corales.

Las Iglesias Barrocas de Filipinas también han sido reconocidas por la UNESCO como Bien Cultural en el año 1993. Se encuentran en Manila, Ilocos Sur, Ilocos Norte e Iloílo y se trata de cuatro iglesias que fueron reconocidas por su estilo arquitectónico, resultado de la reinterpretación del estilo barroco europeo por parte de los artesanos filipinos y chinos que participaron en su construcción.

Las Terrazas de arrozales de Ifugao fueron declaradas como Bien Cultural en 1995 y se trata de una serie de terrazas en las que se ha cultivado arroz desde hace más de 2 mil años.
El Parque Nacional del río subterráneo de Puerto Princesa, en Palawan, fue reconocido en 1990 como Bien Natural mientras que la Ciudad histórica de Vigan fue inscrita como Bien Cultural en 1999 pues fue destacada como ejemplo del urbanismo colonial español en Asia.

Por último, está el Santuario de vida salvaje de la cadena del Monte Hamiguitan, la última incorporación realizada por la UNESCO en 2014. Esta cadena montañosa está situada en Davao Oriental y en ella conviven numerosas especies de animales y plantas.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*