Los mejores chocolates suizos

suiza chocolate

En Suiza el chocolate es un asunto muy serio. No en vano los chocolates suizos se cuentan entre los mejores del mundo. En este pequeño país centroeuropeo se producen cada año más de 150.000 toneladas de este delicioso producto, siempre cumpliendo con los más altos estándares de calidad.

Pero los suizos no sólo saben hacerlo, sino que también saben disfrutarlo. De media, cada persona en Suiza consume entre 11 y 12 kilos de chocolate al año. Una marca difícil de superar. Y es que el cacao, en todas sus formas y variedades, es una auténtica pasión en este país.

Suiza, el país del chocolate

¿Cómo logró convertirse esta pequeña nación en una de las grandes mecas mundiales del chocolate? Algunas de las razones las explicamos en un post dedicado a la historia del chocolate suizo. A modo de resumen, son estas:

  • Los suizos fueron pioneros en la producción de chocolate. En el siglo XIX, visionarios como François-Louis Cailler o Philippe Suchard supieron ver el potencial de este producto y apostaron por él.
  • El chocolate con leche es una invención suiza. En concreto, hay que atribuírsela a Daniel Peter. El sabor de esta maravillosa combinación se ganó el paladar de todos los europeos.
  • También en Suiza nació la técnica del «conchado», una idea de Rodolphe Lindt para asegurar la cremosidad, homogeneidad y el aroma del chocolate.

Cailler, Suchard, Lindt… Son nombres que todos asociamos a los chocolates suizos. Si hoy podemos disfrutar de su sabor y su excelencia se lo debemos a estos pioneros y a sus esfuerzos por mejorar cada vez más sus productos.

chocolates suizos

Actualmente en Suiza funcionan 18 grandes fábricas agrupadas en torno a una asociación llamada Chocosuisse. Esta entidad es la encargada de velar por el cumplimiento de los estándares de calidad de todo el chocolate que se produce en el país, independientemente de la marca.

Mejores marcas de chocolate suizo

¿Quién no ha sucumbido alguna vez a la tentación del chocolate suizo? Seguro que todos hemos saboreado bombones y tabletas de alguna de las siguientes marcas, los grandes embajadores chocolateros de Suiza en el mundo:

Cailler

Es el fabricante de chocolate más antiguo de Suiza. Algunas de sus creaciones son ampliamente reconocidas como las mejores del mundo. Su grupo empresarial incluye las marcas Frigor y Cailler.

Su historia de éxito se inicia en durante una estancia de François-Louis Cailler en Italia, donde descubre una mezcla de granos de cacao molido y azúcar que decidirá aplicar en su chocolatería en la localidad de Broc. El objetivo, sin duda logrado, fue elaborar productos de chocolate al alcance de cualquier bolsillo.

Lindt & Sprüngli

Los chocolates Lindt son sinónimo de calidad y delicadeza. Muchos consideran esta marca poco menos que «el Ferrari de los chocolates suizos». Gracias a Rodolphe Lindt y la introducción de sus nuevas técnicas, podemos disfrutar hoy de ese chocolate que se funde en la boca, regalándonos una sensación única.

Frey

Desde su fundación en 1887 por los hermanos Frey, esta compañía ha ido creciendo poco a poco hasta convertirse en la que más chocolate vende en toda Suiza.

Toblerone

barras chocolate

Toblerone, una de las marcas de chocolate más famosas de Suiza

Todo el mundo ha saboreado alguna vez una de esas peculiares barras triangulares de chocolate de la marca Toblerone. Este sabor fue creado por Theodor Tobler y Emil Baumann en Berna, Suiza, en el año 1908. Su fórmula única incluye turrón, almendras y miel.

El popular logotipo de Toblerone es la imagen de un oso escondido en el Monte Cervino (que en alemán es conocido como el Matterhorn), la famosa cumbre que domina los cielos de la capital helvética.

Stella

En opinión de los gourmets, el chocolate más fino de cuantos se producen en tierras suizas. Fue la primera marca que puso a la venta un chocolate con leche para los intolerantes a la lactosa, en el año 2003. Pero además, Stella presume con orgullo de ser el proveedor de chocolate de los reposteros de los mejores restaurantes del mundo.

Villars

La marca radicada en la ciudad de Freiburg, en la región de Gruyère, es una de las preferidas por los suizos. Su secreto es su búsqueda del equilibrio perfecto entre al producción industrial y las técnicas de los artesanos chocolateros. Entre sus muchos productos destacan las tabletas y onzas de chocolate blanco.

Canonica

Una de las marcas más exclusivas entre el tentador abanico que ofrecen los chocolates suizos. La materia prima, el cacao, llega desde África y Sudamérica hasta la ciudad de Ginebra, donde es transformado en toda clase de maravillas: bombones, trufas y pralinés de los más variados sabores.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*