Termas Budapest

mejores termas

La capital de Hungría se ha convertido en uno de los lugares más buscados para ir de vacaciones y a relajarse. De ahí que las termas Budapest son una de las mejores opciones que debemos tener en cuenta. Muchas personas la conocen como la ciudad balneario, ¡ahora sabemos el porqué!

Cuenta con más de cien manantiales tanto naturales como otros artificiales pero que ofrecen grandes beneficios al cuerpo y mente. Con un origen en el Imperio Romano, han llegado a nuestros días para mantener esa tradición, en lugares y monumentos únicos mientras nos relajamos. ¡Descubre cuáles son las termas Budapest más importantes!

Balneario Széchenyi, el más famoso de la ciudad

Entre las termas Budapest o balnearios de la ciudad, nos encontramos con este que es uno de los más famosos de todos. Cuenta con un estilo neo-gótico y fue construido en el año 1913. Puedes llegar gracias al metro amarillo y con parada que cuenta con ese mismo nombre del balneario. Se trata de uno de los baños medicinales más grandes de toda Europa. Hay que decir que, por ello, dispone de 15 piscinas de las que tres son exteriores. Además, salas de masaje y bastantes saunas para completar este recorrido. Su agua está a unos 40 grados y es una buena opción darse un baño al caer la noche, aunque está abierto durante todo el día. Los precios siempre van a variar en función de épocas o de días, pero rondan los 18 euros. Lo cierto es que siempre es mejor reservar con antelación y recuerda que, dependiendo de la época, puede estar bastante lleno.

termas budapest

Termas Budapest, Gellért

En este caso estamos ante otro de los lugares más singulares y con monumento histórico de por medio. Ya que estos baños se encuentran en el hotel que llevan el mismo nombre. Se inauguraron en el 1918 y cuenta con un interior más que impresionante y rodeados de columnas romanas, pero hay que decir que sus precios son más caros. Parten de los 19 euros y como no, algunos días de fin de semana todavía subirán un poco más. En este caso se ubica en el distrito 11, por lo que tendrás que tomar el metro verde y en la parada Szent Gellért. Tiene piscina interior y también exteriores, alguna hasta con olas artificiales, sin olvidarnos de los masajes o piscinas para los más pequeños. Está abierto hasta las 20:00 horas. En este lugar se han rodado alguna película y también anuncios.

balneario gellert

Rudas, el balneario del siglo XVI

A pesar de que hemos comentado al comienzo, que son  muchas las termas Budapest y balnearios que nos encontraremos en esta zona, el Rudas se ha posicionado como uno de los mejores. Además, hay que tener en cuenta que su arquitectura es otra de las obras de arte que debemos admirar. Su piscina central cuenta con una forma octogonal con una gran cúpula y varias columnas a su alrededor. Dispone de piscinas de vapor para el baño turco y en la parte de la terraza hay otra piscina descubierta. Desde este punto las instantáneas que puedes inmortalizar son otra obra de arte. Como dato importante hay que tener en cuenta que solo es mixta durante el fin de semana. Mientras que las mujeres solo pueden entrar los martes y los hombres, el resto de los días.

lukacs budapest

Lukács

En este caso estamos ante otra de las termas de Budapest más conocidas. Aunque en este caso se trata de esa popularidad gracias al poder curativo de sus aguas. Ya que estas cuentan con minerales como el sodio, magnesio o calcio, sin olvidarnos del fluoruro o sulfato. Por lo que pueden tratar diversas dolencias. Estos baños se construyeron allá por el siglo XII, aunque tuvieron una reconstrucción en el siglo XIX. Para llegar a ellos puedes tomar el tranvía 4 o bien el 6 y su parada en Margit hid. Dispone de sauna y spa, también zonas exterior y algunas solo para mujeres o para hombres. Están abiertos hasta las 22 horas y es más económicos que los mencionados anteriormente. Ya que sus precios se sitúan en los 10 euros.

Király, baños turcos

Es otra de las zonas más apreciadas por los turistas. Ya que en este caso también nos encontramos con que su construcción comenzó en el siglo XVI. Fueron los turcos quienes decidieron construirlo dentro de las murallas del palacio. Ya que si fin era que se usara por si había algún tipo de guerra. Ya en el siglo XVIII se reconstruyó, pero dejando que su belleza monumental permaneciera intacta. En él encontrarás baños termales y de vapor, así como una zona de aguas curativas y saunas. Está abierto desde las 9 de la mañana hasta las 21 de la noche. Su precio ronda los 9 euros. Para llegar puedes tomar la línea 4 del tranvía con parada en Újbuda-Központ, o la línea 6 y  los buses 60 y 86.

veli bej

Csaszar Veli Bej

Están relativamente cerca de los mencionados, Lukács. Si has el momento habíamos hablado de lugares más tradicionales, este es uno de los más modernos. Ya que a pesar de que data del siglo XVI, fue reformado tiempo después. Por lo que si quieres escaparte un poco de los más conocidos o comunes, nada como dejarte caer en otra de las termas Budapest que más ventajas nos ofrecen. Las encontrarás en el Hotel Csaszar, con baños de vapor, piscina, saunas o jacuzzi.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*