Tradiciones de Marruecos: bodas

Siguiendo con nuestro apartado de tradiciones y cultura en Marruecos, hoy nos dedicaremos a analizar las bodas en este país africano.

Marruecos es una nación que aún sigue muy influenciada por su pasado, y de allí que en nuestros viajes por la nación encontremos tradiciones que nos resultan extravagantes y que hacen a la identidad marroquí.

Las bodas en Marruecos son una de las ceremonias donde se puede percibir en grandes cantidades la influencia de la tradición. Duran más de un día y el factor más importante es la belleza de la mujer y la unidad por parte de las dos familias, la del esposo y la esposa.

El primer día, llamado Hammam, la novia va al baño público con sus amigas y familiares más cercanas y realiza un baño ceremonial para purificarse. Las otras mujeres la asisten y le cantan canciones de boda.

Luego viene el Henna, donde la mujer se pone un vestido tradicional y sus manos y pies son decorada por una mujer contratada específicamente para este fin. La decoración, que también pueden realizar algunos de los familiares más cercanos de la familia, significa un pedido de prosperidad.

Las bodas en Marruecos comienzan por la noche, hacia las 9, y el que recibe a los invitados es el novio con su familia. La última parte, hacia la noche, es la celebración en sí. Con ayuda de cuatro damas de honor llamadas Neggafate, la novia se irá cambiando los atuendos y se sentará en una silla en el centro del salón, al lado del novio para celebrar y disfrutar el canto, el baile y la comida.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*