Tumba de Filipo II de Macedonia, verdadero tesoro de la antigüedad

Filipo II fue un joven rey de Macedonia que nació en la ciudad capital de Pella, reinó allí entre los años 359 y 336 AC y logró después de muchas batallas ser el dueño absoluto de Grecia. No es otro que el padre de Alejandro Magno, uno de los griegos más famosos y quien finalmente pudo engrandecer la patria como siempre había querido su padre.

Cuando Filipo II murió fue enterrado en una hermosa tumba que está ubicada junto a un conjunto de tumbas reales que fueron descubiertas en 1977 y que estaban excavadas en montículos artificiales. La tumba de Filipo II es una de las más bellas y se encontró muy intacta, con muchos objetos y todo el ajuar funerario. Lo que se dice, un verdadero tesoro, y de hecho muchos arqueólogos consideran la tumba como el mayor tesoro del mundo antiguo desde la Tumba de Tutankamon.

¿Qué objetos se hallaron? Bueno, muchos objetos de plata y bronce (vasos, jarras), armaduras completas con cascos de hierro, quijotes, corazas, espadas, escudos, grebas, varios objetos de oro, los restos de un sillón canapé de madera que tiene algunas figuras de oro y marfil y cinco cabezas de marfil de unos 3 cm.

Además, se encontró un sarcófago de mármol con dos arquetas dentro. Una encerraba las cenizas de un hombre y una corona funeraria hecha de hojas y bellotas de roble y oro y la otra, también hecha de oro, encerraba muchos huesos calcinados de una mujer que estaban cubiertos con un tejido en oro y púrpura, llevaban una diadema de oro muy adornada y otra corona funeraria. ¿Losprimeros son los restos del rey Filipo II? Los arqueólogos opinan que sí.

Vía: Historia Arte

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*