Turismo religioso: monasterios de Alemania

En la Alta Edad Media, los monasterios eran centros culturales, de oración y de trabajo, donde también se enseñaba, estudiaba, predicaba y escribía.

Muchos de estos célebres recintos que superan los 1.000 años de antigüedad, abren hoy sus puertas convirtiéndose en lugares de visita donde es posible experimentar la fe, reencontrarse con Dios o con uno mismo.

Para ello, y dependiendo del monasterio y de la orden, se presentan diferentes ofertas que van desde estancias temporales (Kloster auf Zeit), pasando por jornadas de silencio, ejercicios espirituales, cursos de ayuno, meditación, trabajos en el monasterio, participación en oraciones, rituales y cánticos, wellness, seminarios y otras actividades propias de la vida monástica.

Biblioteca del monasterio de Wiblingen

El estres de la vida moderna, muchas veces hace perder el rumbo y el sentido de la vida y por eso acercarse a estas antiquísimas abadías es una buena opción para reestablecer el equilibrio interno. No importa si es hombre o mujer, joven o viejo, creyente o ateo, detrás de los gruesos muros es posible conectarse con uno mismo y vivir una riquísima experiencia espiritual.

Alemania cuenta con un importante número de monasterios que reciben al visitante con una cálida acogida.

Nosotros te iremos mostrando algunos de ellos.

Foto: Arteguías

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*