Un baño de spa

Ahora que empieza a refrescar, no hay motivo para dejar de zambullirse… Aunque yo no soy guiri, la verdad, y me congelaría en el mar en estas condiciones climatológicas de vísperas de Halloween, mi propuesta de zambullirnos sigue en pie. ¿Cómo? ¿Acaso no conocéis los SPAS?

Esta opción es muy apetecible en invierno, te tonifica, te mantiene en forma e incluso te rejuvenece. Por suerte, en Benidorm podemos frecuentar Spas de alta calidad, con aguas templadas, con masajistas profesionales, y con ambiente acogedor y envolvente.

En muchos hoteles y gimnasios tenemos esta opción, podemos elegir la opción simple, de uso y disfrute del spa, para zambullirte en aguas templadas, frías, calientes, bajo chorros de presión, etc… O bien, pedir opciones más completas que incluyen terapias con masajes, con sustancias beneficiosas (como chocolate, barro, aromaterapia…)

Totalmente recomendable. ¿A que apetece un Spa?

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *