Una escapada al Balneario Cervantes

En Santa Cruz de Mudela en Ciudad Real nos encontramos con el Balneario Cervantes, localizado en lo que fue un antiguo hospital del siglo XVIII pero que en 1835 se empieza a convertir en un balneario como consecuencia de su deterioro luego de la Guerra de Independencia contra los franceses, quienes tomaron el edificio como refugio, y que la población de localidades cercanas fuera adoptando la costumbre de tomar baños.

A principios del siglo XX, el Balneario Cervantes empieza a aparecer en las Guías Oficiales de Balnearios de España, además en 1911 se consigue la Declaración de Utilidad Pública de el Manantial de Villa Rosa y en 1929 el Manantial de Baños también la consigue.

Este hermoso y acogedor espacio es actualmente un balneario y hotel está rodeado de jardines desde los cuales se pueden contemplar los espectaculares atardeceres manchegos, que se vuelven mágicos al contrastar lo verde de los árboles en medio de una típica llanura de la región.

El Balneario Cervantes ofrece a sus visitantes una gran variedad de aguas y arcillas que se utilizan para los tratamientos naturales que allí hacen. Una opción muy atractiva para pasar un fin de semana en Ciudad Real, sobretodo si se tiene en cuenta que el lugar tiene un área de 1300 metros cuadrados en el que también se encuentra un hotel, un restaurante, piscina, parque infantil, bicicletas, cafetería, parking y todo lo necesario para pasar unos días inolvidables en pareja o en familia.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *