Vacaciones exclusivas para paladares exquisitos

Situada al pie de Sierra Blanca y a los largo de 28 kilómetros de cálidas playas, palmeras, jardines y parques se desgrana sobre el Mediterráneo la reina de la Costa Azul española, la encantadora ciudad de Marbella. Abrigada por sus montañas, la ciudad presenta un clima suave y soleado todo el año. Junto al mar invita y seduce con múltiples opciones para paladares exigentes: campos de golf, varios puertos para deportes náuticos y playas de arenas blancas como La Víbora, Venus, San Pedro de Alcantara, Río Verde y Puerto Cabo Pino I. Sin embargo es Puerto Banús el lugar por donde pasa la movida más chic de Marbella. Es el sitio de moda, donde conviven sin rubor autos y yates imponentes con celebrities, bares y restaurantes en estado de ebullición continua. La arquitectura también es otro de sus rasgos distintivos. Resulta inevitable una recorrida por el casco histórico de la ciudad, que con la clara reminiscencia árabe nos deslumbra con monumentos como la Casa del Corregidor, la Fuente de la Plaza de los Naranjos, el Ayuntamiento y la Iglesia de la Encarnación (1618). Y para los amantes de la cultura, Marbella cobija además el Museo de Grabado Español Contemporáneo, donde pueden admirarse obras de Picasso, Dalí o Miró.

Elegante y glamorosa, un recorrido por sus contornos nos revela de inmediato un mundo de ensueño, lujo y placer. Un néctar exquisito del cual se nutre lo mas exclusivo del Jet Set internacional. Estas son solo algunas de las razones por las cuales los hoteles de Marbella, sus sofisticados complejos y mansiones de recreación reciben cada temporada a miles de visitantes de todo el mundo y por que cada vez son mas las personas que la eligen como su lugar en el mundo. Foto 1 vía:flickr Foto 2 vía:flickr]]>
¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *