Vacaciones inigualables en Tenerife

Tenerife es conocida como una isla con dos caras: una al norte y otra al sur. En esta paradisíaca y exuberante isla se disfruta de un clima magnífico durante todo el año, con una sutil variación en la temperatura entre los meses de verano (24º C) e invierno (15º C). En el norte, se observa un paisaje donde predominan tupidos y verdes bosques, junto con coloridas montañas, vastos desiertos, plantas exóticas, cráteres de volcanes, la fauna y las más deslumbrantes playas (de arena volcánica).

Hay muchas razones para realizar viajes a Tenerife. Los amantes de la naturaleza posiblemente son los que más valoran unas vacaciones en esta bella isla.

Los sendersitas pueden emprender trepidantes rutas, como la Ruta a la Montaña del Limón, la Ruta de Las Aguas-Barranco de Ruiz, y el Camino de la Mar.

El Parque Nacional del Teide fue considerado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad y también, según algunas fuentes es el segundo Parque Nacional más visitado del mundo. Aquí se encuentra la máxima elevación de España y además el tercer volcán más grande del mundo.

En virtud de la peculiaridad de los factores climáticos y geológicos, la isla de Tenerife ofrece una singular y heterogénea flora, con pintorescos y frondosos montes, campos, acantilados, playas de arena negra o dorada y amplios valles.

Foto vía:flickr

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *