La Cordillera de los Andes en Venezuela

Una de las cadenas montañosas más hermosas y extensas del mundo es la Cordillera de los Andes. Cruza varios países de América del Sur y recorre un total de 8500 kilómetros de pura belleza…

Una parte de esta cordillera cruza Venezuela, se trata de los llamados Andes del norte: un fantástico abanico de montañas que además pasan por Colombia y Ecuador. Pero hoy solo nos concentraremos en la Cordillera de los Andes de Venezuela.

La Cordillera de los Andes

Esta es la cordillera continental más larga del mundo y puede dividirse en tres sectores, los Andes del norte, los Andes centrales y los Andes del Sur.

Los Andes del norte, los que hoy nos convocan, tienen menos de 150 kilómetros de ancho y una altura promedio de 2500 metros. Son los Andes del centro los más anchos y altos.

Los Andes del norte, también llamados Andes septentrionales, van desde la depresión de Barquisimet – Carora, en Venezuela, hasta la meseta de Bombón, en Perú. Ciudades venezolanas como Mérida, Trujillo o Barquisimeto, están sobre estas importantes montañas.

Por donde pasan estas montañas el paisaje de Venezuela adquiere características más personales. Hay terrenos llanos al nivel del mar pero también están las cumbres altas, por eso hay tantos colores y accidentes geográficos que es una maravilla.

La Cordillera de los Andes en Venezuela tiene tres trazos principales: la Sierra de La Koulata, la Sierra Nevada y la Sierra de Santo Domingo. Alcanzan alturas de hasta 5 mil metros. por ejemplo, el pico mas alto del país está aquí, con sus 5.007 metros, el Pico de Bolívar. Aunque también hay otros bastante respetables como el Humbold con 4-940 metros, el Bompland con 4880 metros o el León con sus 4.743 metros.

El clima oscila entre un clima polar, bien de cumbre, y el clima más tórrido a los pies de las montañas. Llueve, como en todo el país, desde abril a noviembre. Entre las montañas cruzan ríos, que por supuesto no son navegables porque son cortos y de aguas torrentosas. Este caudal desemboca en dos ollas hidrográficas: por un lado la del Caribe, a través del Lago de Maracaibo, y por otro la del Orinoco, por el río Apure.

La vegetación de la zona también está sujeta el clima, y el clima, ya lo sabemos, tiene mucho que ver con la altitud. Hay vegetación típica de climas cálidos y muy secos en los primeros 400 metros de altitud, después aparecen árboles grandes, mas arriba de los 3 mil metros los arbustos, más arriba aún hay vegetación Paramera y arriba de los 4 mil metros ya tenemos musgos y líquenes.

Los Andes de Venezuela conforman así la única región del país con este abanico de especies vegetales. En la zona de árboles grandes, entre los 500 y los 2 mil metros, el paisaje parece el de un bosque lluvioso así que hay cedros, laureles, bucares, caobos… Es hermoso, porque esta variedad vegetal se refleja también en la fauna.

En la fauna andina venezolana hay osos, el famoso cóndor de los Andes (que aunque no vive aquí siempre está de paso), el paují copete de piedra, lapas, venados, musarañas, conejos, gatos de monte, águila negra, chivitos, lechuzas, golondrinas, loro real, carpinteros, patos, iguanas, culebras, lagartos y dorados y guabinas, entre las especies de peces.

La extensión de los Andes de Venezuela hace que geopolíticamente hablando atraviesen varios estados del país: Barinas, Apure, Portuguesa, Táchira, Mérida y Trujillo. Y como dijimos más arriba hay varias ciudades importantes como Mérida, Trujillo, Boconó, San Cristóbal…

La economía de la zona solía concentrarse en el cultivo del café y la actividad agropecuaria, pero después del descubrimiento del petróleo cambiaron las cosas. No es que los cultivos han dejado de hacerse, de hecho de aquí sale la producción de papas, leguminosas, frutales, hortalizas, plátanos y apios, cerdos, aves y vacas para el mercado local, pero hoy el petróleo es soberano.

Turismo en los Andes de Venezuela

Si bien durante mucho tiempo esta parte de Venezuela estuvo alejada del turismo, siempre relacionamos el país con el Caribe, de un tiempo a esta parte, se ha abierto a esta actividad. Las mejoras en la infraestructura en la comunicación (la construcción mejora de carreteras las últimas décadas), han sido el motor.

Si bien el aislamiento al que estaban sometidos los llamados pueblos del sur los mantuvo alejados del dinero que deja el turismo, en cierta forma los ayudó a que hoy sean tan valiosos para este mercado. Y es que el aislamiento los ha preservado en toda su singularidad indígena y colonial.

Quienes habitan en esta parte del país abogan por un turismo leve, de bajo impacto, que preserve sus modo de vivir y el medio ambiente. Un turismo en manos de la propia gente o un turismo que podríamos llamar comunitario.

Podemos hablar de algunos destinos recomendables aquí en los Andes de Venezuela. Por ejemplo, la ciudad de Mérida. Fue fundada en 1558 y tiene un hermoso casco colonial, a la vez que esta rodeada de impresionantes montañas. Puedes ver el Palacio Arzobispal., la sede de la Universidad de los Andes, la Catedral o el Palacio de Gobierno.

Mérida tiene calles bonitas, un alma estudiantil, un mercado municipal de tres pisos muy concurrido y popular, una heladería con mas de 600 gustos de helado, la Heladería Coromoto, con lugar propio en el Libro Guiness de los Récords y muchos parques y plazas. Uno de los parques mas famosos es el de Los Chorros de Milla, con lagos, cascadas y un zoo.

Está también el teleférico de Mérida que te lleva al Pico Espejo a 4765 metros, apenas más bajo que el europeo Mont Blanc. El parque folclórico Los Aleros, el Jardín Botánico con su graciosa caminata sobre los árboles… Y si te gusta la montaña tienes excursiones a la Sierra Nevada con sus magníficos picos.

Otra ciudad popular es San Cristóbal, capital del estado de Táchira, a menos de 1000 metros de altitud y por ende con un cima muy bueno. Data de 1561 y está cerca de la frontera con Colombia así que es super comercial. Además, tiene muchas iglesias coloniales para visitar.

Trujillo es la capital del estado andino venezolano más pequeño. Es bien colonial y hermosa como todo el estado. Fue fundada en 1557 y está a 958 metros de altitud. Es conocida por la inmensa estatua de la Virgen de la Paz, con mas de 46 metros de altura y 1200 toneladas de peso. Tiene buenos miradores y la foto desde aquí es obligada. El casco histórico es precioso, con una catedral barroca y romántica hermosa.

Otros destinos hermosos son Jajó, Táriba, Peribeca, Capacho… todos estos lugares tienen sus encantos y su sector gastronómicos y de hotelería.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*