Viajar en avión con niños

Viajar en avión con niños

Viajar en avión con niños no siempre es una tarea de lo más sencilla de llevar a cabo. Ya que como sabemos no siempre consiguen llevar el viaje de una manera tranquila. Algo que puede llegar a incomodar a los padres pero también a todos los viajeros que están a su alrededor.

Es por ello que hoy vamos a dejaros con una serie de consejos para viajar en avión con niños. Detalles básicos que nos pueden llegar a ayudar más de lo que pensamos. Es una manera de poder tener todo bien organizado y esquematizado, para que cuando llegue el momento, no se nos olvide nada.

Viajar en avión con niños hasta dos años

Lo cierto es que si el niño o la niña tienen menos de dos años, entonces no ocupará un asiento. Por lo que lo más habitual es que se les dé un cinturón que irá enganchado desde el asiento del padre o madre. De modo que así este lo pueda llevar siempre cerca. Cuando se trata de los bebés, siempre hay que estar pendientes de darle el pecho ya que este gesto evita las molestias que puede causar los cambios de presión en los oídos, de manera que también consigue tranquilizar al pequeño. Si son más mayores, entonces siempre se les puede dar alguna golosina.

Documentos a la hora de viajar con menores

Lo cierto es que en los vuelos nacionales no es un requisito imprescindible el tener su DNI o pasaporte, pero lo cierto es que ayuda y nos evita de tener que solicitar otro tipo de autorizaciones. Es por ello que los pequeños siempre deben tener un carnet o bien, si son vuelos nacionales, servirá con que lleves el Libro de Familia. Para vuelos internacionales sí que es aconsejable el llevar todos los papeles en regla, tanto DNI como pasaporte.

Consejos para viajar con niños

¿Qué hago si viajo con dos bebés?

Se puede dar el caso de que tengas dos bebés, con poca diferencia de edad entre ellos. En este caso, se aconseja que el más pequeño, vaya sentado sobre ti y con una silla homologada, ya que es una de las exigencias de seguridad para los aviones. De este modo, solo pagará la tarifa bebé, mientras que el otro, sí irá sentado en un asiento del avión y pagará otra tarifa diferente que es la de niños o niñas entre 2 y 11 años.

Qué hacer con el carrito del bebé

Lo cierto es que en este caso también tenemos la opción de facturar el carrito justo a nuestra llegada al aeropuerto. Es quizás una de las más cómodas ya que nos desentendemos de él. Pero tenemos que estar con el bebé siempre en brazos. Por otro lado, puedes llevarlo contigo hasta el momento de embarque y tener la oportunidad de llevarlo en cabina si el espacio es suficiente. Sino, lo llevarán a la bodega. Pero te lo entregarán justo a la llegada del avión a su destino.

La comida para el niño o niña

Sin duda, algo que no podemos olvidar es llevar algo de comida para el vuelo. Ya que viajar en avión con niños es algo que debemos de estudiar con detalle. El entretenimiento es uno de los pasos a dar y qué mejor que hacerlo con alguna comida que le guste. Además, llevarás su biberón favorito lleno de agua para que se entretenga aunque no tenga demasiada sed. Es necesario que se mantenga bien hidratados.

Viajar con menores

Los juegos para viajar en avión con niños

Sin duda, también debemos pensar en ellos y en su entretenimiento. Si es un vuelo corto, seguro que se le pasará muy rápido pero si es más largo, entonces hay que hacer todo lo posible para que no se aburra. Es por ello que los juegos tienen que estar presentes. Además de poder pintar y colorear, siempre podemos elegir juegos de personificación y hacer que el pequeño sea el piloto y dejar que desde su asiento lleve el avión. Recuerda que no debes llevar muchos juguetes para no molestar a los demás pasajeros. Hoy en día, también tenemos la opción de poder disfrutar con las pantallas en las que las películas infantiles también están a la orden del día.

Prepáralos para el viaje

Si son muy pequeños, no merece la pena pero sino, siempre puedes prepararlos un par de días antes. Una manera perfecta de hablar con ellos es a través de los juegos. Puedes buscar aviones, nubes y todo lo relacionado con el viaje que vais a emprender. Es una forma para que pierda el miedo a lo nuevo y decida relajarse. Quizás no funciona con todos los niños, porque llegado el momento nos pueden sorprender.

La comodidad ante todo

Para que el viaje sea mucho mejor, ellos tienen que estar cómodos. Por eso, vamos a comenzar con la ropa, dales su cuento favorito o deja que escuchen esa música que les saca una sonrisa. Otro de los trucos perfectos es que podemos elegir la hora del vuelo, en los momentos en los que suelen dormirse. De manera que seguro, el viaje será más que perfecto y rápido si conseguimos llevar todo esto a la práctica.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*