Viajar más ligero, cómo conseguirlo

Botiquín

Llevarse la casa a cuesta cuando se va de vacaciones parece algo imposible. Sin embargo, viajar más ligero es la clave para pasar unas buenas vacaciones. En efecto, una maleta pesada cansa e impide relajarse durante el trayecto. Y el recorrido para llegar hasta el lugar de vacaciones también forma parte de los momentos de reposo. Tan sólo llevando lo fundamental, tenemos de entrada una garantía del éxito de nuestras vacaciones.

En realidad no tenemos necesidad de llevarnos el armario de casa, ni el botiquín, ni el necesario de baño, sobretodo si viajamos a una gran ciudad. Siempre se pueden comprar in situ los medicamentos que nos hagan falta, y en caso de necesitarlos realmente. En todo caso, si queremos llevar algo en el botiquín de urgencia, conviene meter un desinfectante, tiritas, antimosquitos, analgésicos, y los medicamentos que tomamos por prescripción facultativa.

Si optamos por viajar a un país lejano, sin embargo es imperativo llevarse tratamientos para evitar los dolores gástricos. Pero no llevéis antibióticos, ni medicamentos para el dolor de garganta, ni para las otitis, etc. Todos estos fármacos se pueden comprar en el lugar donde vayáis a pasar vuestras vacaciones. Para los viajes exóticos, la cosa es diferente, pero de esto ya hablaremos en otra ocasión.

Más información – La organización de un viaje

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *