Virgen de la Altagracia: Madre Protectora de la República Dominicana

Virgen de la Altagracia Madre Protectora de la República Dominicana

El pueblo dominicano tiene tradición católica y una de sus mayores manifestaciones religiosas es la fiesta que se celebra en todo el país en homenaje a la Virgen de la Altagracia o Nuestra Señora de la Altagracia, Madre Protectora y Espiritual de la República Dominicana.

Ya se iniciaron las celebraciones en homenaje a la virgen con novenas, misas, cantico, en espera de la fecha central que es el 21 de enero, día en que miles de fieles se movilizan desde todo el país hasta su templo en Higuey con la finalidad de rendirle culto y favores.

La veneración por la Virgen de Altagracia se remonta a mediados del siglo XVI tanto en la actual Santo Domingo como en Higuey, pero, según historiadores, la devoción en masa se inicia con el triunfo de los españoles el 21 de enero de 1690 sobre los invasores franceses en la Batalla de la Sabana Real.

Las fuerzas españolas habían pedido a la Virgen de Altagracia que les ayudara a ganar la batalla, luego que la gracia les fuera concedida, los españoles celebraron una gran fiesta en homenaje a la virgen y desde aquel día, todo el pueblo dominicano celebra todos los 21 de enero la fiesta en homenaje a la Virgen de la Altagracia.

La imagen de la virgen que escenifica el nacimiento de Jesús en el pesebre de Belén, es venerada en el santuario de Altagracia, en la ciudad Salvaleón de Higuey. Miles de fieles realizan peregrinaciones desde otras ciudades con la finalidad de visitar a la virgen, homenajearla, redimirse y solicitar la gracia divina por algún problema familiar.

El santuario de Altagracia no solo es visitado por los fieles devotos dominicanos, sino también por extranjeros que comparten esta fiesta religiosa llenos de fe y espiritualidad.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?