9 cosas que tienes que hacer en La Habana

© Alberto Piernas

La Habana es una de esas ciudades con la que todos soñamos alguna vez por sus colores, su ritmo, ese encanto ecléctico que supone la mejor máquina del tiempo para quien quieran asomarse a la historia y encanto del Caribe. La capital cubana se ha convertido en el lugar de recreo que cientos de turistas durante los últimos años, siendo estas 9 cosas que tienes que hacer en La Habana tu particular guía para exprimir al máximo la ciudad del Malecón y los coches vintage.

Pasear por el Malecón

©Alberto Piernas

Erigido por los estadounidenses a principios del siglo XX, esta franja de cemento de 8 kilómetros separa la capital habanera de un mar Caribe contenido por su famoso rompeolas. Conocido por muchos como el sofá de La Habana, el Malecón es una de las estampas más famosas de la ciudad y perfecto lugar por el que pasear, en el que sentarte a reflexionar pero, especialmente, relacionarte con los cubanos. Un obligado, por supuesto.

Tomar un daiquiri en La Floridita

Ernest Hemingway tenía dos locales predilectos en La Habana: la famosa Bodeguita de En Medio y La Floridita, un local no lejos del Capitolio en el que se preparan unos deliciosos daiquiris. El lugar es muy turístico, no te voy a engañar, pero rebosa un encanto de lo más singular cuando las bandas invitadas entonan clásicos cubanos y sientes que la estatua de Hemingway te observa desde la barra.

Perderte por las calles de La Habana Vieja

coches en Cuba

Aunque existen muchos museos, edificios emblemáticos y monumentos, La Habana Vieja es un laberinto de callejuelas en el que la mejor forma de empaparte de su encanto es pateándola, admirando sus edificios de colores, las mujeres que fuman puros en las esquinas, el bullicio de lugares como su Plaza Vieja, sus jardines secretos o el Caribe espiándote al final de una de sus calles. Piérdete en el tiempo y el espacio por una vez.

Comer en La Guarida

©Alberto Piernas

La comida cubana abandona su largo letargo de racionamiento y escasa variedad para despuntar en manos de una nueva generación de chefs que han reinventado muchos de sus platos clásicos, y La Guarida, un edificio medio derruido a unas pocas calles del Malecón, es el lugar ideal en el que saborear esa nueva gastronomía cubana. Numerosas celebrities, políticos y personalidades han comido en este restaurante cuyas especialidades van desde su delicioso pollo a la miel hasta el postre Fresa y Chocolate, nombre tomado de la famosa película cubana de temática LGBT nominada al Óscar y que fue rodada en este edificio.

Conocer Fusterlandia

©Alberto Piernas

Al oeste de La Habana, más concretamente en el desconocido barrio de Jaimanitas yace Fusterlandia, el proyecto que desde hace años lleva fomentando José Fuster, un artista cubano que viajó por medio Europa y regresó con cientos de influencias gaudianas que aplicó a su estudio, a su casa y a todo el barrio. Mosaicos, animales mitológicos, sirenas y motivos revolucionarios engalanan las fachadas de una zona no tan turística a la que podéis acceder en taxi o en el bus número P4.

La Habana también tiene playas

Playa Varadero

Si aún no os dirigís a Varadero o los famosos cayos cubanos, siempre podéis daros un chapuzón en las conocidas como Playas del Este, la zona veraniega de La Habana situada a 15 kilómetros de la capital y formada por playas tan famosas como Santa María o Mi Cayito, ésta última todo un emblema de la comunidad LGBT. Ideal para reposar durante una jornada del bullicio habanero.

Visitar la Fortaleza del Morro

La Fortaleza del Morro, situada frente al Malecón, fue diseñada para proteger a la antigua villa de este lado de la bahía de piratas y ataques enemigos. Siglos después, el famoso Castillo de los Tres Reyes Magos del Morro sigue siendo igual de imponente y la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña continúa representando su famoso cañonazo de las 9 todos los días entre cubanos disfrazados de almirantes, ritmos militares y una de las mejores vistas de La Habana al anochecer.

Explorar el Callejón de Hamel

©Alberto Piernas

No lejos de la intersección de la calle 23 con el Malecón yace un callejón secreto famoso por su arte urbano, sus locales de corte sesentero, sus conciertos y los faranduleros que se acercan para charlar con el turista. Cuna de la cultura afrocubana y potenciado como proyecto artístico en 1989 por el artista Salvador González Escalone, el callejón de Hamel es un expositor delicioso de la nueva Habana, donde conviven todas sus vertientes.

Conocer el barrio de Vedado

Vedado es un barrio residencial de La Habana ideal para tomar un buen bocado por bajos precios, admirar la rutina cubana y acercarte a dos de los grandes highlights de La Habana: la Plaza de la Revolución, donde conviven los murales del Che y Camilo Cienfuegos con el Monumento a José Martí, o adentrarte en la Necrópolis Cristóbal Colón, el cementerio más importante de toda la Habana y uno de los más bonitos de todo el continente americano dados sus motivos escultóricos y los colores rojos y amarillos que tiñen sus 57 hectáreas de extensión.

Estas 9 cosas que tienes que hacer en La Habana abarcan varios aspectos a potenciar en la capital cubana: buena gastronomía, cultura, color, playas o un Malecón en el que más que visitar, la atracción es sentarse a esperar que algo ocurra.

¿Te gustaría viajar a Cuba?

 

 

¿Quieres reservar una guía?

Categorías

Turismo

Alberto Piernas

Escritor de viajes y literatura, colaborador en diversos medios y creador del blog El Escritorio Viajero, donde abordo lugares y libros exóticos... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *