Artesanía tradicional japonesa

taza japonesa de té

Dicen que en Japón se unen en perfecto equilibrio lo más moderno con las tradiciones milenarias, y creo que es así porque lo cierto es que se trata de un país enigmático para cualquier occidental, con cierta evocación al silencio, y la delicadeza que nos viene dada por su artesanía manifestada en la fragilidad de su cerámica, sus templos, su caligrafía y grabados, la exquisitez de sus tejidos, y la suavidad de formas de sus múltiples y originales manifestaciones artísticas.

En este artículo te contaré algunas de las expresiones artesanales que a lo largo de la historia se han dado en Japón, donde cualquier creación artística posee una profunda intuición filosófica de la realidad. Muchos de estos oficios tradicionales se han perdido, otros se han industrializado, y sus piezas se comercializan por doquier. 

Cerámica de Bizen

Porcelana japonesa

Una de las cerámicas más importantes, identificativas y antiguas de Japón es la Cerámica Bizen, que vas a distinguir enseguida por su dureza de tipo hierro, de color marrón rojizo, sin esmalte, aunque si hay rastros de ceniza fundida puede parecer esmalte y las marcas que resultan del fuego del horno en leña.

Las artesanías de Bizen, que adquieren numerosas formas se producen muy lentamente, durante período de tiempo largo. El fuego de leña tiene que mantenerse a altas temperaturas de 10 a 14 días que implican largas horas y toneladas de madera, por lo que las cocciones sólo tienen lugar sólo una vez o dos veces al año.

Porcelana japonesa

  • Esa delicadeza y belleza de la porcelana japonesa es originaria del siglo XVI, antes no había nada parecido, y llegó de mano de artesanos coreanos llegados a la antigua región de Hizen en la isla de Kyūshū, y se embarcaba hacia Europa en el puerto de Imari, por lo que se la conoce como porcelana imari. Hasta finales de ese siglo, en Japón solo se fabricó porcelana en esta zona, pero es a finales del siglo XVII que se empezó a producir en Kioto y otras poblaciones.
  • Otro tipo de porcelana es la kakiemon, de decoración policroma, ideada por Sakaida Kakiemon (1595-1666). Algunos de los rasgos de las piezas son sus finísimas paredes, su base muy blanca y la sorprendente calidad de sus esmaltes de colores.
  • Muy característica es la porcelana Kutani, con su fondo dorado y sus cinco colores: amarillo, verde, rojo, azul y violeta, y negro, y reflejar la belleza de la naturaleza, mayoritariamente a través de flores y aves.
  • La cerámica o porcelana nabeshima es sinónimo de perfección por la alta calidad de los materiales empleados y su excepcional técnica.
  • La porcelana Satsuma se caracteriza por ser vidriada, con colores policromados y decorados en oro. Se clasifica en dos grandes categorías, el estilo en azul y blanco, con decoración bajo el vidriado; y el estilo policromado, con una cocción suplementaria con el fin de fijar otros colores, sobre el vidriado.

Las muñecas Hakata

Muñeca Hakata

Las muñecas juegan un papel fundamental en la vida de los japoneses, de hecho se celebra el Hinamatsuri, un festival de las muñecas, que se lleva celebrando desde tiempos imemoriales. Esta es una fiesta tradicional que consiste en vestir a las muñecas con trajes de la Era Heian, antes se arrojaban al río para librar a las niñas de malos espíritus, pero ahora se deja a las muñecas expuestas en un altar.

Hay numerosos tipos de figuras pero quizás para los occidentales las más conocidas son las Hakata ningyō, una muñeca japonesa de arcilla del área de la ciudad de Fukuoka. Hay gran variedad de ellas según su temática: teatro tradicional japonés, belleza femenina, samurai, etc… Estas muñecas eran los recuerdos que más se llevaban los soldados americanos tras la ocupación japonesa, de ahí que se hicieran tan populares, sin embargo su origen se remonta al siglo XIX.

Los telares

Telar japonés

Yonaguni-orimono es el nombre genérico para las telas producidas en la isla de Yonaguni-jima, al suroeste del archipiélago japonés. Y desde 1987 se considera un oficio tradicional reconocido por el gobierno.

Si bien es cierto que a lo largo de los tiempos los estampados y colores de este tipo de tejido han cambiado, se mantienen las flores pequeñas con patrones de color rojo y amarillo, y telas a rayas.

Hay una técnica, shibori, que es el nombre que se da en Japón a la técnica del teñido mediante nudos.

Los kimonos

kimono japonés

El kimono es el vestido tradicional japonés, tanto para hombres como para mujeres, que ha sido la prenda de uso común hasta los primeros años después de la Segunda Guerra Mundial. Los kimonos que han sido elaborados con técnicas tradicionales y finos materiales se consideran auténticas obras de arte.

La confección del kimono fue evolucionando hasta el siglo XVI, cuando comienza a ponerse de moda entre los samuráis y los comerciantes el gusto por la seda. El brocado de alta calidad que producían los artesanos se caracteriza por el abundante uso de oro y plata para diseños de flores y pájaros, y por los esquemas geométricos tradicionales.

¿Quieres reservar una guía?

2 comentarios

  1.   mayra melina dijo

    muy interesante me sirvio para mi tarea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *