Aurora boreal en Noruega, todo un espectáculo de color

Si existe un espectáculo natural capaz de asombrar a cualquiera ese es la aurora boreal, un fenómeno mágico que se extiende por los confines del norte desplegando un sinfín de colores y tonalidades. Si viajas a los países nórdicos, contemplar la aurora boreal en Noruega puede convertirse en tu experiencia viajera definitiva, y en Absolut Viajes te damos las pautas para admirarla en todo su esplendor.

El origen de los colores

Ante todo, cabe recomendar que si viajáis a Noruega o cualquier otro país nórdico explícitamente para ver las auroras boreales, posiblemente os llevéis una decepción, ya que este fenómeno no siempre se sucede bajo las circunstancias esperables.

Las auroras boreales nacen en la magnetosfera, o la capa magnética en torno a la Tierra contra la que, en ocasiones, colisionan partículas y vientos provocados por las tormentas solares, las cuales colman de tal manera la estructura que esta se desborda, dando como resultado una aurora boreal que explota en colores, desde el verde al rosa, pasando por el azul, el amarillo, el naranja o incluso el púrpura, a veces incluso en forma de varios colores que simulan formas que van desde círculos hasta franjas horizontales que suelen planear a 70 kilómetros de altura.

De hecho, las culturas locales del norte siempre han concebido estos espectáculos de una forma peculiar: los sami pensaban que se trataba de un banco de arenques coleteando en el cielo mientras otros apuntaban a la cola de un zorro, entre otros animales cuyos espíritus se concentraban en los confines del cielo ártico para manifestarse en las noches invernales.

Las auroras boreales se manifiestan en el norte de países como Finlandia, Suecia, Noruega, Islandia, Groenlandia, el norte de Canadá, Alaska y finalmente la costa de Siberia. En nuestro caso, escogemos Noruega, uno de los mejores paraísos para deleitarse con un fenómeno que no se sucede con la facilidad que pensamos, ya que su eclosión la determinan factores más impredecibles pero no por ello imposibles de controlar.

En busca de la aurora boreal en Noruega

Aunque las auroras boreales pueden verse desde cualquier punto de Noruega, las zonas situadas al norte del círculo polar ártica son las mejores ya que el clima es menos seco. Las auroras boreales en Noruega comienzan en las islas Lofoten y se apoderan del resto del cinturón ártico, siendo Tromsø, a 350 kilómetros del Círculo Polar Ártico, uno de los mejores lugares para avistar este fenómeno, el cual tiene lugar normalmente entre los meses septiembre y marzo, a veces incluso antes. De ahí que  tratar de avistar las auroras boreales en verano pueda resultar una tarea casi imposible.

La zona comprendida entre Tromsø y las islas Lofoten está considerada como la mejor de Noruega para ver auroras boreales ya que carecen casi por completo de contaminación lumínica, factor importante si buscamos ver desnudo este espectáculo de magia y color. 

Una vez hayáis determinado la época concreta en que vayáis a iniciar vuestra aventura, lo mejor será controlar, por si acaso, los informes del Instituto Geofísico de la Universidad de Alaska, el cual lanza previsiones de todos los lugares del mundo donde se sucede la aurora basándose en un control de 15 días mediante el análisis del índice Kp, el cual analiza la actividad geomagnética de la Tierra. Otro factor importante es averiguar la nubosidad de los cielos, ya que la visión de las auroras boreales puede truncarse si el cielo está cubierto de nubes.

El resto consistirá en encontrar vuestro alojamiento en la zona e incluso contratar los servicios de un guía experto, ya que además de guiaros por la tundra en busca de estas joyas relucientes,  también podrá daros algunos consejos a la hora de descubrir otras atracciones turísticas.

Aunque tengáis todos estos aspectos definidos nada puede asegurar que las auroras boreales lleguen a sucederse en el día concreto de vuestra visita, motivo por el que disfrutar de otros lugares turísticos mientras permanecéis alerta a partir de las 5 de la tarde, hora a partir de la cual pueden sucederse las auroras, será lo más recomendable.

Norway Lapland Fjord Tromso

En Tromsø, por ejemplo, las actividades a realizar son muchas, especialmente cuando hablamos de la que es la ciudad más importante de todo el norte de Noruega: un ambiente multicultural y cosmopolita, una animada vida nocturna, avistamientos de ballenas o sesiones de pesca y kayak en los alrededores de este punto pesquero estratégico. La parada ideal en la que pasar unos días mientras aguardamos la presencia de una aurora boreal en torno a la cual gira toda la cultura de esta ciudad, desde excursiones guiadas hasta un festival propio.

Avistar las auroras boreales en Noruega puede convertirse en la experiencia más alucinante de tu vida, en una que nace de los caprichos de la naturaleza convirtiéndose en una excusa perfecta para perderse por la ya de por sí hipnótica cultura nórdica. Una tierra donde los trineos surcan la nieve en mitad de bosques infinitos,  las costas salpicadas de casitas de colores susurran viejas leyendas y los cielos sucumben a lo desconocido en los momentos más insospechados.

¿Te apuntas a la aventura de avistar la aurora boreal en Noruega?

 

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *