Breve historia de Austria

El territorio austriaco actual tiene una historia de miles de años en cuanto a civilización se refiere. En los tiempos prehistóricos las tierras de Austria estaban pobladas por varias tribus de origen celta, primeros los llamados ilirios y después tribus celtas provenientes del norte. Los ilirios llegaron desde el Epiro hasta las costas del mar Báltico, desde lo que hoy es Suiza hasta Polonia. Si bien anduvieron por muchos lados fue en la Alta Austria donde se desarrollaron más, entre el final de la Edad de Bronce y la primera mitad de la Edad del Hierro. Se dedicaban a la piratería y fueron combatidos y vencidos por los romanos.

Fueron los romanos quienes reivindicaron el reino celta de Noricum convirtiéndolo en una provincia a partir del  año 15 a.C. Hay una teoría que dice que los romanos latinizaron como Noricum un antiguo nombre celta, Norig (no como “oriental”) y que de allí proviene el nombre actual de Austria/Ósterreich. Cuando el imperio romano empieza a decaer las tribus bárbaras, godos, hunos, vándalos y lombardos empiezan a cruzar las fronteras y cuando cae definitivamente la zona se llena de ávaros, eslavos y bávaros.

Con el paso de los siglos los bávaros empezaron a bajar por el Danubio y subir por los Alpes y fue en este proceso que Austria se convirtió en una tierra de habla germana. Los Carolingios los dominaron, formando un ducado del Sacro Imperio Romano germánico y fue en la Edad Media el Imperio Carolingio que ocupó la región. Primero les tocó hacerse con el poder a los Babenberg y después a los Habsburgo que se quedaron con él por largos siglos, hasta el final de la Primera Guerra Mundial.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

¿Quieres reservar una guía?