Cerámica colombiana

Los artesanos colombianos son bastante hábiles para trabajar la arcilla, que es la materia prima de la cerámica y, moldean con sus manos, una a una, estas piezas únicas.

El departamento de Boyacá, por tradición chibcha y como método de supervivencia de los indígenas, se ha caracterizado por trabajar la cerámica desde hace muchos años, especialmente los habitantes de Ráquira.

Ráquira es, hoy en día, un pueblo cuyo cada metro cuadrado está cubierto de cerámica elaborada de forma tradicional por las manos de expertos que de los bojotes de arcilla moldean ollas, jarrones, marranitos y todo tipo de utensilios.

En la producción de cerámica de Ráquira se utilizan los siguientes tipos de arcilla: arcilla negra que contiene porcentajes considerables de carbón, arcilla blanca, arcilla amarilla y arcilla roja con óxido de hierro.

Otro lugar colombiano que se destaca por las creaciones en cerámica es La Chamba, municipio ubicado en el Tolima. Allí, los alfareros se especializan en la elaboración de piezas de color negro y rojo. En La Chamba, los artesanos viven del barro y por el barro.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*