Chancay, pueblo religioso

La referencia inmediata de Semana Santa en el Perú es Ayacucho o Tarma. Sin embargo en diversas ciudades como Chancay se han desarrollado fervorosas fiestas que brindan a los concurrentes espectáculos coloridos y conmovedores. Por ello les ofrecemos esta alternativa «aquisito nomás», cerca a Lima.

Chancay, en la provincia de Huaral del departamento de Lima se encuentra ubicada a la altura del kilómetro 82 de la Panamericana Norte. Llegar a ella es sencillo, basta con cruzar la variante de Pasamayo desde la garita de Ancón, tramo de unos veinte a treinta minutos minutos. Si le añadimos la tortuosa salida de Lima que lleva entre 50 y 90 minutos tendremos un tiempo estimado de viaje de hora y media.

Al igual que las fiestas de Ayacucho y Tarma, Chancay también ha desarrollado el arte de las alfombras de flores, las cuales engalan las pistas y veredas por donde pasarán las procesiones. Las autoridades han previsto para esas fechas concurso y exhibiciones de alfombras que resulta un pecado perdérselo. Obviamente el programa central serán las liturgias y procesiones en los que la devoción de los chancaínos se demuestra y para el turista es una oportunidad para reflexionar y recogerse.

Ahora, pasado el sacrificio del Viernes Santo, en el Sábado de Gloria comienza la diversión para calentar motores y celebrar en gran forma la resurrección del Señor. En efecto, el sábado comienza una verbena por la tarde que termina en gran fiesta por la noche con fuegos artificiales incluidos que hará que los devotos, visitantes y caseros bailen hasta el amancecer esperando el milagro que ha de acontecer.

El Domingo Santo continúa la fiesta aunque es buen momento para conocer los alrededores o darse una vueltita por Huaral.

¿Quieres reservar una guía?

Un comentario, deja el tuyo

  1.   laurin dijo

    me gusta,es muy interesante saber la historia de chanchay

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*