Consejos para un primer día en un nuevo destino

Planificar un viaje conlleva mucho tiempo, cálculos y algo de esfuerzo, siendo el primer día en un nuevo destino la prueba de fuego que nos permitirá adaptarnos y desenvolvernos en un esa India, Tailandia o Bolivia con la que tanto soñamos meses antes. Estos siguientes consejos para un primer día en un nuevo destino se convertirá en la mejor forma de entrar con buen pie en un nuevo país totalmente diferente al nuestro.

Contrata un transfer

Este consejo cabe aplicarse antes de poner pies en tierra, especialmente si lo hacemos de noche y tras muchas horas de vuelo. ¿El motivo? Tienes los oídos taponados, el jet lag te tiene confundido y en ciertos países hay taxistas que saben perfectamente que eres primerizo y pueden sacar provecho de ello (experiencia propia). Contratar un transfer (o enviar un mail al hostel en el que nos hospedaremos a fin de conseguir que alguien nos recoja) es la mejor opción a la hora de llegar a nuestro alojamiento, descansar, tomar impulso y comenzar nuestra aventura con toda nuestra energía.

Guarda la tablet

Muchos viajeros experimentan el amargo trago de sufrir un robo durante un viaje debido a varios motivos, y uno de ellos suele ser el hecho de dar por obvio que eres un turista, y por ende una billetera andante. Si aplicamos un poco el sentido común, pasearnos por un barrio pobre luciendo una tablet, un vestuario demasiado elegante o ese Lotus que reluce con el sol cada cinco metros conlleva que atraigas la atención de ladrones o carteristas sumamente experimentados en el arte del hurto sin que apenas te des cuenta. Opta por mimetizarte con el entorno y tratar de no resultar demasiado llamativo a tu paso por ciertos destinos.

Agua embotellada

Tomar un vaso de agua en ese primer hotel en el que nos alojamos puede parecer un gesto inofensivo hasta que nuestras tripas empiezan a rugir y debes correr al cuarto de baño. Sí, beber agua embotellada es uno de los principales mandamientos de cualquier decálogo viajero, especialmente porque las consecuencias de beber agua del grifo en un nuevo destino, sea el que sea, puede provocar un desajuste del que no no te recuperarás tan fácilmente.

Respeta la cultura

India

Cuando llegamos a un nuevo país estamos deseando sacar nuestra Nikon y comenzar a fotografiarlo todo: desde las pintadas de una fachada hasta las playas de ensueño pasando por, sí, los propios locales de ese nuevo lugar. Piensa por un momento cómo te sentirías tú si sucediera lo mismo a la inversa y en la falta de respeto que ello conlleva, ¿no es agradable verdad? Los locales de muchos países son conscientes del atractivo que supone inmortalizar otras culturas en tu cuenta de Facebook o Instagram y es por ello mismo que pedir permiso y ser discreto son dos factores sumamente importantes a la hora de interactuar con nuevas gentes.

Reparte el dinero

Muchas personas insisten en el hecho de llevar contigo todo el dinero durante un viaje, y aunque también puede ser una buena opción, la mía es que repartáis el dinero y, de hacerlo, que sea de forma poco obvia. Guardar parte del presupuesto contigo y otro tanto en lugares como zapatillas de deports o detrás del frigorífico de vuestra habitación con cuisinette son algunas opciones, si bien mantener un plan B en vuestra cuenta bancaria o mediante un familiar que pueda haceros un envío mediante Western Union son otras opciones inteligentes para curarnos en salud cuando viajemos.

Explora

Durante el primer día en un nuevo destino todo es diferente y mantener la orientación no siempre es fácil. Por ese motivo, la mejor forma de ubicarnos será, simplemente, explorando, dejándonos llevar por los recovecos de ese nuevo lugar analizando los restaurantes y precios, las costumbres, los lugares de importancia como un cajero ATM o una tienda de comestibles. Si puedes, ve haciendo anotaciones y de esta forma la adaptación llegará mucho antes.

Cómprate un teléfono móvil local

Usar el móvil en China

El roaming es uno de los peores enemigos de cualquier viajero, especialmente para los pocos experimentados que comienzan a enviar mensajes por Whatsapp o a hacer llamadas a familiares como si no hubiera un mañana. Si puedes, ten a mano las principales redes wifi de hoteles y restaurantes o, de otra forma, házte con un teléfono móvil local (sí, de esos que aún incluyen el nostálgico Snake). En muchos países como India o Cuba puedes hacerte con uno barato (o si llevas uno libre) y recargarlo con  saldo a fin de controlar mejor cuánto gastamos en mantener contacto con el resto del mundo.

Contrata a un taxista

Tomar un taxi en un nuevo país para cada trayecto puede tornarse una pesadilla cuando los chófers de disputan nuestro dinero y sus intenciones no son siempre obvias en un primer momento. Por ese motivo, contratar a un taxista durante nuestros días en ese nuevo destino se convierte en la mejor forma no solo de viajar más tranquilos, sino también de controlar mejor el presupuesto o conocer nuevos lugares que creíamos desconocidos gracias a una persona local acostumbrada a mostrar a otros viajeros las maravillas de su ciudad.

Estos consejos para un primer día en un nuevo destino te ayudarán a ubicarte y tomar impulso a fin de que el resto de tu aventura vaya sobre ruedas y, especialmente, puedes adaptarte por completo a esa cultura que conviene observar más como viajero que como turista.

¿Cuál es la peor experiencia que sufriste durante tu primer día en un nuevo destino?

 

¿Necesitas ayuda con tu viaje?
Si estás preparando un viaje y quieres reservar un hotel al mejor precio, conseguir un vuelo barato o conseguir un coche de alquiler al mejor precio posible entonces estás de enhorabuena. Nuestra página te ofrece los mejores recursos para:
Reservar hotel Alquilar coche Reservar vuelo

Escribe un comentario