Categorías: Destinos, Eventos, Ocio, Turismo

De los 22 distritos de Praga, el distrito 3 es uno de los más destacables. Si bien, pertenece a la zona céntrica de la ciudad y está muy cerca de los distritos 1 y 2 se va alejando lentamente del casco urbano.

En el distrito 1 de Praga están los monumentos medievales más importantes, en el distrito 2 está la Ciudad Nueva y diferentes monumentos y sitios históricos. Y en el distrito 3 de Praga encontramos Zizkov y Vinohrady (que también tiene parte dentro del segundo distrito). También encontraremos importantes iglesias como la dedicada la del Sagrado Corazón de Jesús en la Plaza Podebrady. Si le gustan los lugares de ocio y esparcimiento en este distrito se celebra el carnaval y durante todo el año se puede visitar el Akropolis Palace que es uno de los centros culturales y de ocio más modernos de la ciudad. Y si se buscan espacios verdes en este distrito encontraremos el Cerro de la Santa Cruz, el Parque Vítko y el Jardín del Edén. En la Plaza Podebrady durante el año se realizan diferentes espectáculos y como el Festival de la Miel que este año 2011 tendrá lugar el día 22 de junio y estará integrado por los granjeros y apicultores del país.

El festival comenzará cerca de las 11 horas y entre otros y el excelente acompañamiento de la música en vivo y otros espectáculos, podremos pasear por los stands de productos entre los que encontraremos varios derivados de la miel con precios realmente especiales para la ocasión. Los especiales de esta feria son el Jirak y el infaltable pan de jengibre; pero no faltarán las velas de cera de abeja y artesanías especiales que tienen que ver con la producción de la miel. Imágenes Vía: praha3.cz

Praga es la capital de la República Checa y si bien la mayoría de nosotros nos concentramos en el centro de la ciudad, está dividida en 22 distritos, cada uno de ellos merece una visita.

El distrito 1 de Praga o Praga 1 como suele llamárselo se ubica en el centro de las orillas del río Moldava y gran parte de su territorio está considerado Patrimonio de la Humanidad ya que forma parte de lo que era la antigua ciudad en la edad media como el Castillo de Praga, la Plaza Vieja, el Puente Carlos, el reloj astronómico, el Barrio Judío o la Isla Kampa, para nombrar los puntos más turísticos de la ciudad. Por ser uno de los distritos más turísticos es donde se concentran la mayor cantidad de hoteles, spa, restaurantes y eventos culturales de la ciudad. Y es el punto de partida de diferentes excursiones y escapadas para conocer Praga.

Durante todo el año en el distrito 1 de Praga encontraremos actividades para disfrutar, espectáculos teatrales y conciertos musicales destinados a turistas y locales de todas las edades. Recorrer este distrito es participar de la historia y la actualidad tanto de Praga como de la República Checa, podremos tomarnos un fin de semana o quedarnos durante varios días disfrutando de los paisajes. Mapa y Foto Vía: praha1.czgettyimages.com  

Categorías: Destinos, Naturaleza, Turismo

Si bien en Praga tenemos cientos de lugres para conocer y divertirnos, también es interesante alejarse un poco de la capital checa para conocer otras ciudades igual de interesantes.

Especialmente si vamos en familia, los mejores lugares que podemos recorrer son los zoológicos, que a los más pequeños fascinan con sus animales de los más exóticos a los más comunes y a los más grandes por las actividades y experiencias de conocimiento que ofrecen. En Praga y en Pilsen tenemos dos importantes parques zoológicos, pero un poco más lejos en la ciudad de Liberec también hay un zoo maravilloso que no podemos perdernos. Son 13 hectáreas de parques naturales enclavados en un valle cerca del centro de la ciudad, asombrarán los bosques, las zonas rocosas de las pendientes y los arroyos. Además es una salida ideal para todo el día porque dentro del parque hay excelentes instalaciones sanitarias y gastronómicas. El Zoo de Liberec se especializa en especies de animales poco comunes y en peligro de extinción, se ha dedicado a la preservación y estudio creando un banco genético de animales como los asnos salvajes de Somalía o los macacos leoninos de Daguestán, entre otras especies. También participa en los programas de cría de rinocerontes y es miembro de las principales organizaciones internacionales de cuidado de especies. En la actualidad cuenta con más de 520 mamíferos de 63 especies diferentes, más de 240 aves de 66 especies, más de 15 reptiles de 9 especies y más de 20 peces de 5 especies diferentes. Entre los animales más importantes que se albergan en este zoo ecnotraremos: águilas, macacos, chimpancés, orangutanes, leopardos nevados, asnos salvajes, rinocerontes blancos, almizcleros, baringos y tigres blancos de India, por nombrar algunos de los más lindos e interesantes. Para completar la visita lo mejor es pasear por el hábitat de cría de aves de rapiña y el pabellón de los pingüinos, el de las jirafas. Foto Vía: czecot.cz

Categorías: Eventos, Museos, Noticias, Turismo

Una de las postales infaltables de Praga es el hermoso Reloj Astronómico, es el punto de partida y de llegada de muchas historias de la ciudad y este 2011 cumple 600 años.

El Reloj Astronómico se ubica en la torre del Ayuntamiento de la Ciudad Vieja y todos los días, cada hora entre las 9 y las 21 se lo puede escuchar y ver funcionando como hace ahora 600 años. Para celebrar semejante acontecimiento, en uno de los salones del Viejo Ayuntamiento se podrá disfrutar de una exposición de relojes pulsera exclusivos que llega por primera vez a la ciudad con el nombre de “El arte del oficio de relojero”. La muestra permanecerá hasta el 29 de marzo de 2011 y dedicada a la historia del Reloj Astronómico, a los fabricantes de relojes pulsera de la República Checa y los dibujos de diseños exclusivos de los que dictan la moda en relojes como Beáta Rajská o Martin Brož y a los modelos de relojes más famosos del mundo. Entre los relojes más exclusivos están los traídos de Alemania, Estados Unidos y Suiza, algunos de los relojes Fortis de 1926, los primeros en su estilo, y los relojes Armin Strom cuyo mecanismo está completamente fabricado a mano… Aunque la mayor parte de la muestra está dedicada a la historia de la relojería Checa, se pueden encontrar curiosidades como los relojes que llevaron los primeros astronautas que llegaron a la Luna y rarezas como el mecanismo más pequeño del mundo o el reloj reversible especialmente creado para los jugadores de polo, entre otras extravagancias que son las perlas de la exposición. Son más de 200 ejemplares los que componen la exhibición y como broche de oro, el último día de la muestra se realizará una subasta con fines caritativos de 12 relojes creados por la firma Prim que tienen cada uno el nombre de los apóstoles representados en el Reloj Astronómico. Foto Vía: Radiopraga

Categorías: Cultura, Noticias

Monika Zgustová se presentó al premio Ángel Crespo sin imaginar que pudiera ganar, pero cuál fue su sorpresa cuando le informaron que ella había sido la galardonada del concurso por su traducción del checo al castellano de ‘Las aventuras del buen soldado Švejk’. Ella misma se asombró al saber que había sido la premiada, ya que según la propia escritora y traductora “había muchísimos libros con traducciones buenísimas, extremadamente válidas, libros largos, difíciles, de lenguas clásicas y poesía”.

Pero el jurado decidió que Monika sería la ganadora del XIII Premio de Traducción Ángel Crespo por la traducción de uno de los más clásicos de la literatura checa. ‘Las aventuras del buen soldado Švejk’ es una obra satírica inacabada, escrita por el ya fallecido Jaroslav Hašek y Monika explica en una entrevista a Radio Praga porqué eligió presentar esta obra. “Porque era una traducción que yo acababa de hacer, pienso que estaba bien. Ha interesado mucho a la gente, se han vendido muchos ejemplares y es un clásico checo, un clásico de la literatura universal. Y pensé que podría competir bien con los demás libros que se presentaron allí”. Compitió y ganó, pero no sin antes haber tenido que hacer grandes esfuerzos durante años. A pesar de ser checa y dominar el castellano casi a la perfección, Monika tuvo que trabajar mucho en esta obra para obtener unos resultados satisfactorios, como ella misma explica. “El libro salió hace un año y yo acabé la traducción hace como un año y medio. Pero estuve trabajando muchísimos años en ella, porque es una traducción que no se puede hacer en poco tiempo. Francamente tienes que estar trabajando y mirando y pensando en ella y volviendo a trabajar. Yo muchas veces utilizaba a mis amigos como oyentes y les leía un trozo de la novela y si se reían era buena señal, si no se reían la volvía a trabajar más”. Se trata de la primera traducción directa del checo al castellano de esta novela y la escritora ha podido sentir en sus propias carnes todas las dificultades que comporta una labor como la suya. En especial, en esta obra se ha encontrado con muchos inconvenientes, tratándose de una novela con un registro básico de las instituciones en tiempos del Imperio Austrohúngaro. Además, otra de las complicaciones con la que ha tenido que lidiar ha sido la mezcla de idiomas, ya que los personajes hablan tanto en checo como en alemán, prosigue Zgustová. “Es muy difícil la traducción de esta obra, sobre todo por la situación histórica que hoy ya no existe. Hašek retrató el Imperio Austrohúngaro del comienzo de la Primera Guerra Mundial. Un ambiente de muchas lenguas, la Praga donde se hablaba tanto el checo como el alemán, donde coexistían varias culturas. Y además, los hechos que hoy no existen del Imperio Austrohúngaro: la monedas, los cargos militares… la verdad que me dio bastante batalla”. Ésta no es su primera obra como traductora, de hecho, goza de un gran recorrido en el ámbito de la escritura y la traducción. Un recorrido que ha conseguido gracias a sus andanzas a lo largo de los años y a través de los cuales ha absorbido todo tipo de conocimientos. Monika Zgustová nació en Praga pero emigró a Estados Unidos con sus padres donde se doctoró en Literatura Comparada en la Universidad de Illinois. Después de viajar de un lugar a otro, en los años 80 acabó afianzándose en Barcelona, concretamente en Sitges, una pequeña ciudad que le gustó desde el principio y donde formó su hogar. Además del castellano, Zgustová aprendió también el otro idioma oficial de Cataluña, el catalán, convirtiéndose así en una de las figuras clave de la introducción de la literatura checa en España. Más de 50 obras son las que tiene traducidas al castellano y al catalán de autores como Bohumil Hrabal, Jaroslav Hašek, Karel Čapek o Václav Havel entre otros. Y hoy por hoy, Monika está muy orgullosa de la posición que tiene la literatura checa a nivel mundial, ya que asegura que se está haciendo una importante labor para darla a conocer. “Yo misma he hecho muchas traducciones del checo al castellano y al catalán. He traducido casi 50 libros. Además de mí, hay otros traductores como Fernando Valenzuela y ahora ha surgido gente joven. Yo creo que la situación está muy bien, la literatura checa es conocida, la gente la sigue. La gente la conoce, al menos aquí en Barcelona yo diría que la gente conoce la literatura checa casi como la italiana”. Pero Zgustová no sólo ha hecho traducciones, sino que también ha creado obras propias. Su manera de trabajar consiste en escribir novelas en checo y después, ella misma, las traduce. Así es como ha publicado ya seis obras que han tenido un verdadero éxito. Su último trabajo, ‘Cuentos de la luna ausente’ (2010), ambientado en Praga, fue galardonado con el Premio Mercè Rodoreda de cuentos y narraciones en lengua catalana. Otra de sus destacadas obras es ‘La mujer silenciosa’ (2005), una novela inspirada en la vida de su abuela durante la época del nazismo y del posterior sometimiento del comunismo. También es autora de las novelas ‘Jardín de invierno’ (2009), ‘Menta fresca con limón’ (2002) y ‘La mujer de las cien sonrisas’ (2001). No es de extrañar, pues, que la escritora haya ganado numerosos premios tanto nacionales como extranjeros por sus trabajos. Pero no es oro todo lo que reluce, ya que traducir una obra propia a otro idioma que también se domina no es tarea fácil aunque así lo parezca a simple vista. Monika comenta los pros y los contras de este cometido. “La autotraducción es algo difícil porque cuando tú haces una traducción tú empiezas de cero, sólo haces la traducción de aquella obra, pero no la has redactado, la ha redactado otra persona. En cambio, cuando te traduces a ti misma, ya has trabajado mucho en la novela y tienes que meterte otra vez a traducirla. Esta es la parte mala. La parte buena es que tú misma puedes controlar los giros, el vocabulario, el registro, el sentido del humor. Y además, que los libros salen en tres idiomas la vez”. Checo, castellano y catalán, una fusión de idiomas que está aportando un gran éxito en la vida profesional de Monika Zgustová. Habrá que esperar a su próximo trabajo para saber con qué sorprenderá nuevamente.