La guía completa para viajar a Disneyland Paris

Es uno de los destinos que cualquier pequeño desea y al que la mayoría de los padres vamos casi “obligados” para que nuestros hijos disfruten, aunque al final todos reconocemos que hemos disfrutado por partes iguales. Disneyland Paris es el sueño de muchos pero la enorme variedad de opciones disponibles, su elevado precio y el deseo de que sea un viaje perfecto a veces hace que nos encontremos algo perdidos.

Tras haber podido disfrutar de unos días con los niños en Disneyland Paris me atrevo a daros las sugerencias que creo que os permitirán disfrutar al máximo de un destino absolutamente extraordinario, muchas de las cuales ya conocía antes de viajar después de una intensiva búsqueda por internet, y otras que he adquirido durante el viaje por mi propia experiencia.

Un destino para todas las edades

Es una de las grandes dudas que te planteas cuando quieres decidir si Disneyland es el destino al que quieres ir. ¿Serán los niños demasiado mayores? ¿Serán demasiado pequeños? En mi opinión no hay edad máxima a la que ya no haga ilusión ir a Disneyland, ya que dependiendo de la edad disfrutas de forma diferente y la oferta que hay es amplísima sea cual sea la tuya. Los mayores podremos disfrutar de las atracciones más intensas, de los personajes de Star Wars y el espectáculo de Buffalo Bill mientras que los más pequeños verán sus sueños hechos realidad al ver a sus personajes favoritos abrazándoles y bromeando con ellos.

Quizás en el rango inferior sí que pondría un límite, que son precisamente los 3 años de mi pequeña. A pesar de que hay muchas atracciones a las que no se ha podido subir, ha disfrutado de lo lindo de otras muchas que están precisamente pensadas para los más pequeños, y ha disfrutado muchísimo. Hay atracciones con límite de estatura (1,02 y 1,20 metros eran las medidas más comunes), pero la mayoría no tenían límite si iban acompañados de adultos. Y los mayores también han disfrutado de las atracciones para los pequeños, porque no nos olvidemos que son niños.

Disneyland Paris

Paseando por Main Street

Elegir el hotel adecuado

Ya hemos decidido que queremos ir a Disneyland Paris pero ahora debemos elegir en qué hotel nos quedamos. Siempre existe la opción de alquilar un apartamento en Paris, o cerca del parque, y usar el transporte público o el coche para llegar al recinto, pero sin duda lo más cómodo es alojarse en alguno de los hoteles, y aquí hay mucha variedad para elegir: el Hotel Disneyland que está en el propio parque o alguno de los otros Hoteles Disney que están cerca de él, o bien optar por alguno de los hoteles asociados que están ya más alejados pero que tienen transportes para llevarte al parque cómodamente.

El Hotel Disneyland es el que se conoce como “Hotel de las Princesas”, y está centro del recinto el parque, justo a la entrada de Disneyland Park. Es sin duda el más cercano, el que mejores servicios ofrece y obviamente el más caro. En mi opinión no es necesario llegar a tanto para disfrutar al máximo del viaje, y hay excelentes hoteles que están tan cerca como un paseo de 10 minutos andando a un precio mucho menor.

Newport Bay Club Disneyland

Hotel Newport Bay Club

En mi caso la elección fue el Hotel Newport, como digo a 10 minutos de paseo tranquilo al parque de atracciones disfrutando de un paisaje excepcional al lado de un bonito lago. Si tuviera que volver a Disney tendría claro que repetiría el mismo hotel. Dispone de piscina climatizada y de exterior, habitaciones muy amplias, dos comedores que permiten que todos los clientes desayunemos sin tener que esperar largas colas, un buffet libre bastante completo y camas muy cómodas. Como íbamos 5 nos dieron dos habitaciones comunicadas sin ningún problema, aunque también cuentan con habitaciones familiares pero que en nuestro caso eran más caras que dos dobles.

El hecho de alojarte en un Hotel Disney te otorga una serie de privilegios como el poder acceder al parque dos horas antes que el resto de personas, así que a partir de las 8 podíamos estar ya dentro de las instalaciones del parque mientras que para otros abre a las 10 de la mañana. Esas dos horas sirven para aprovechar que hay poca gente en el parque y poder disfrutar de algunas atracciones sin muchas colas, aunque no todas abren a las 8, y algunas debes seguir esperando hasta las 10.

Aunque insisto en que la mayoría de los Hoteles Disney están lo suficientemente cerca como para ir andando, hay muchas lanzaderas que llegan con mucha frecuencia a la puerta de tu hotel para llevarte hasta el parque, así que si el cansancio te puede o vas con niños muy pequeños, no te preocupes porque llegar al parque y volver no es ningún problema.

Planificando las comidas

Al contratar un hotel puedes además incluir las comidas, si así lo deseas. Dispones de diferentes planes, desde media pensión hasta pensión completa Premium, con diferentes precios y diferentes menús, restaurantes y opciones, y todas ellas permiten media pensión (desayuno y cena) o pensión completa.

  • Hotel: sólo te permite desayuno, almuerzo y cena en tu hotel. Es la opción más económica pero a cambio no incluye bebida, y siempre es de tipo Buffet.
  • Standard: sigue siendo tipo Buffet, pero ya te permite elegir algún restaurante (unos 5) dentro del propio parque de atracciones y en Disney Village, justo a la entrada. Además incluye también una bebida no alcohólica (sólo una)
  • Plus: el catálogo de restaurantes disponibles es mucho más amplio, con más de quince dentro del parque y en Village, además de tu hotel. Sigue incluyendo la bebida, la comida Buffet y ya tienes acceso también a menús fijos, pero sin poder salirte de ellos.
  • Premium: Podrás elegir entre los más de 20 restaurantes del parque, con opción buffet, menú y a la carta, pero sigues teniendo sólo una bebida no alcohólica por persona. Además tienes incluido el espectáculo de Buffalo Bill (que incluye cena) y acceso a los restaurantes Inventions (en el Hotel Disneyland) y Auberge du Cendrillon (dentro del parque) donde los personajes Disney irán a ver a los niños, se harán fotos con ellos y alucinarán.

Las comidas varían dependiendo del restaurante que elijas, pero por norma general son de calidad, aunque yo no soy especial amante de la comida francesa. Los platos son abundantes, bien presentados y bien cocinados si eliges restaurantes “buenos” y si quieres restaurantes temáticos pues no tanto, pero aún así se puede decir que se come bien. Eso sí, si eliges un paquete de comidas asegúrate de reservar tus restaurantes con dos meses de antelación para que no te encuentres con que está lleno y no admiten más comensales una vez en el parque.

¿Es obligatorio contratar un paquete de comidas? Por supuesto que no, pero si vas a estar varios días es más que recomendable porque los precios de los menús son elevados incluso en los restaurantes más asequibles, ya no vamos a decir lo que te puede constar comer en los más caros. Comer una familia de cinco personas (tres niños) en un restaurante de los más normales puede estar muy cerca de los 200€. Eso sí, fuera de parque, en Disney Village, tienes restaurantes más asequibles de comida rápida, incluso un McDonald’s que siempre pueden permitir salir del paso.

Bistrot Chez Rémy

Restaurante Bistrot Chez Rémy

Si tuviera que recomendar qué restaurantes elegir sin lugar a dudas diría que el Bistrot Chez Rémy (Ratatouille) que tanto por decoración como por comida fue el que más nos gustó a todos. Comer en Auberge du Cendrillon con las princesas Disney viniendo a tu mesa a estar con tus niños también tiene su encanto, o disfrutar de una barbacoa tejana en el espectáculo de Buffalo Bill estuvo también muy bien.

Cuidado con las bebidas

Hay que tener mucho cuidado con las bebidas, porque son muy caras y dependiendo de la época en la que vayas el cargo de tu tarjeta de crédito puede ser alto. En algunos (pocos) restaurantes te ofrecen jarras de agua gratis, así que sin ningún tipo de vergüenza pregunta por ello, porque con el calor que hace en verano llegas tan seco que el refresco que te ponen dura apenas unos segundos. La botella de agua suele costar unos 3,50€ la pequeña y 5€ la de medio litro, la cerveza 5,50€ la de 200ml y 8,50€ la de 500ml. Con esto te puedes hacer una idea de lo que estoy hablando.

Es muy importante que los niños vayan con sus mochilas con una botella de agua que puedes rellenar en las fuentes que encontrarás por el parque, y de camino algo para merendar porque la paliza que se dan día a día caminando hace que devoren, y desde el almuerzo a la cena seguro que necesitan un tentempié.

Planet Hollywood Disney Village

Planet Hollywood en Disney Village

Conociendo Disneyland Paris: Village, Park y Studios

Disneyland Paris tiene tres zonas perfectamente diferenciadas: El Parque Disneyland (Disneyland Park), Los Estudios Walt Disney (Walt Disney Studios) y Disney Village. Las tres zonas están una a continuación de la otra, y su contenido es diferente.

  • Disney Village: el acceso es libre, no hace falta ninguna tipo de entrada para acceder a ella, y encontraremos tiendas Disney y restaurantes. Está situada a la entrada del parque y es como el distribuidor que nos lleva a los Estudios y al Parque.
  • Disneyland Park: es la zona más extensa y con mayor número de atracciones, podemos decir que es el parque en sí. A su vez hay varias zonas dentro de ella que pasaremos a analizar más adelante, pero podemos resumir que ahí encontraremos a los personajes Disney de toda la vida y algunas atracciones de Star Wars. El acceso es con entrada y su horario es de 10:00 a 23:00 aunque los clientes de hoteles Disney pueden entrar desde las 8:00.
  • Walt Disney Studios: es más pequeña que el Parque y está dedicada a las películas de Pixar, como Toy Story, Ratatouille, Monstruos SA y a alguna otra producción como Star Wars o Spiderman. El acceso es con entrada y su horario es de 10:00 a 18:00 salvo los fines de semana hasta las 20:00. Este parque no abre a las 8:00 para los clientes de hoteles Disney.

Disneyland Park

Como decía antes es la parte más importante del parque Disneyland Paris, y es la más extensa de todas. Se divide también en varias zonas:

  • MainStreet USA: la calle principal por la que entramos al parque y que nos lleva hasta el castillo de La Bella Durmiente. En ella encontraremos tiendas y restaurantes. Para aquellos que vayan con niños pequeños, al principio de la calle podremos alquilar carritos (2o€ al día). Hay fuentes en diferentes puntos de la misma y entrar en las tiendas es casi obligado para disfrutar del ambiente Disney por todos lados. En esta calle es donde tiene lugar todas las tardes, a las 17:30, el desfile de princesas y príncipes que es realmente espectacular.
star wars disneyland

Star Wars en Disneyland

  • Discoveryland: Al final de MainStreet a la derecha nos encontremos con una de las primeras zonas de atracciones del parque. Aquí podremos hacernos una foto con Darth Vader, montarnos en una naves espacial con gafas 3D en el Star Tours o incluso para los más atrevidos subirnos a la montaña rusa de Star Wars. Para toda la familia recomiendo el Laser Blast de Toy Story, donde con pistolas láser disfrutan insulso los más pequeños. Autopia fue otra de las atracciones favoritas de mis pequeños, conduciendo un coche del futuro de los 50.
  • Frontierland: justo al otro lado de la calle, a la izquierda, tenemos la zona del oeste de Disneyland. La Mansión Fantasma fue una de las que más visitamos incluso con los pequeños (da poco susto), al igual que Big Thunder Mountain, una montaña rusa más suave que la de Star Wars y que repetimos varias veces. También podrás darte un paseo en un barco de vapor en Thunder Mesa Riverboat.
  • Fantasyland: pasado el castillo de La Bella Durmiente a la derecha tenemos la zona de los clásicos, donde los más pequeños disfrutarán de lo lindo. La casa de Mickey Mouse para hacerte la foto con el personaje más famoso de todo Disney, la casa de Pinocho, el laberinto de Alicia en el País de las Maravillas, el Carrusel de Lancelot o la atracción de Peter Pan sólo algunos ejemplos de todo lo que nos podemos encontrar en esta zona, la más densa del parque en cuanto a atracciones, y casi todas aptas para todas las edades.
  • Adventureland: justo al otro lado, a la izquierda del castillo, tenemos una zona ahora mismo algo descafeinada porque la atracción de Piratas del Caribe está cerrada pero que cuenta con otros atractivos como la montaña rusa de Indiana Jones (sólo para los más mayores), la cabaña en el árbol de Robinson o la Isla de las Aventuras.
Barco pirata Disney

Barco Pirata en Adventureland

Walt Disney Studios

La otra mitad del parque Disney son los estudios, donde podremos disfrutar de las grandes producciones como Toy Story o Ratatouille. Están ambientados como si se tratara de unos grandes estudios de grabación y encontraremos atracciones de todo tipo y para todas las edades, aunque quizás sea una zona que disfrutan más los niños mayores y los adultos.

Hay espectáculos de Star Wars por la mañana y por las tardes donde ver a la Capitana Phasma junto a su tropa, o a Chewbacca junto a Darth Vader, R2D2 y C3PO es algo que cualquier amante de la saga no puede dejar pasar. También tienes otros espectáculos de Cars y otras atracciones, pero yo destaco a una sobre todas y que sin duda debes probar: Ratatouille. Subirte a un cochecito y meterte en el mundo de la conocida película del ratón con unas gafas 3D a la vez que pasas por debajo de las mesas del restaurante, te golpean con una escoba o estás a punto de cazado por un cocinero es una experiencia inigualable.

Hay otras atracciones muy buenas, como la Torre del Terror (Twilight Zone) en la que te subes a un ascensor de un hotel abandonado que termina cayendo al vacío, o la montaña rusa de Nemo o los paracaídas de Toy Story. Yo dediqué un sólo día al Walt Disney Studio y creo que fue más que suficiente.

Evita las colas: Fast Pass y otros trucos

Si hablas de Disney tienes que hablar de colas, es inevitable. Pero no temas, porque aunque te hayan contado que hay colas que llegan a los 120 minutos (y es cierto), hay formas de poder disfrutar de todo y sin tener que llegar a ese extremo. Un poco de sentido común, saber las horas a las que hay menos colas y el uso del Fast Pass te ayudarán a ello.

Ratatouille Disneyland

Ratatouille en Walt Disney Studios

El Fast Pass es un acceso rápido que puedes conseguir en algunas atracciones, generalmente las que más colas tienen siempre. Justo al lado de la entrada a la atracción verás que hay unos terminales con los que haciendo uso de tu entrada al parque podrás conseguir tantos Fast Pass como entradas tengas. Esos tickets indican un periodo de tiempo en el que podrás acceder a la atracción directamente, sin guardar cola (o casi). Sólo puedes sacar Fast Pass cada dos horas, así que gestiónalos bien y usalos para las que más colas tengan.

Otros trucos son ir a las atracciones a las horas en las que menos gente hay en ellas, que son durante las comidas, durante el desfile de por las tardes y a partir de las 9 de la noche. A esas horas los tiempos de espera suelen reducirse mucho y son los momentos ideales para poder disfrutar de tus atracciones favoritas. Lo normal es tener que esperar una media hora, yo me propuse eso y lo conseguí en todos los casos. Además está la posibilidad de entrar a las 8 si te alojas en un Hotel Disney, aunque no es la panacea porque no todas las atracciones están abiertas antes de las 10.

Fotos con los personajes Disney

Es el objetivo de todos los niños cuando van al parque: hacerse las fotos con sus personajes favoritos y conseguir sus firmas. Puedes comprar los libros en el mismo parque o simplemente llevar libretas y bolígrafos de casa, eso da lo mismo, pero hay que encontrar a los personajes. Por todo el parque hay puntos establecidos donde puedes conseguir la foto y la firma, previa cola obviamente. La espera es muy divertida, porque los personajes juegan con los niños y es un rato bastante entretenido.

Además de estos puntos hay otros lugares donde conseguir firmas, como los restaurantes Inventions, Plaza Gardens y Auberge du Cendrillon. Mientras desayunan o comen los personajes irán llegando a las mesas y podrás hacerte las fotos con ellos. Su paciencia siempre es máxima y los niños disfrutan de lo lindo con ellos, convirtiéndolo en una experiencia inolvidable para ellos.

Ya que hablamos de fotos es importante que conozcáis el servicio PhotoPass+ que ofrece el parque. En muchas zonas, ya sea con los personajes o incluso en algunas atracciones, te harán fotos que podrás recoger a la salida. Si contratas este servicio (60€) podrás subir todas las fotos a tu cuenta y descargarlas cuantas veces quieras ya en casa a máxima resolución. Merece mucho la pena, sobre todo si lo compartes con otra persona, ya que no hay límite de fotos que puedes subir.

Castillo Disneyland

Castillo de la Bella Durmiente iluminado

Espectáculo de cierre del parque

No hay mejor forma de terminar este artículo que con el precioso espectáculo de luces, sonidos y fuegos artificiales con el que cierran cada noche el parque a las 23:00. No te lo puedes perder, al menos una noche, por cansado que estés, porque pocas cosas más espectaculares vas a poder disfrutar jamás. Elige un buen sitio para verlo en MainStreet (yo siempre me ponía al final de la calle sin árboles que me taparan el castillo de la Bella Durmiente) y disfruta de unos veinte minutos sensacionales que a los niños dejarán boquiabiertos.

El espectáculo proyecta en el castillo de la Bella Durmiente imágenes de Mickey, de las películas de Disney con música y fuegos artificiales que acompañan para conseguir un resultado espectacular que te has olvidar el dolor de pies y el sueño acumulado después de un intenso día en el parque.

¿Quieres reservar una guía?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *